Miércoles 12 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Con los pies en el cielo

Clara Villarreal | 30/01/2024 | 20:07

El 8 de enero de 1994 un accidente marcoì un punto de quiebre en la vida de la familia Ruiz Cantuì. A pesar de este batalla inimaginable, todos y cada uno de sus miembros se levantaron, desafiando a la vida y a la muerte con una fuerza que inspiroì a toda nuestra comunidad por su ejemplo de amor, lealtad y tenacidad.

Hoy, queridos amigos y familia, nos reunimos con el corazoìn pesado y las laìgrimas en los ojos para despedir a un ser extraordinario, Juan Aìngel Ruiz Cantuì, un hombre que rompioì reìcords mundiales.

La noticia de su partida nos llena de tristeza, pero tambieìn nos impulsa a recordar y celebrar los 30 anÞos de valentiìa, y perseverancia que Juan Aìngel compartioì con todos nosotros. Su cuadriplejia no lo detuvo para generar amor y esperanza a su alrededor y compartir su sentido del humor el cual era constante y contagioso. No importaba la situacioìn, el siempre teniìa un comentario que rompiìa la tristeza, siempre supo darle un giro con humor a cualquier acontecimiento.

De Juan Aìngel se ha dicho absolutamente todo, porque no faltaron las entrevistas ni documentales que contaron a lujo de detalle su historia, su proceso y su legado durante sus 30 anÞos de cuadriplejia. Sin embargo hoy quiero hablar de los que hicieron que estos 30 anÞos de Juan Aìngel fuera una vida llena de posibilidades.

A su padre Ramoìn, a su madre Juany, sus hermanos Ramoìn, Gabriela y David quienes fueron el motor, a ellos les debemos que todas las ideas, proyectos y deseos de Juan Aìngel fueran realidad. A ustedes cinco, gracias por donar su tiempo y espacio para que Juan Aìngel fuera de todos nosotros y lograr hacer consciencia en nuestra comunidad sobre el abuso del alcohol. Sin ustedes nada de esto habriìa sido posible.

Ustedes fueron retados como padres, como hermanos y como familia, y juntos de la mano de Juan Aìngel retaron a la vida y a la muerte. ¡Felicidades! son un ejemplo de seres humanos y de familia. Se que el camino no ha sido faìcil, pero la unioìn y el amor vencioì todos los obstaìculos. Ahora todos desafiaremos el reto de vivir sin el.

Su legado de amor como familia trascenderaì porque sabemos que hay un libro auìn por editar y publicar. Esta historia auìn continuìa. Gracias familia Ruiz Cantuì por hacer todo esto posible.

Cabezoìn: no hay palabras que hoy quisiera escribir que no te haya dicho en vida, solo te digo: - vuela alto, porque esto apenas comienza. ¿queì se siente tener los pies en el cielo?

Atte: tu calzonuda, ¡te amo!

Twitter: @claravillarreal

contacto@claravillarreal.com