Viernes 23 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Crea imborrables recuerdos en la Antártida

Reforma | 09/10/2023 | 14:30

Si ves un globo terráqueo -sí, esa esfera que suele reposar en escritorios de casas y oficinas mostrando países, continentes y mares con los que soñamos visitar algún día- la Antártida está justo en el sótano y es considerada una de las joyas más sublimes del mundo gracias a su majestuoso terreno helado que brilla bajo la luz del Sol, a los icebergs e islas flotantes del Océano Austral y a las múltiples atracciones naturales que resguarda.
 
 Además de ser el hogar de una variedad visual de montañas, picos cubiertos de nieve, glaciares, fiordos, ensenadas, playas de guijarros y costas escarpadas, el continente más austral del mundo brinda al viajero la oportunidad de maravillarse con varias especies de pingüinos, volcanes activos, orcas e inclusive ballenas azules. En resumen, se trata de un terreno de ensueño en donde pocos humanos han puesto pie.
 
 Alejarse del turismo de masas, admirar la belleza natural del paisaje y practicar turismo expedicionario son tan sólo algunos de los motivos que animan a realizar este viaje.
 
 Sin embargo, hay otras tantas razones como: cruzar el Pasaje de Drake. Este último es el tramo de mar que separa a América del Sur de la Antártida y, debido a lo hostil de sus aguas, se ha convertido en un rito de iniciación para los aventureros que buscan llegar al también llamado Continente Blanco. Cabe señalar que actualmente se puede realizar esta travesía por aire o por mar.
 
 Por otro lado, las Islas Shetland del Sur son una de las primeras paradas en el camino hacia la Antártida y también el sueño de todo amante de la fotografía que busca capturar con sus cámaras aves, focas y, con una buena dosis de suerte, hasta ballenas.
 
 Para quienes gusten de los avistamientos es obligatorio pasar por Snow Hill Island. Ubicado en el corazón del congelado Mar de Weddell, en este níveo paraíso reside una comunidad de pingüinos emperador. Estas majestuosas aves, conocidas como gigantes entre los pingüinos, llaman la atención por la elegancia con que se deslizan por la superficie.
 
 Las Islas Georgias del Sur, tan salvajes como remotas, son otro de los imperdibles a admirar en esta zona del planeta, al albergar a colonias enteras de pingüinos rey que regalan uno de esos espectáculos naturales que, sin duda, cualquier ser humano desearía ver al menos una vez en la vida.
Para saber
 La Antártida es uno de esos rincones del planeta que debes anotar en tu bucket list.
 
 Aquí algunos datos:
 
 - Diciembre y enero son los meses de mayor demanda: hay 20 horas de luz solar, temperaturas más "cálidas" y crías de pingüinos rompiendo el cascarón.
 
 - Febrero, marzo y noviembre (temporada media). Los dos primeros meses son ideales para el avistamiento de ballenas y, el tercero, para observar la quiebra del hielo.
 
 - De abril a octubre (temporada invernal y de menos demanda) reinan la oscuridad y el frío, pero se puede ver la aurora austral o luces del sur.
 
 - La mejor forma de visitar el Continente Blanco es a bordo de los cruceros de expedición de navieras como Quark Expeditions que cuentan con equipo especializado y brindan un refinando servicio.
 
 - Este año, Quark Expeditions anunció su itinerario Emperor Penguin Quest: Expedition to Snow Hill, con una duración de 14 días y dos salidas en noviembre, permitirá llegar a la colonia de pingüinos emperador.
 
 - El itinerario de expedición a Snow Hill iniciará en Buenos Aires, donde despega un vuelo chárter a la ciudad de Ushuaia para de ahí zarpar a bordo del espectacular barco Ultramarine, que está equipado con dos helicópteros bimotores H145.
 
 - Al viajar con los expertos de esta naviera, los huéspedes pueden navegar en zodiacs, realizar kayak y escuchar las cátedras de los especialistas.
 
 - Más inspiración en (www.quarkexpeditions.com).