Viernes 23 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Dos mujeres… no demócratas

Oscar Esquivel | 08/09/2023 | 02:42

La democracia es un invento del hombre, básicamente desde la concepción y la formación de un Estado se busca la igualdad entre los hombres y el derecho a la palabra, los griegos en su periodo clásico mantuvieron un sistema tal, que regía la soberanía del pueblo, sobre los poderes del Estado. La monarquía que gobernaban de los terratenientes había quedado atrás, para posteriormente formar un gobierno oligárquico que ocasiono un descontento popular por los privilegios que obtenían unos cuantos, donde habremos escuchado eso, posteriormente llegó la tiranía ejercer el poder bajo el yugo de la fuerza, irónicamente con el apoyo del pueblo gano popularidad, ya para mediados del siglo V ac se hicieron reformas para alcanzar la democracia participativa ciudadana, hasta que, de forma abrupta, todas las instituciones se desaparecerían por la conquista de los macedonios en el siglo III ac, comandado por Alejandro Magno.

Dos mujeres se prestan a conquistar el poder en México, las dos provienen del esfuerzo personal, que las tienen hoy en los reflectores no solo nacionales sino internacionales, seguramente tendremos en el año que viene, a una mujer presidente de la república, el empoderamiento femenino crece, fortaleciendo la igualdad entre hombre y mujeres.
           

Creo, sin embargo, que, pese a sus logros, falto en ellas la voluntad de ser mujeres demócratas, se dejaron arrastrar por una ola de voluntades disfrazadas de democracia. Xóchitl llegó bajo un proceso que quedo a la mitad, los tres partidos dejaron ver su verdadera intención, para ellos una encuesta de 2 o 3 mil entrevistados, decidieron la voluntad de 2.3 millones registrados para votar el pasado domingo, lo vimos en el mitin de entrega de constancia en el ángel de la independencia, la “ marea rosa” de apoyo al INE, simplemente no se vio, en primer plano las camisas rojas, de los mil priistas que llegaron en camiones desde los reductos del Estado de México, atrás los amarillos que parecían abejas sin reina, a los costados los azules con sus banderitas de tela cara, sus camisas blancas y azules bien almidonadas para la ocasión, ¡cómo no! si la oligarquía puede regresar a palacio nacional, en sueños claro está; más atrás en gayola, se veían algunas personas con camisas y playeras rosas, los verdaderos ciudadanos, que apoyan al Frente Amplio por México, los mismos que al concluir el mitin le reclamaron al ratero de Alito presidente del PRI, ser artífice de la caída de Beatriz Paredes, también el huevón de Jesús Sambrano se llevó sus mentadas, hombre de costumbres de lambisconería y sanguijuela para seguir en el presupuesto, para rematar, por supuesto, el pendejo de Marko Cortés que lo único que hizo bien, fue llevar al Frente al descredito de la simulación.

Xóchitl no se equivocó, en sus caras, en el mismísimo lugar en el templete del mitin, ahí estaban los tres personajes, que en su discurso acalorado evito decirles rateros, huevones y pendejos, tal vez quiso decir, el bueno, el malo y le feo y se le fue la lengua característica de la hidalguense.

En el otro lado no fue diferente, aun con cinco encuestas, con casas encuestadoras a modo de cada precandidato, Claudia es…la ungida, una democracia no la hace una pregunta a un número reducido de personas, la democracia es abierta, es participativa es fiesta, tres meses movilizando gente, haciendo mítines, violando la ley, haciendo berrinches… “es Claudia” y siempre fue ella, la obviedad era evidente, no se puede creerse demócrata, cuando niegas la participación a tus propios militantes, Marcelo Ebrard se quedo corto, el aparato estuvo al servicio de… “ella es Claudia”. ¡Si!, las encuestas de ambos lados estuvieron bien hechas, muy profesionales, pero el resultado no reflejo la verdadera voluntad del ciudadano, aun cuando vemos y escuchamos ya resignados a personas apoyando a sus respectivas candidatas, siempre quedará la espina de sentirse traicionados por sus partidos.
Ahora a pensar, si como ciudadanos permitiremos la manipulación y hasta cuando lo soportaremos.

Nos saludamos pronto
OSCAR ESQUIVEL.