Jueves 21 de Noviembre de 2019 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

En el fuero se esconden…

Jaime Chalita Zarur | 16/06/2017 | 01:01

ESPACIO DE REFLEXION

El fuero para el gran ladrón, la carne para quien roba un pan.
 
Pablo Neruda.
 
La noticia de la semana y la marca perpetua de esta Legislatura será lo que todos quienes deseamos un mejor país, hemos denunciado y se trata de la corrupción en el sector público, marcadamente en el Congreso del Estado pero, con honrosas exenciones muy contadas. Ciertamente hay personas en las diputaciones que desearían hacer mejor sus funciones, pocas, muy pocas.
 
El cinismo con que se tratan las formas del uso del dinero público es, de verdad, sin medida; el descaro no se puede admitir y aun así, con habilidad perversa, se declara quien tomado en vídeo y audio, como inocente.
 
Quizás para no renunciar a la opulencia que nuestro dinero les da, mienten descaradamente y se resisten a dejar de atender en las elegantes oficinas de quienes, con dinero público, tienen todo a su servicio y de ellas se sirven, pero también para apropiarse de lo ajeno mediante el tráfico de dinero público sucio como algunos, blanqueando los recursos y quedándose con ellos.
 
El mecanismo y red de corrupción con el que han dejado la marca de la corrupción, para repartirse dinero es, calificando cuantas públicas, según se dejen quienes en la ignorancia o con conocimiento del hecho, han caído en irregularidades y, como ha quedado demostrado, se arregla con dinero público cualquier problema de distracción de recursos.
 
El abuso de dinero público que llega de la Federación como aportaciones, es suficiente para que intervenga la Procuraduría General de la Republica. Sería la forma de asegurar que no habrá impunidad en los órganos locales, pues de sobra sabemos que entre los mismos, el lodo se reparte.
 
No es suficiente que se denuncie en los órganos locales, muy seguramente ni la Auditoría Superior del Estado resolverá a favor de la ciudadanía, porque se venderá como ya es costumbre, tampoco lo hará la Procuraduría General del Estado, pues se trata de recursos, casi todos, federales y es aquí en donde debe intervenir la Federación.
 
Todas las denuncias que se interpongan increíblemente entre los diputados, son circo puro, harán gastar el tiempo que nos hace falta para que la justicia se aplique.
 
Todos contra todos, se ha vuelto este circo del que al final, nadie saldrá castigado y sí, todos inocentes. El desafuero es lo que corresponde y es el Congreso el que debe hacerlo por un lado o por el otro, si tuviesen poca vergüenza, ni mucha, deberían irse a su casa y dejar de ser diputados.
 
Es el fuero en lo que se esconden estos mafiosos del poder, los mismos que, con cara de inocentes y ese aire de intelectos que jamás obtuvieron, han vestido con las mejores marcas que nunca pudieron por el camino honesto. Parásitos de nuestros impuestos, holgazanes vividores de un sistema legal que ellos mismos ha creado y que está agotado y, junto con el mismo, el económico que no responde a las necesidades de los mexicanos que sufren la pobreza de muchos y, fábrica de riqueza de pocos.
 
jaimechalita@yahoo.com
 
@jaimechalita 
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.