Home > Futbol Internacional

Barcelona: Así va la 'carrera culé' para registrar a los nuevos fichajes

ESPN | 06 Agosto 2022 | 10:11
LaLiga informó al Barcelona, esta semana, que necesitará tirar de una cuarta palanca financiera si quiere tener a todos sus jugadores disponibles para enfrentar al Rayo Vallecano en el Camp Nou el 13 de agosto que inicia la competición española.
 
El Barça ha gastado este verano más de 150 millones de euros en Robert Lewandowski, Raphinha y Jules Kounde, mientras que Andreas Christensen y Franck Kessie llegaron como fichajes gratuitos.
 
Mientras tanto, Ousmane Dembélé y Sergi Roberto firmaron nuevos contratos con el club, pero ninguno de los siete elementos mencionados ha sido registrado en LaLiga y, por el momento, los jugadores no pueden jugar.
 
El Barcelona ha ejecutado en lo que va de verano tres operaciones denominadas palancas financieras por el presidente Joan Laporta. Vendieron el 25 por ciento de sus derechos de televisión nacional durante 25 años en dos acuerdos separados a la firma de inversión Sixth Street por más de 500 millones de euros.
 
Luego vendieron el 24.5 por ciento de su productora interna, Barca Studios, a Socios.com por alrededor de 100 millones de euros, y fuentes del club le dijeron a ESPN que creían que dicho movimiento les permitiría registrar toda la actividad de fichajes del verano.
 
Sin embargo, tras revisar la documentación de los fichajes, las renovaciones de contrato y las palancas económicas, LaLiga comunicó al Barça que aún no pueden inscribir a los siete jugadores.
 
Las fuentes confirmaron que el Barcelona ahora puede registrar a algunos de ellos, lo que dependería de la combinación y el costo de los jugadores, pero el club catalán preferiría registrar a todos al mismo tiempo, si es posible.
 
Una fuente confirmó a ESPN que el equipo financiero del Barça sabe, desde hace varios días, que se requiere una cuarta palanca financiera. El club espera vender otro 24.5% de Barça Studios en los próximos días.
 
También se requiere más trabajo para recortar la factura salarial. Eso comenzará con la mudanza del portero Neto al Bournemouth, mientras que a Samuel Umntiti y Martin Braithwaite también se les ha dicho que busquen nuevos clubes.
 
También existe incertidumbre en torno al futuro de Miralem Pjanic, Frenkie de Jong, Memphis Depay e incluso Pierre-Emerick Aubameyang, que es de interés para el Chelsea.
 
Si De Jong se queda, al club le gustaría que reduzca su salario, mientras que otros informes sugieren que también se les puede pedir a Gerard Piqué y Sergio Busquets que sufran un nuevo golpe en sus percepciones salariales luego de haber hecho lo mismo el año pasado.
 
Cada club español tiene asignado un límite de gasto, que incluye los gastos en salarios, más la amortización de las tasas de transferencia. El Barça acabó la temporada pasada con un tope de -144 millones de euros, el único límite negativo de LaLiga.
 
El tope es, en términos básicos, el resultado de los ingresos del club menos sus costos operativos y los pagos de la deuda para la próxima temporada.
 
La creciente deuda del Barcelona (la deuda bruta se mantiene por encima de los 1.000 millones de euros) ha visto caer su tope de 600 millones de euros hace un par de temporadas a -144 millones de euros a finales de 2021-22, lo que hace que las palancas financieras sean esenciales para poder invertir en el equipo este verano.
PUBLICIDAD
© 2022 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.