Home > Extra cancha

Megan Rapinoe, tajante contra la prohibición del aborto: Es triste y cruel

Agencias | 24 Junio 2022 | 19:52

La futbolista Megan Rapinoe, capitana de la selección estadounidense y una de las voces más respetadas del país en la lucha por la igualdad de género, aseguró este viernes que el fallo del Supremo que acabó con el derecho de aborto en EE.UU. es "triste y cruel" y que "afectará de manera desproporcionada" a las clases sociales más débiles.

Visiblemente sacudida y con la voz rota por la conmoción, Rapinoe destacó que la prohibición del aborto fue ordenada por un "reducido grupo de personas que deciden los derechos de millones de personas" y que se siente "asustada" porque el fallo del Supremo es un "ataque a los derechos civiles", en la rueda de previa al partido amistoso de la selección estadounidense contra Colombia.

"Me gustaría poder hablar de fútbol hoy, pero obviamente, con esta decisión, esto tiene prioridad sobre todo lo demás. Es difícil decir cuánto es triste este día para mí, para mis compañeras, para la gente que estará afectada por esto", comenzó Rapinoe, al borde de las lágrimas.

"Yo soy una mujer cisgénero, rica, blanca, que vive en una de las ciudades más progresistas del mundo (Seattle) con la protección no solo mía y de mis recursos, sino también de esto (indicando el escudo de la USSF)", prosiguió.

"No todos cuentan con esto. Sabemos que esto afectará de forma desproporcionada a mujeres pobres, mujeres afroamericanas, inmigrantes, mujeres con relaciones violentas, mujeres que han sido violadas, mujeres y chicas que han sido violadas por miembros de sus propias familias, o que a lo mejor simplemente no han tomado las mejores decisiones", subrayó la futbolista.

Rapinoe dijo que todo ello "no es una razón para estar forzadas a afrontar un embarazo" y que esto "aumentará las injusticias en el país, sin garantizar la seguridad de nadie, de ningún niño y de ninguna mujer".

"Sabemos que la prohibición de aborto no evita los abortos, sino evita que haya abortos seguros. (...) No puedo describir la tristeza y la crueldad de esto, creo que la crueldad es el punto clave, porque esto no es estar a favor de la vida", afirmó.

Reconoció que está "enfurecida" por oír que la razón del fallo del Supremo es estar a favor de la vida y consideró que dicha decisión supone "un ataque al derecho de vida, búsqueda de felicidad y de libertad".

Rapinoe fue particularmente tajante a la hora de animar a los hombres a que se planten ante esta decisión.

"Es tu mujer, tu hermana, tu amiga, tu novia, la madre de tus hijos, somos todas. Estáis permitiendo un violento golpe a los derechos de las mujeres, nuestros cuerpos y nuestras almas", afirmó.

"Si no fuera por los hombres, no tendríamos ninguna desigualdad de género, nada de esto estaría pasando. No es un problema de las mujeres, es un problema de todos", añadió.

El fallo del Supremo considera que la Constitución de EE.UU. "no otorga" el derecho al aborto vigente desde 1973 y devuelve la autoridad para poder legislar sobre este servicio reproductivo al "pueblo" y sus "representantes electos", lo que permitirá a cada estado decidir si lo mantiene o lo prohíbe.

Así, Rapinoe subrayó la importancia que tiene ejercer el derecho de voto: "Si necesitáis una maldita razón para votar, la vida de la gente depende de vuestros votos", afirmó con contundencia.

"Es un día que me asusta, tenemos que tener cuidado", admitió la jugadora de las Seattle Reign.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos, de mayoría conservadora, acabó con la protección del derecho al aborto, vigente desde 1973, con una polémica decisión.

El fallo fue aprobado con el apoyo de seis de los nueve jueces de la máxima instancia judicial estadounidense y mantiene una ley del estado de Misisipi que restringe el aborto a partir de las 15 semanas de gestación.

No obstante, la mayoría conservadora del Supremo decidió ir más lejos y revocar los precedentes sentados en el pasado por el propio tribunal que amparaban ese derecho.

PUBLICIDAD
© 2022 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.