Home > Futbol Internacional

Marcelo, Isco y Bale: Tres maneras de decir adiós al Real Madrid

MARCA | 19 Mayo 2022 | 19:24
Este viernes, en el partido ante el Betis, tres jugadores del Real Madrid cierran su paso deportivo y vital en el Santiago Bernabéu. Tres jugadores básicos en los éxitos del Real Madrid de las cuatro de cinco Champions League, pero que han ido perdiendo peso y protagonismo con el paso del tiempo, hasta perder primero la condición de titulares y acabar su aventura en el club blanco con la extinción de sus contratos, que expiran el próximo 30 de junio.
 
Amor para Marcelo
Con todo, se trata de tres casos muy distintos entre sí. No hay dudas de que Marcelo, el primer capitán de la plantilla blanca, se irá con el cariño del Bernabéu, que ya ha recibido cuando ha tenido la oportunidad de jugar en esta temporada o en la coronación de Cibeles tras la conquista de la 35ª Liga. Aunque el futbolista alberga aún alguna remota esperanza de continuar en el club (es el único caso en el que podría darse esa posibilidad, posible pero poco probable), todo indica que su aventura en el Madrid, que se inició en 2006, llegará a su fin tras la final de Champions en Saint-Denis del próximo día 28. Tras 545 partidos, a la espera de lo que pueda ocurrir ante Betis y Liverpool, Marcelo es el jugador con más títulos en la historia del club (24) y el segundo extranjero con más partidos, sólo por detrás de Karim Benzema. Aunque desde la 18-19 sus apariciones en el once titular se han ido reduciendo de forma progresiva, su ejemplaridad en la forma de gestionar la pérdida protagonismo hace que la afición le haya rerservado para siempre un lugar en los altares del madridismo.
 
Respeto para Isco
Más tibieza habrá en el caso de Isco, otro jugador básico en el ciclo imperial del Madrid en Europa, pese a no gozar nunca de la etiqueta de titular indiscutible. A pesar de ello, fue protagonista en Lisboa, Milán, Cardiff y Kiev, cuando rendía a un nivel del que hoy está muy lejos. Nada que ver con los 53 partidos que llegó a sumar en los cursos 13-14 y 14-15, con Carlo Ancelotti en el banquillo. A día de hoy, sus números son mucho más discretos. En el presente ejercicio no llega a los 400 minutos de juego, no ha aparecido en la Champions y su última titularidad data del mes de febrero (ante el Granada). A pesar de ello, en su despedida de la afición madridista seguramente pesarán más los buenos momentos compartidos que los malos. Su futuro apunta a Sevilla, cuyos dos grandes clubes se disputan su fichaje.
 
El enigma Bale
El gran caso es de Gareth Bale, jugador vital en los grandes partidos de la última década, con actuaciones impresionantes en las finales ante Barcelona, Atlético de Madrid o Liverpool. Pero Bale se apagó con aquella explosión de chilena en Kiev, y desde entonces ha ido adoptando un papel cada vez más secundario en el equipo, lo que se ha combinado de forma peligrosa con ciertas dudas en relación a su compromiso con la causa madridista. Aunque Ancelotti trató de rehabilitarlo a principios de curso, el andar de los nuevos y su propias pocas ganas dibujan un panorama complejo de cara a una hipotética despedida de la que ha sido su casa desde 2013. Porque el Bale del primer lustro como madridista no tiene nada que ver con el de los últimos cuatro años.
 
PUBLICIDAD
© 2022 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.