Home > Futbol Internacional

Londres es azul, el Chelsea derrotó al Tottenham

Un 10 Puro | 23 Enero 2022 | 12:41
El Chelsea y el Tottenham se enfrentaban en Stanford Bridge en la jornada 22 de la Premier League. El Chelsea viene de haber bajado su nivel tras su gran inicio, se sitúa 3º en la clasificación. Por otro lado, los de Antonio Conte están empezando a encontrar la regularidad en su juego y resultados, encontrándose en el 7º puesto.
 
Primera parte: Un Chelsea superior pero sin pegada
 
La primera parte comenzó con un Chelsea bastante enchufado y encontrando sus primeras oportunidades con centros laterales. Con Ziyech y Hudson- Odoi muy activos, los de Conte no eran capaces de salir con claridad en casi ninguna acción. El partido tenía mucha intensidad: a pesar del dominio de balón del Chelsea, el Tottenham intentaba progresar con contragolpes que monitoreaba Bergwijn.
 
A pesar de las múltiples llegadas por parte del Chelsea, ofreciendo muchas soluciones con Mount en la banda izquierda, las ocasiones escaseaban y el Tottenham le resultaba relativamente fácil defender, con un gran Dier y con un buen Hojbjerg. Por parte de los spurs, su participación no pasaba de las acciones defensivas. Las únicas veces que podían salir con claridad eran por su banda derecha, con Bergwijn y Sessegnon.
 
Los equipos se iban al descanso con sensaciones muy diferentes, pero con los mismos goles.
 
Segunda parte: Los de Tüchel arrasan
 
La segunda parte empezó con un guión similar. Casi en la primera jugada de partido, en el minuto 46, Hudson- Odoi se movería muy bien por la frontal para pasársela a Ziyech, que se inventa un disparo al palo largo impresionante para poner el 1-0 en el marcador. Lo que el Chelsea había estado buscando durante toda la primera parte, le salió instantáneo al comienzo de la segunda.
 
Tras el gol, el Tottenham no reaccionaba. El Chelsea seguía teniendo la pelota y era el que más generaba. Poco después del gol, en el minuto 54′, en una falta lateral, Thiago Silva marcaría el segundo de cabeza. El partido ya parecía sentenciado por la poca intensidad rival, que decide meter a Lucas Moura y a Skipp para ponerle una marcha más al partido.
 
Los cambios hicieron bien al Tottenham, que se echó un paso adelante en el partido. Algún acercamiento tímido de los spurs hacía ver que habían tomado un camino más ofensivo para remontar el partido.
 
Con el partido más disputado, las ocasiones empezaron a escasear. Un partido más igualado en lo físico, lo que le convenía a un Chelsea que no le hacía falta mucho para mantener el resultado. Los spurs nunca encontraron a Harry Kane y no había manera de romper el muro, esta vez formado por dos centrales en vez de tres.
 
El partido terminaría sin más ocasiones, con un Tottenham muy impotente ante un Chelsea que no le hizo falta mucho para llevarse los 3 puntos.
 

 

PUBLICIDAD
AL INSTANTE
© 2022 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.