Home > Futbol Internacional

Liverpool sufre, pero gana

Un 10 Puro | 23 Enero 2022 | 10:02
La jornada dominical de Premier League daba inicio con el partido entre Crystal Palace y Liverpool. En la fecha anterior, el Palace había sacado un valioso empate ante el Brighton de visita. En dicho encuentro, los de Vieira lo estaban ganando, pero los locales lo empataron para sacar un punto de oro. El equipo llegaba con una buena seguidilla de encuentros con buenos resultados. Ahora, deberían recibir al Liverpool, quienes aprovecharían el tropiezo del Manchester City ayer ante el Southampton.
 
El Liverpool por su parte llegaba inspirado luego de haber vencido hace una semana al Brentford en un partido donde lograron ganar sin sobresaltos. Además, a media semana lograron una importante victoria ante el Arsenal por Carabao Cup, ganando un boleto hacia Wembley. Los de Klopp llegaban en un momento de inspiración y mucho ímpetu, buscando traducirlo en este encuentro. Ahora, visitarían Londres para jugar ante el Crystal Palace, el cual serviría como encuentro para catapultar de nuevo la liga a la pelea. Los reds buscarían aprovechar el tropiezo de ayer del Manchester City.
 
Primer tiempo
El primer tiempo inició con el Liverpool siendo más incesante. Los de Klopp atacaban el arco rival y creaban peligro y en una Guaita atajó de maravilla un disparo de Henderson. El asedio del Liverpool surgió efecto cuando en un córner van Dijk apareció sin marca y mandó a guardar la pelota al fondo de las redes. El gol de Virgil silenciaba a todo el estadio, quienes ya veían cómo el equipo se iba abajo en el marcador. Los de Klopp no cesaron el ataque y continuaban llegando al área por medio de centros peligrosos a la olla y ya bien, trataban de ingresar con balón dominado.
 
El Crystal Palace se animaba a tocar un poco más la pelota, haciendo a Gallagher y Hughes más participativos en el encuentro. Los locales buscaban las diagonales de Edouard a la espalda de la defensa, pero eran bloqueadas. El Liverpool parecía no incomodarse con ceder cierta iniciativa del balón y dejaba que el Palace jugara hasta el mediocampo. Los Eagles tuvieron la más peligrosa cuando Olise vio el espacio entre la defensa para Ward y este para que Mateta rematara, pero Alisson apareció y con una mano salvadora, saco el disparo del delantero francés.
 
Los reds se ponen adelante
El Liverpool se acercaba con mayor peligro y por medio de la banda de Robertson, era donde realizaba más daño. Fabinho tuvo una de peligro cuando ingresó libre al área y disparó, pero el disparo se fue por arriba del arco de Guaita. Los visitantes volvían a tomar el control del balón y la pelota volvía a ser para el Liverpool, quienes tenían siempre las mejores ocasiones de ataque. Los córners eran un arma de mucho peligro para los de Klopp, quienes siempre iban en búsqueda del primer palo. El partido era para un Curtis Jones que hacía la diferencia en la media y unas bandas que eran siempre el vía de mayor peligro.
 
Justo en una escapada de Robertson, el escocés centró la pelota para encontrar a Oxlade-Chamberlain para que el inglés la pusiera al fondo de las redes. El Liverpool conseguía así el segundo gol del encuentro, dejando al Crystal Palace con mucha marea para remar contracorriente. Los locales buscaban hacer daño y reaccionar; Gallagher tuvo una enfrente del arco, pero el control no fue bueno y se le escapó. Luego, Olise cedió para Mateta, quien disparó pero se fue al lado del arco, donde se encontraba Matip defendiendo la salida de Alisson. El primer tiempo llegó a su final y el Liverpool estaba haciendo la tarea ante el Crystal Palace.
 
Segundo tiempo
La segunda parte inició con un Crystal Palace más volcado en ataque y con mayor vocación ofensiva. La primera de peligro vino de los pies de Olise, quien remató de tacón, pero Alisson apareció de nuevo para salvar. Pero el Liverpool también buscaban ir al ataque de nuevo, siendo esta vez, la vía de ataque cercano la banda de Alexander-Arnold. El carril del hábil lateral derecho daba la opción para que el equipo se abriera y pudiera jugar con la amplitud que al que el equipo está acostumbrada. El descuento del Palace llegó luego de un perfecto toque de Schlupp a la espalda de la defensa. Mateta tomó la pelota y cedió para Édouard, quien la envió al fondo de las redes.
 
El gol del Crystal Palace les daba vida en el encuentro y ya conseguían el primer objetivo en un segundo tiempo que era dominado por ellos. Los Eagles se animaban de nuevo y ahora era por medio de Joachim Andersen quien encontró el espacio y disparó, pero se fue al lado del arco de Alisson. Klopp buscaba dar una alternativa en ataque e ingresaba a Minamino por Oxlade-Chamberlain para dar mayores armas en ofensiva. El encuentro había sido de mayor control ahora para el Crystal Palace, quienes habían secado al Liverpool en lo que iba de segundo tiempo.
 
Crystal Palace lucha, pero no puede
El partido se abría con un Crystal Palace atrevido; Olise y Gallagher eran quienes imponían el peligro y la osadía para los de Vieira en todo momento. Vieira tiraba toda la carne al asador e ingresaba a Ayew y Benteke por Hughes y Mateta. El Liverpool le bajaba intensidad al partido y por momentos, cesaba el ataque y replegaba sus líneas. El Selhurst Park era una fiesta cuando los suyos tenían la pelota y se volcaban en ataque. Olise imprimía siempre velocidad para que el Palace saliera y sorprendiera a su rival, pero la defensa del Liverpool ya estaba muy cautelosa ante el habilidoso francés.
 
Olise tuvo una de peligro cuando vio mal parado a Alisson y se la picó, pero el brasileño logró enviar el balón al córner. El VAR se hizo presente en el encuentro cuando en una salida de Guaita, chocó a Jota. El arbitro la revisó en el monitor y determinó que era penal para el equipo visitante. Fabinho fue el encargado de cobrar el penal y lo convirtió para poner el tercer gol para los red. 
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
© 2022 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.