Home > Futbol Internacional

Ancelotti y el contragolpe para vencer a los maestros de la posesión

MARCA | 14 Enero 2022 | 10:33
Xavi Hernández y Pep Guardiola. Dos entrenadores que comprenden el fútbol desde la posesión, desde el control, a partir la idea de someter al rival a través de someterlo en su campo. En abril de 2014, el primero sufrió la maestría de Carlo Ancelotti para que sus equipos exploten una idea de juego tan italiana como es el contragolpe. En el Bernabéu y en el Allianz, en las semifinales de la Champions, el Madrid derrotó al Bayern a base de contragolpes.
 
Con Xabi Alonso y Modric como lanzadores, Di María, Bale, Cristiano y Benzema camparon a sus anchas, sobre todo en el 0-4 de Múnich. Las críticas de la prensa alemana a Pep fueron duras no no ser capaz de detener algo que él mismo había previsto: "El Madrid es un equipo muy fuerte; a la contra, de los mejores".
 
Más de siete años después, en Riad, fue Xavi, seguidor de las ideas de Guardiola, el que cayó ante las contras del Madrid de Ancelotti. Cambian algunas caras, no todas porque Modric y Benzema, pero el potencial de la contra blanca fue la misma. "Sabíamos lo que podía pasar con sus transiciones. Las hemos sufrido. La gente de arriba sabía que tener ser más cuidadosa con la pelota, y no lo fue", explicaba Xavi tras el partido.
 
En la filosofía de Ancelotti no cabe el concepto de que sus equipos solo deban jugar a una cosa. "Me gusta tener diferentes registros de juego, que seamos capaces d de interpretar bien situaciones de partidos muy distintas", explica Carletto cuando se le pregunta sobre modelos de juego.
 
El contragolpe es al fútbol italiano tanto o más que el catenaccio. En España, los equipos de Luis Aragonés fueron los mejores representantes de cómo hacer daño a campo abierto. Él, que cambió la historia del fútbol español a través de los pequeño y la asociación, alcanzó la gloria con una contra de manual, la construida por Xavi y rematada por Fernando Torres en Viena.
 
"Una táctica organizada"
Para Ancelotti la contra es un elemento que ha utilizado allá por donde ha pasado. Puede que sea el entrenador italiano más español, pero... "Soy italiano, me gusta el contraataque", decía en septiembre de 2013 antes de jugar con el Getafe. La mejor manera de entender lo que es la contra para Ancelotti es leer lo que escribió en su libro Mi árbol de Navidad (La Esfera de los libros). "Hablamos del contraataque como una táctica organizada. El contraataque organizado nos permite, después de recuperar el balón, utilizar a nuestro favor lo que debería ser un momento de presión por parte del adversario. Esa estrategia consiste en atacar (velozmente) el espacio que hay a la espalda de los mismo con un pase directo a un compañero que se ofrece al fondo. Es una solución que solo resulta efectiva con ciertos movimientos colectivos correctos", explica Ancelotti antes de enumerar esos puntos a cumplir:
 
- Aprovechar el campo (frente ofensivo) en toda su amplitud.
 
- Llevar el balón hacia el exterior.
 
- Superponerse al compañero que lleva el balón (fundamental).
 
- Atacar el fondo con el jugador en posición frontal. En la elección es decisiva la elección del tiempo justo.
 
- Tener una posición larga por parte del jugador opuesto al balón.
 
Por encima de eso, Ancelotti resalta la importancia de que el equipo se sienta cómodo táctica y mentalmente con la idea. Y está claro que su Madrid se mueve como pez en el agua a la contra, el camino que fue el más corto para lograr la Décima.
 
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
© 2022 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.