Home > Internacionales

Novak Djokovic habría mentido en sus declaraciones y sigue en duda su participación en el Australian Open

MARCA | 11 Enero 2022 | 10:27
Parece que la novela de Novak Djokovic no tiene fin. Mientras espera la decisión del Ministro de Inmigración sobre la posibilidad de una nueva cancelación de su visado que derivaría en su deportación, el tenista serbio está bajo investigación por las autoridades de Australia porque habría mentido en sus declaraciones para poder realizar el viaje.
 
De acuerdo a The Guardian, la Fuerza Fronteriza está evaluando si Novak Djokovic mintió y declaró incorrectamente que no había realizado ningún viaje en las dos semanas previas a su llegada a Australia, algo que al parecer se contradice con lo que el jugador serbio publicó en sus redes sociales y que parecen demostrar que estuvo en Belgrado el día de Navidad antes de volar a Australia desde España el pasado 4 de enero.
 
En su declaración para poder ingresar al país austral, con fecha del 1° de enero, el tenista serbio declaró "No" al responder a la pregunta: "¿Ha viajado o va a viajar en los 14 días anteriores a su llegada a Australia?". En su entrevista con el agente de aduanas a su llegada a Melbourne Djokovic confirmó que la declaración fue completada por su agente, "basada en" su exención médica aprobada por Tennis Australia, pero no se le preguntó en la entrevista sobre viajes en la quincena anterior a su viaje.
 
Las leyes fronterizas australianas advierten que una ofrecer información falsa en esta declaración previa es un delito grave que puede ser castigado con acciones civiles. Y eso es precisamente lo que están investigando las autoridades australianas basándose en las publicaciones del tenista en redes sociales en las que se le ve en Belgrado los días 25 y 26 de diciembre antes de viajar a Melbourne desde España el 4 de enero.
 
El culebrón del visado continúa
De momento Djokovic, que tiene plena libertad para entrenar y preparar su participación en el Australian Open, tendrá que seguir esperando para saber si finalmente podrá defender su corona en el primer Grand Slam de la temporada.
 
Su permanencia depende de la decisión de Alex Hawke, ministro de Inmigración, que es quien tiene la última palabra sobre una posible retirada del visado. Una decisión que el político australiano no tomará antes del miércoles 12 de enero, según la prensa australiana.
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
© 2022 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.