Home > Extra cancha

El 'Messi israelí' ahora vende ropa infantil y juega futbol sala

Marca | 24 Noviembre 2021 | 12:44
Conocemos mil historias sobre talentos que nunca llegaron a cumplir con las expectativas puestas en ellos. Muchas de estas joyas no logran despegar por diversos motivos diferentes: una lesión, falta de profesionalidad, irregularidad...No obstante, la historia de Gai Assulin es algo diferente, ya que no se sabe bien cual fue el verdadero motivo que desencadenó que el israelí no triunfara en el fútbol de élite.
 
"Es el jugador más talentoso que he visto pasar por La Masia", afirmó Thiago Alcántara cuando se le preguntó por los inicios del pelotero en el conjunto blaugrana. Con ese nivel desplegado en el Barcelona B, la llegada de Pep Guardiola al banquillo del Camp Nou y su debut en Copa del Rey con el primer equipo, Assulin no tardó en llamar la atención de todo el mundo. Su parecido en la forma de jugar con Leo y su inmensa calidad para driblar rivales le otorgaron el apodo del 'Messí israelí', algo que con el paso del tiempo, le ha traído más inconvenientes que beneficios al jugador en su carrera profesional.
 
"A la gente le gusta comparar en el fútbol; es algo que se hace a menudo y para mí es un gran cumplido, pero Messi es el mejor futbolista de la historia, comenta Assulín en una entrevista con 'The Guardian' en Chesire (Inglaterra), donde se encuentra viviendo con su mujer y su hija de ocho años de mientras le sale otra oportunidad con la que seguir disfrutando del fútbol.
 
"No es bueno que te lo tomes a mal, ya que la expectativa es que vayas al campo y hagas lo mismo que Messi todo el tiempo. La parte negativa es que en todos los clubes que estuve sabían que se me comparaba con Messi, por lo que pensaron que iba a ser él y que marcaría 50 goles por temporada, por lo que la comparación no me ayudó en este caso. Ahora lo veo algo positivo, que se me haya comparado con el mejor de la historia...pocos jugadores lo pueden decir", añadió.
 
Después de su debut en Can Barça, Gai Assulín nunca volvió a jugar con el primer equipo, fue traspasado en 2010 al Manchester City de Mancini, un entrenador que nunca confió en los jóvenes del club, por lo que su destino estaba escrito. A posteriori, llenó su currículum con diversos equipos españoles y del extranjero como el Racing de Santander, Hércules, Mallorca o el Kairat Almaty de Kazajstán, hasta llegar al Crema de la Serie D italiana, su último equipo y donde ya ha finalizado su etapa recientemente.
 
Ahora se encuentra sin equipo, suele jugar al fútbol sala con sus amigos y ayuda a un amigo suyo en una tienda de ropa para niños. Assulin valora más que nunca el tiempo que pasa con su familia, sobre todo después de pasar tantos años fuera y sin la compañía de sus seres queridos, algo que es típico cuando eres futbolista profesional. "Mi hija me ha visto marcar algunos goles en Italia e Israel y está muy orgullosa de mí, quiere que siga jugando al fútbol porque quiere decirle a sus amigos que su padre es futbolista, pero también quiere que me quede en Manchester", explicó.
 
Sea cual sea la decisión que tome, Gai quiere seguir vinculado al mundo del esférico, porque es lo que de verdad ama: "Es lo que más quiero en la vida y siempre lo amaré y lo haré siempre que pueda. Aunque ahora no esté con un equipo, trato de jugar y entrenar para hacerlo lo mejor que pueda cuando llegue la oportunidad", finalizó.
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
© 2021 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.