Home > San Luis Potosi

El Alfonso Lastras: Crónica de un ‘Estadio Interminable

Carlos Armando López | 09 Julio 2020 | 15:15

El 25 de mayo de 1999 inició la historia del Alfonso Lastras Ramírez, el estadio ‘moderno’ que vino a reemplazar al Plan De San Luis y el legado de casi 40 años que se forjó al son de Ascensos, Liguillas y grandes tardes con figuras como Ciro Barbosa, Nery Castillo, así como Alberto Guerra y Chava Reyes en el banquillo.

En famoso ‘hoyo universitario’ de la Colonia Valle Dorado, nació un proyecto encabezado por Jacobo Payán Latuff quien prometió un estadio de primer mundo desde la concepción arquitectónica donde se prometían palcos con enormes comodidades.

Así bien y aún en ‘obra negra’ el Real San Luis se mudó a este nuevo estadio donde las rampas de tierra, montañas de arena y el cemento de las gradas acompañó al equipo en su camino hacia la Primera División. El Lastras de aquella época era muy distinto debido a su falta de torres en los baños, a la falta de butacas y el polvo que ensuciaba los zapatos de los aficiones que cada fin de semana se daban cita.

Así el primer gran cambio estructural llegó en el año de 2003 cuando nació el primer y segundo nivel de palcos ubicados en la zona en aquel tiempo denominada ’sombra’. Dichos palcos cuentan con capacidad para cerca de 20 a 50 personas, con pantallas LCD, sala y baños únicos para cada uno de ellos.

El tercer nivel seguía como obra pendiente y desde lejos se podían apreciar pilares de cemento puro y varilla, algo que llamó la atención de las aficiones visitantes que ya veían con recelo al ‘Coloso de Valle Dorado’.

El segundo gran cambio llegó en el 2006 con la instalación de las butacas a lo largo y ancho del estadio lo que dejó un aforo final de 25 mil espectadores. Esto quedó igual con el pasar de los años hasta el 2018 con la llegada del Atlético de Madrid. En aquel año las butacas de la cancha pasaron a ser rojas y blancas según sea el caso gracias al diseño. Para el 2020, llegó la nueva zona de prensa en el área de ‘Sol’ y una ‘Jaula’ ubicaba en la tribuna norte donde se ubican los grupos de animación.

No obstante, la revolución llegó en enero del 2019 cuando fue presentado con ‘bombo y platillo’ por parte de la Directiva Rojiblanca y ‘Marmu Constructores’ la finalización del 3er nivel de palcos, un espacio techado en la tribuna de ‘sombra’ y la construcción de ‘Zona Hospitallity’ que dio un mayor realce al estadio y sus espectadores.

Un espacio cómodo para cerca de 150 espectadores, barra libre de bebidas y zona para buffet y disfrutar del partido con total comodidad; esa parte fue cumplida, sin embargo algo faltó. Los palcos y sus trabajos iniciaron en el 2019 como era esperado, pero para este 2020 la obra se quedó en pausa entre la llegada de la crisis por el COVID 19 y el escaso interés por parte de los compradores de estos espacios. No obstante, más de uno ya pagó por este beneficio y de momento se han inclumplido con los acuerdos por parte de club en cuanto a fechas. 

Según pudo saber Plano Deportivo confirmado por la Directiva, el proyecto sigue en pie pero sin una fecha establecida para su finalización. Desde fuera se ve una estructura sin trabajadores, pilares envueltos en color rojo que demuestran que el ‘Estadio Interminable’ está lejos de ser finalizado y hacer realidad el sueño que comenzó hace más de 21 años.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
LO + VISTO
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2020 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.