Home > Nacionales

Paola Espinosa: Ya no tengo que demostrar nada

EFE | 03 Mayo 2020 | 10:06

La mexicana Paola Espinosa, doble medallista olímpica de saltos, reconoció este domingo que se prepara para los Juegos de Tokio 2020 con poca presión porque ya no necesita demostrar nada y eso le permite disfrutar más.

"Ya no tengo que demostrar nada, he hecho una carrera bonita, tengo una trayectoria reconocida por gente de otros países y quiero hacerlo porque me gusta, con la ilusión de que mi hija me vea en el podio de los Juegos Olímpicos", aseguró en entrevista a Efe.

Espinosa, campeona mundial de la plataforma de 10 metros en 2009, ganó medalla de bronce en saltos sincronizados de esa prueba en Pekín 2008 y mejoró a plata en Londres 2012, lo que la sitúa como una de las mejores deportistas latinoamericanas del siglo XXI.

 

A los 33 años la deportista llevaba un buen ritmo de preparación para Tokio 2020. Después de ganar medalla de bronce en saltos desde el trampolín en los Mundiales del 2019 en Gwangju, Corea, había mostrado buena forma deportiva junto a su compañera Melany Hernández, pero fue sorprendida por el aplazamiento de los Juegos.
 

"Fue un golpe duro. Nos iba bien a Melany y a mí, seguimos entre las mejores del mundo, ganamos el Campeonato Nacional, teníamos una buena racha y esto del cambio significa replantear mi vida y mis metas", aceptó.
 

Aunque le costó asumir el cambio de los Olímpicos para el 2021, Paola insiste que el propósito de trabajar para una medalla se mantiene y mientras está aislada para evitar el contagio de la COVID-19, continúa los entrenamientos para no perder la forma deportiva.

"Hago rutinas en la caminadora, con mancuernas, ejercicios abdominales, isométricos y trabajo la flexibilidad. Me estiro para cuidar la salud de la espalda y así me mantengo activa hasta regresar a la alberca", apuntó.

 

Según la campeona, estar en casa ha tenido un lado bueno porque ha podido disfrutar de su hija de casi tres años, algo que tiene pocas oportunidades de hacer cuando está en entrenamientos y competencias.
 

"Me lo paso increíble con la niña, hacemos manualidades, cocinamos, bailamos, cantamos; en el momento que empiezo a hacer ejercicios está conmigo. Se han vuelto diferentes los días", reveló.
 

Paola buscará su lugar olímpico en los clavados individuales, pero tiene más posibilidades de ganar medalla en los sincronizados. Según cree, en el próximo año no cambiará el programa de saltos con el que ganó medalla en los Mundiales y se concentrará en perfeccionar el acople con su compañera.

"En sincronizados visualizo una competencia fuerte, buena de mi parte con Melany. A los jueces les gusta nuestra forma de tirar y eso es difícil de lograr en un deporte de apreciación. En Tokio quiero pelear hasta el último clavado", agregó.

 

Espinosa es uno de los casos de perseverancia más notables del deporte mexicano. Cuatro meses antes los Juegos de Río 2016 no podía levantarse de la cama por el dolor ocasionado por dos hernias discales y en la justa olímpica estuvo cerca de ganar medalla.

Ahora cuida la espalda, lo cual le ha permitido trabajar sin dolores.

"Hago ejercicios de fortalecimiento y estiramiento. Mi doctora me ha ayudado y llevo mucho tiempo sin dolores; mi entrenador, Ivan Bautista, y mi nutrióloga, han sido fundamentales", concluyó.

México aspira a ganar por lo menos cinco medallas en Tokio 2020 y una de sus apuestas principales es en la competición de saltos. Además el país tendrá buenas opciones de ser protagonista en los concursos de taekwondo, tiro con arco, béisbol, tiro deportivo, gimnasia y fútbol, si se clasifica en este deporte.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
LO + VISTO
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2020 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.