Home > Futbol Internacional

La Liga francesa estudia un préstamo común para ayudar a los clubes

EFE | 30 Marzo 2020 | 18:54

 La Liga de Fútbol Profesional (LFP) de Francia está estudiando crear un fondo crediticio comunitario para ayudar a los clubes a superar las dificultades financieras que puedan tener debido al parón de las competiciones por la pandemia de la COVID-19.

Según fuentes de la organización, sería un crédito de entre 200 y 250 millones de euros que se pediría con el aval de los futuros ingresos por televisión, tanto los actuales, del canal BeIN Sports, como los de las siguientes temporadas, comprados por la española Mediapro.

De esta forma se persigue permitir a las entidades que afronten los gastos durante estos meses, cuando han visto reducirse sus ingresos por la falta de la venta de entradas y de todos los beneficios asociados a la disputa de los partidos.

A ello se suma que Canal Plus ha decidido congelar el pago de 110 millones de euros que debía hacer el próximo 5 de abril, al no poder difundir los partidos.

Esa decisión puede ser un duro golpe para los clubes, que en Francia reciben de los derechos de transmisión por televisión el 36 % de sus ingresos en la primera división.

Otra amenaza proviene de que el mercado de traspasos puede verse duramente afectado por el parón. Los clubes franceses son tradicionalmente vendedores y de ese apartado obtenían una importante parte de sus ingresos.

En la temporada 2018-2019 fueron unos 635 millones de euros de superávit de fichajes, esenciales para equilibrar sus cuentas, y según el organismo de control de las finanzas de Francia, los clubes todavía necesitan unos 200 millones de euros hasta final de temporada para no acabarla en negativo.

La mayor parte de los clubes ha acudido a mecanismos de paro parcial de su masa laboral o a reducciones salariales de sus estrellas.

Pero, aún con esas soluciones, las arcas de los clubes deben soportar hasta el 84 % del sueldo neto de los jugadores, no cubierto por los expedientes de regulación parcial de empleo.

La LFP está en negociaciones con el sindicato de futbolistas para reducir los salarios un 50 % de forma global.

La crisis está afectando a la mayor parte de los clubes, incluso a los grandes.

El principal amenazado es el Olympique de Marsella, que ya antes de la llegada del coronavirus tenía números rojos y estaba en el punto de mira de la UEFA por ese motivo.

El Mónaco, otro de los grandes, ha puesto a todos sus trabajadores en paro técnico y negocia con la plantilla la reducción de su salario. El club puede beneficiarse del apoyo de las autoridades del Principado y estudia si también puede recibir ayuda del Estado francés, puesto que juega en esa liga.

El París Saint-Germain (PSG), por su parte, pese a tener el mayor presupuesto, es también el que más pérdidas está registrando ligadas a la pandemia. Se estima que puede dejar de ingresar unos 215 millones de euros.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
LO + VISTO
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2020 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.