Home > Nacionales

COVID 19: El virus que apagó los motores

Carlos Armando López | 29 Marzo 2020 | 14:45

Los motores se vieron obligados a apagarse justo en el mes de marzo, cuando el mundo esperaba con ansia el regreso de la F1 y su ‘Gran Circo’, y cuando en México estaba por arrancar el Serial Nascar, la categoría más prestigiosa de nuestro país. Fernando Hernández, miembro de la organización de la división de Trucks del mencionado Serial y del portal ‘Carreras en Vivo’, nos ofreció un paranora de los devastadores efectos que ha tenido pandemia de COVID 19 en el mundo del automovilismo, que este fin de semana en Querétaro estaba por dar su banderazo de salida.

“Ha sido un evento muy fuerte, la verdad es que no se esperaba, no se presagiaba algo tan fuerte como esto. Al final del día, muchos campeonatos optan por arrancar en el tercer mes del año, porque hay que buscar patrocinios, apoyo de las marcas, convenios con Gobiernos Estatales y Locales, todo eso se va preparando desde los meses de diciembre y enero, para arrancar en marzo. Todo eso que se planeó ‘vino a dar al traste’ por la pandemia, entonces ahora hay que retrogradar calendarios y no es nada fácil, hablando del lado del equipo y el piloto”.  

En el contexto local, la cuarentena obligó a la cancelación de la primera fecha, quedando el aire la carrera del 25-26 de abril en Monterrey y la del 16-17 de mayo en Chiapas, situación que afectará a pilotos, equipos y organización del prestigioso serial.

“Un piloto se acerca a pedir un apoyo por doce fechas y cada marca tiene pactadas ciertas actividades por ese tiempo, es decir, si arrancaba esta semana el Nascar en Querétaro, el refresco ‘XY’ prepara todo, equipo de promoción, edecanes, medios de comunicación, mercancía, logística para desplazarse y eso afecta al piloto. Esto será muy perjudicial, espero que no afecte tanto, pero sí muchos se verán afectados por cuestiones de patrocinios. Muchas marcas van a preferir replegarse y guardar el presupuesto para el siguiente año y eso dejará a muchos equipos sin correr.

Mucha gente planea su año desde enero, te hablo de pilotos que vienen de Chihuahua ya tenían sus boletos para viajar a Querétaro y tuvieron que cancelar, porque comprando boletos con antelación es mucho más económico, eso es muy tradicional en el mundo de las carreras. Ese tipo de cosas vendrán a afectar al espectáculo, al deportista y a la gente que espera este evento”.

Eran doce fechas tentativas en este 2020, sin embargo, los planes han cambiado y dependiendo del tiempo que se mantenga esta contingencia, se hará todo lo posible por llevar a cabo y respetar estas carreras, pese a las dificultades que ello conlleva.  

“Esto viene a repercutir no solo a la organización sino hasta al señor que vende las cervezas que se contrata por este evento no va a tener ese ingreso, los hoteles y su ocupación va a empezar a pegar en lo económico. Es el efecto dominó de que no haya este tipo de eventos y en lo deportivo es a nivel mundial, todo está totalmente parado y se vendrán a apretar los calendarios. Si bien todo sale, en abril o mayo se va arrancar y hay que ver como acomodar doce fechas en lo que queda del año, no es nada fácil. Esperemos haya comprensión del lado de las marcas, de la Iniciativa Privada y de los Gobiernos para que se puedan llevar a cabo las doce fechas”.

Otro aspecto a considerar es el lado económico, donde los pilotos, marcas y patrocinadores se verán afectados con este parón obligado ante la imposibilidad de tener exposición y no poder firmar contratos con los autos. El Serial ha visto afectado de muchas formas en medio de una contingencia que genera mucha incertidumbre.

“Algunos pilotos tienen sueldo, sus contratos son con sueldos, los patrocinios pagan para tener una exposición. Es un porcentaje muy bajo los que realizan esto, casi todos los equipos tienen que conseguir sus patrocinios para poder correr, para poder estar en el equipo y la categoría. A ellos no les va a afectar en el tema salarial, por citar un ejemplo, un piloto que viene de Monterrey ya tiene un convenio con una marca queretana para promover es un ingreso extra. Es ahí donde puede que repercuta en su bolsillo y también en el tema de los equipos que asignan un sueldo a sus pilotos, si no hay fecha, no hay avance. En caso de Supercopa es más sencillo, porque muchos pilotos ya alcanzaron a firmar su patrocinio al principio de temporada”.

Reestablecer el calendario será el gran reto de la organización del deporte motor, donde Nascar, Supercopa y categorías inferiores como la Fórmula 1800 tendrán que apostar por fechas dobles o, en medidas extremas, recorte de fechas con el fin de no perder el año y mantenerse en el top del mundo motor en México.  

“En caso de Supercopa, tienen 10 fechas, lo que optan es hacer dos carreras en un solo fin de semana y de esa manera se adapta el calendario, se ahorra en gastos de logística. En caso de Nascar es un poco más complicado porque es una categoría que corre óvalos y eso siempre lleva más contactos. Creo que pueden apostar a lo mismo de las fechas dobles, pero si la carrera uno es el sábado y el piloto tiene un contacto en su auto, no es fácil tenerlo listo al siguiente día o si lo tienen listo, el auto no tendrá el mismo perfomance con el que llegó. Son muchos los factores que van a impedir que se lleven a cabo estas fechas, pero yo creo que en algún momento no habrá recorte de fecha”.

Ante este panorama, el GP de México se encuentra en un peligro mortal luego de la cancelación de carreras históricas como Australia o Mónaco, además de que las primeras fechas del calendario ya han sido pospuestas, dejando en el aire el futuro de la temporada 2020 del Gran Circo.  

“Ya se canceló Mónaco, se pospusieron las dos primeras fechas del calendario en F1. No me sorprendería una cancelación del Gran Premio de México, sería un golpe muy fuerte para los organizadores, no es fácil traer a la Fórmula 1 a México, este año estuvo a punto de no realizarse y la Iniciativa Privada fue quien metió la mano para salvar el Gran Premio. No me sorprendería que se moviera la fecha o se cancelara por si ya se canceló Mónaco que es una carrera con una historia de varios años ininterrumpidos, no veo porqué México no se puede llegar a cancelar”.

Finalmente, Fernando asegura que el deporte motor será la industria más afectada por esta pandemia que parece no tener fin y dejará a las marcas, pilotos y escuderías en la cuerda floja gracias a la situación económica muy complicada que se avecina a nivel mundial. El automovilismo sufrirá, pero como ha sucedido antes, siempre habrá esperanza para que los motores se enciendan una vez más con toda su potencia.  

“En el tema del automovilismo será difícil porque es uno de los deportes más caros, no es fácil estar en una pista llámese Fórmula 1, llámese Fórmula 1800 aquí en México, Nascar, Supercopa, no es fácil estar. Correr la categoría más económica son entre 30 a 50 mil por un fin de semana hasta los 300-500 mil pesos en México, imagina en Fórmula 1 que son millones de euros. Yo creo que va a ser uno de los deportes más afectados, incluso hay muchos rumores de que algunos equipos de F1 que se quieren declarar en quiebra por el tema de los impuestos. Todo va a depender de cuanto dure este tema del coronavirus, yo espero y rezo porque dure poco porque es uno de los deportes que más se podrían ver afectados. En el tema futbol u otros deportes no hay tanto problema, porque tienen muy buen respaldo de las marcas y una estructura económica. En Fórmula 1, si bien se mueve mucho dinero, quien hace la F1 son los pilotos, son los equipos y si a las marcas les afecta lo económico habrá un efecto dominó, van a cerrar algunas escuderías, se cancelarán algunos eventos y muchos pilotos se quedarán sin correr”.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
LO + VISTO
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2020 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.