Home > Extra cancha

Confiscan a afición carteles de protesta vs Astros

Plano Deportivo | 23 Febrero 2020 | 10:23
Los fanáticos que ansiaban abuchear y repudiar a los Houston Astros por el robo de señales, en su debut de pretemporada, sufrieron por una casualidad.
 
Sus carteles fueron hurtados.
 
En el primer juego de pretemporada de los Astros desde que su escándalo de robo de señales remeció al béisbol, algunos fanáticos se presentaron con carteles con mensaje anti-Houston.
 
Pero el personal del estadio los confiscó previo al partido ante los Washington Nationals, los campeones de la Serie Mundial, la noche del sábado.
 
Reeditando la última Serie Mundial, los Nats recibieron vítores. Todo el que lucía los colores de los Astros --hasta la mascota, Orbit-- fue abucheado. Houston no alineó a ninguno de los peloteros implicados en la pesquisa de MLB.
 
Dos hombres con indumentaria de los Nationals se sentaron detrás de la cueva de los Astros y mostraron carteles con mensajes irreverentes antes del primer lanzamiento. Uno de los mensajes decía: ‘¿Pueden fijarse en mi odio?’. Otro incluyó un asterisco debajo de Houston, sugiriendo que el campeonato que los Astros ganaron en 2017 siempre quedará embarrado por la trampa.
 
Pero los individuos no pudieron exhibir sus carteles por mucho tiempo. Una empleada del estadio se apresuró para quitárselos. No discutieron con la mujer, pero reaccionaron perplejos cuando ella se marchó doblándolos para cargarlos en sus brazos.
 
Los Astros y Nationals comparten un complejo de entrenamientos. Houston fue el local el sábado.
 
Matthew Silliman, quien alzó uno de los carteles, dijo que no sabía que estaban prohibidos. Manejó desde Tampa Bay y venía esperando para hacerle saber a los Astros lo que él piensa de ellos.
 
“Soy un gran fanático de los Nats y estuvo mal”, dijo. “Son unos tramposos”.
 
El comisionado Rob Manfred multó a los Astros, los despojó de selecciones en el draft y suspendió al manager AJ Hinch y al gerente general Jeff Luhnow, quienes fueron destituidos después por Houston.
 
Una investigación de las Grandes Ligas reveló que Houston usó video para descifrar las señales de los receptores rivales.
 
Los fanáticos abuchearon a todo pulmón cada vez que se decía “Astros” por los parlantes, y los aficionados que estaban detrás de la cueva de Houston se la pasaron abroncando a José Altuve, Carlos Correa y Lance McCullers Jr. cuando se pusieron de pie previo al partido. Algunos fanáticos le dieron manotazos a sus butacas metálicas para imitar el golpe a los cestos de basura, el método que usaron los Astros para transmitir las señales robadas a sus bateadores.
 
Un aficionado con la franela de los Nationals vociferó: “Oye Altuve, ¿tienes miedo de jugar esta noche?” Otros gritaron: “¡Apestas! y “¡Tramposos!”
 
Alrededor de media docena de fanáticos vestían camisetas que decían "golpea los postes, no los botes de basura" en referencia al decisivo jonrón de Howie Kendrick para Washington en el Juego 7 de la Serie Mundial del año pasado.
 
El manager de primer año de Houston, Dusty Baker, dijo que no creía que la recepción fuera "demasiado mala" y dijo que su equipo tendrá que acostumbrarse.
 
"Probablemente obtendrá la misma recepción en la mayoría de los lugares a los que vaya, especialmente en la primera ronda", dijo. "Entonces, solo tienes que ponerte los pantalones de niño grande y luego tratar de cerrarlo y solo jugar béisbol y darte cuenta de que esto también pasará".
 
El as de Washington, Max Scherzer, quien comenzó el Juego 7 para ayudar a los Nationals a su primer título, también comenzó el sábado y lanzó dos entradas sin anotaciones. Se le preguntó si pensaba que el juego del sábado por la noche sería más dramático considerando lo que estaba pasando con los Astros.
 
"Tal vez, no sé", dijo. "Ganamos la Serie Mundial, así que no era como si tuviera una venganza que mantener. Así que, para mí aquí, solo estamos tratando de avanzar y prepararnos para nuestra temporada".
 
Scherzer estaba un poco decepcionado de que ninguno de los titulares de Houston jugara el sábado cuando permitió un hit y ponchó a dos.
 
"Quieres enfrentarte a los mejores", dijo Scherzer. "Son una gran alineación, pero lo entiendo, es temprano en la primavera para verlos".
 
Y aunque Silliman no pudo mantener sus carteles, dijo que eso no le impediría interrumpir a los Astros con su voz.
 
"Oh, sí", dijo. "Lo van a conseguir todo".
 
No tuvo mucho tiempo. El juego se retrasó debido a la lluvia después de dos entradas y se canceló unos 90 minutos más tarde cuando la lluvia continuó.
NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2020 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.