Home > Internacionales

Jugadores del Pro Bowl, en desacuerdo con el juego 17

ESPN / Foto: Twitter @NFL | 26 Enero 2020 | 14:35
Si los jugadores participantes en el Pro Bowl son una verdadera representación de la liga, los dueños de la NFL tendrán una dura pelea durante las negociaciones para un potencial juego 17 en temporada regular, en el nuevo acuerdo colectivo.
 
De acuerdo a información del portal ESPN, el ala defensiva, Calais Campbell, representante de la unión de Jacksonville Jaguars, asegura que ha hablado con muchos jugadores a lo largo de los últimos meses y su sensación es que el juego 17 podría ser el punto más complicado en la negociación y que tomará mucho trato para que pueda funcionar.
 
“Cuando hable con los chicos, no creo que mucha gente lo quiera hacer”, dijo Campbell. “Realmente, uno habla con los chicos y no creo que nadie lo quiera hacer. Será muy, muy duro. Sé que los dueños realmente lo quieren. Nosotros definitivamente lo hablamos, tratando de resolver lo que tenemos que hacer, cómo podemos hacer que resulte”.
 
“Será un proceso, pero 17 (juegos), es algo duro”.
 
Tomará muchas concesiones de parte de los dueños para que los jugadores consideran 17 partidos.
 
El liniero defensivo de los Tennessee Titans, Jurrell Casey, sugirió eliminar todo, o la mayoría del training camp.
 
“Al final del día, son más cheques. Pero al final del día, tu cuerpo se desgasta”, dijo Casey. “Tu cuerpo para por mucho en este deporte. Honestamente, si añades más partidos, tienes que apartar algo más. Si eliminan prácticas, pienso, más campamento, jugaría más juegos”.
 
“Deshágase de esos campamentos y podemos hacer (más) partidos, nene”.
 
Casey parcialmente estaba bromeando porque sabe que no hay manera de que los equipos puedan estar sin campamento, pero muestra que eliminar un juego de pretemporada –que es una de las cosas que se consideran— no es suficiente para que los jugadores accedan a añadir uno en campaña regular.
 
Más dinero, más jugadores por partido, una semana adicional de descanso, postemporada expandida, contratos garantizados y un porcentaje más alto de las ganancias divididas entre los dueños y los jugadores, son algunas de los incentivos que la liga podría ofrecer a los jugadores.
 
“Muchos de los titulares no juegan en el último juego de todos modos, entonces si eliminas ese juego de pretemporada, no estás quitándonos nada”, dijo el guardia de los Baltimore Ravens, Marshal Yanda. “Solo estás añadiendo un juego. No soy partidario de un juego extra. Creo que hay suficientes juegos. Es suficientemente físico, duro en el cuerpo de las personas jugar 16 y la postemporada, así que simplemente no soy de esa idea”.
 
“Entiendo que será duro detenerlo, pero no apoyo incrementar juegos para nada”.
 
El profundo de Ravens, Earl Thomas, señala que no está seguro sobre qué tipo de paquete los dueños podrían ofrecer que haría que los jugadores consideraran seriamente aprobar 17 partidos, pero el ala cerrada de los Atlanta Falcons, Austin Hooper, dice que una segunda semana de descanso deberá estar incluida.
 
“No tengo las respuestas, pero pienso que, si la NFL dice que se preocupan por la seguridad de los jugadores, y dicen a los padres de los niños en futbol juvenil lo mucho que les importa la seguridad de jugadores, entonces no tiene sentido jugar futbol sin más descanso”, Hooper señaló. “Así que será interesante ver si lo que dicen se alinea con lo que hacen”.
 
“Me refiero, la NFL está bajo mucho escrutinio de jugadores –hay muchos ex jugadores en sus vidas con muchos problemas—y su respuesta ahora es jugar más futbol y tener más lesiones traumáticas de cerebro. Si les importa tanto como dicen públicamente, creo que deben añadir una semana de descanso extra”.
 
Un incremento en el riesgo de lesionarse fue una preocupación abrumadora en casi todos los jugadores cuestionados –especialmente entre linieros, que están envueltos a contacto en cada jugada. Los equipos promediaron 63.5 jugadas ofensivas por juego en 2019, de acuerdo a Pro Football Reference, así que un juego adicional significaría unos 130 snaps más.
 
“La seguridad del jugador debería estar al frente de lo que estén haciendo”, dijo Hooper. “Porque más y más jugadores se encuentran en situaciones médicas adversas y hacen cosas horribles. Hace que el futbol se vea mal. Y la respuesta no es atropellarnos unos a otros por otra semana. Así que, de nuevo, no tengo todas las respuestas. Solo espero dar más información de las cosas que veo y que pienso pueden cambiar. Otra vez, si quieren más dinero, significando otro juego, deberían añadir más descanso como parte de ello”.
 
El ala defensiva de los Minnesota Vikings, Danielle Hunter, dijo que lo jugadores quiere una temporada baja más larga. Luego de que la temporada regular termina a finales de diciembre, los entrenamientos voluntarios aumentan nuevamente en abril y son seguidos por las OTA’s (actividad organizada del equipo por sus siglas en inglés).
 
“Diría que necesitan darnos una temporada baja más larga, OTA’s más cortos”, puntualizó Hunter. “Si harán eso, hacer menos semanas de OTAs –y nos darán más semanas de descanso durante la temporada—eso estaría bien para mí”.
 
“Tendrán que llevarse algo, porque la temporada apenas terminó la semana pasada para mí. Tendré 14 semanas hasta que vuelva al futbol. La temporada (regular) es como de 16 semanas (más la de descanso), más la pretemporada—son 21 semanas. Y luego regresar en la temporada baja para las OTAs –son tres meses más—así que 14 semanas no son suficientes”.
 
Quizá los jugadores que serán más impactados por un juego 17, serán los novatos.
 
Su primera temporada empieza desde el momento en que o terminan su año senior o se declaran para el draft. Hay juegos de estrellas como el Senior Bowl y el East-West Shrine Game, dos meses de entrenamiento para el combinado de la NFL, y un calendario agotador de visitas de equipo y entrenamientos. Luego del draft (o después de firmar como agente libre no drafteado), hay minicampos de novatos, actividades organizadas de equipo, minicampo obligatorio, training camp, la pretemporada y la temporada regular.
 
Los equipos también piden a los novatos presentarse en las instalaciones semanas adicionales luego de que los veteranos son liberados tras el minicampo obligatorio.
 
Su cabeza da vueltas mientras tratan de aprender un nuevo sistema defensivo u ofensivo, resolver cual es la mejor manera para prepararse para los partidos y cuidar de sus cuerpos. Algunos muchachos obviamente manejan la situación mejor que otros, pero al añadir otro juego a los novatos será un “baño de sangre”, dice el tackle defensivo de los Pittsburgh Steelers, Cameron Heyward.
 
Josh Allen, de Jaguars, que lideró a los novatos con 10.5 capturas, está de acuerdo.
 
“Somos el futuro, y siento que, si no nos consideran, si no consideran los cuerpos y mentes de los novatos, es la manera en que los muchachos se pierden”, avisó. “Creo que dicen que nos pagarán más, pero mi cuerpo, mi mente es antes que el dinero. Pienso en mi familia. Pienso en mí mismo. Eso significa mucho. La salud mental es una cosa muy seria y siento que eso puede contribuir”.
 
“Tienes todas esas cosas diferentes. No solo es la temporada. Tienes OTAs. Minicampos, training camp. Pretemporada. Tienes todas las cosas, y los novatos no tienen tiempo (para ajustarse”.
 
NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2020 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.