Home > Internacionales

Vladimir Morozov se corona en Glasgow

EFE | 08 Diciembre 2019 | 16:05
El ruso Vladimir Morozov se coronó como "rey" indiscutible de los Europeos de piscina corta que concluyeron este domingo en Glasgow, tras cerrar su participación en la ciudad escocesa con un total de siete medallas de oro.
 
Un suculento botín que el nadador ruso completó este domingo con sus triunfos en las finales de los 100 libre y en la del relevo 4x50 estilos, en la que Morozov y compañía se quedaron a tan sólo 19 centésimas de su propio récord del mundo.
 
Y es que Vladimir Morozov no sólo ha brillado en Glasgow por sus victorias, tres de ellas en pruebas -50 braza y 50 y 100 libre- individuales, sino también por la calidad de sus registros, tras marcharse de los Europeos con dos plusmarcas continentales -50 braza y 4x50 libre mixto- y una mundial -4x50 estilos mixto-
 
Récords a los que el nadador siberiano no necesitó acercarse para imponerse con claridad en la final de los 100 libre con un tiempo de 45.53 segundos.
 
En esa prueba Morozov hizo valer su explosiva salida para superar al italiano Alessandro Mersi, que, pese a nadar más rápido los últimos dos largos, tuvo que conformarse con la medalla de plata al tocar la pared 37 centésimas más tarde que el ruso.
 
La victoria permitió a Morozov recuperar el trono continental que había ocupado en los años 2012 y 2013 y del que se había visto apartado en los dos últimos Europeos por los velocistas italianos Marco Orsi, campeón en Netanya 2015; y Luca Dotto, ganador hace dos años en Copenhague.
 
Precisamente en la capital danesa fue donde irrumpió en el panorama internacional el también ruso Kliment Kolesnikov, el único capaz de cuestionar la primacía de Morozov, tras colgarse en Glasgow un total de seis oros.
 
Para ello, Kolesnikov, de 19 años, tuvo que protagonizar una sensacional jornada final en la que además de contribuir al triunfo de Rusia en el 4x50 estilos se colgó el oro en los 100 estilos y los 50 braza.
 
Y eso que los Europeos no pudieron empezar de peor manera para el joven nadador ruso, que a las primeras de cambio se vio fuera de la final de los 200 espalda, una prueba en la que Kolesnikov partía como uno de los máximos favoritos.
 
Tropiezo del que Kliment Kolesnikov se resarció con su posterior triunfo en los 100 espalda y, sobre todo, con la victoria lograda este domingo en los 50, tras firmar un excelente de crono de 22.75 segundos.
 
El ruso lo hizo tras haber nadado apenas un cuarto de hora antes la final de los 100 estilos, en la que Kolesnikov también había logrado la victoria con un tiempo de 51.15, por delante de su compatriota Sergei Fesikov, plata, y el griego Andreas Vazaios, bronce.
 
Pero si reseñable es la gesta de Kolesnikov, no menos increíble fue la actuación del griego Andreas Vazaios, uno de los nombres propios de estos campeonatos, que tras colgarse el bronce en los 100 estilos, se subió a lo más alto del podio en la final de los 200 mariposa.
 
El nadador griego, que ya el sábado se coronó campeón de los 200 estilos con nuevo récord de Europa incluido, dio una auténtica exhibición en los últimos cuatro largos de la prueba, en los que Vazaios pasó de la cuarta a la primera posición para acabar imponiéndose con un registro de 1:50.23, más de un segundo menos -1.28- que el primero de sus perseguidores.
 
Si en la categoría masculina Morozov, Kolesnikov y Vazaios acapararon todos los focos, en la femenina la gran protagonista fue la joven bielorrusa Anastasiya Shkurdai, que a sus 16 años, se proclamó nueva campeona de Europa de los 100 mariposa con un tiempo de 56.21 segundos.
 
De hecho Shkurdai fue junto con la italiana Simona Quadarella, que sumó a su triunfo en el 800 libre la victoria cosechada este domingo con un crono de 3:59.75 en el 400, fueron de las pocas capaces de romper el dominio ruso, que sumó dos nuevo oros por medio de Mariia Temnikova -200 braza- y María Kameneva -50 libre-
 
Aunque para sorprendente la victoria de Polonia en la prueba de relevos 4x50 estilos, en las que las polacas, que firmaron un crono de 1:44.85, arrebataron el oro a los dos máximos favoritas, Italia, plata con una marca de 1:44.92, y Rusia, bronce con un tiempo de 1:44.96.
 
NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2020 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.