Home > Extra cancha

En Brasil casi no se usa el '24' por homofóbico motivo

Mediotiempo | 13 Octubre 2019 | 21:11

La homofobia es un problema social alrededor del mundo, que también está muy presente en el mundo de los deportes y para muestra el futbol brasileño, donde los jugadores evitan usar el número "24" en los dorales, ya que en Brasil ese número está asociado con ser homosexual. Lo anterior se debe a un juego callejero, muy popular en la década de los ochentas, que recibía el nombre de " Jogo do Bicho", que en español quiere decir "El juego de los animales".

En algo similar al juego de Lotería en México, cada animal tenía un número determinado, por lo que el 24 era para el venado, que en portugués se dice "veado". Hasta ahí, no hay ninguna relación entre el juego y ser homosexual. Sin embargo, en la juerga brasileña, a los gays se les llama despectivamente como "viados".

Por tanto y dada la similitud de ambas palabras "veado" y "viado", el número 24 ha quedado asociado con tener una preferencia sexual diferente, a lo que los futbolistas brasileños lo han tomado por muchos años como un tabú o algo con lo que no les gusta ser relacionados. De ahí, su rechazo a jugar con el dorsal '24'.

De acuerdo a un informe presentado por Bleacher Report, solo uno de 600 jugadores de todos los clubes que disputan el Brasileirao, utiliza el dorsal número 24 y ese es el tercer portero del Gremio, Brenno Costa.

Inclusive, en Brasil es muy común que ese número se lo otorguen a un jugador que tiene mínimas posibilidades de jugar, como es precisamente el tercer portero, para evitar cualquier tipo de problemas con los jugadores. Sin embargo, en torneo como la Copa Libertadores, las plantillas deben ser numeradas del 1 al 30, por lo que necesariamente alguien deberá usar el tan "rechazado" número 24.

Es así, por ejemplo, que el portero Cassio, que en 2012 era tercer guardameta del Corinthians que ganó el título. La homofobia ha permeado mucho en países de latinoamérica dada la cultura muy arraigada que existe del machismo.

En México, se representa con el grito de "ehhh puto", mismo que busca ser erradicado para evitar sanciones graves de la FIFA, mientras que en Brasil, equipos como el Salvador de Bahía ha hecho campañas que apoyan el orgullo gay, al igual que diversos equipos, han pedido que durante los partidos del futbol de ese país, se evite hacer cánticos ofensivos relacionados con las preferencias sexuales.

Información de Mediotiempo.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2019 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.