Jueves 20 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
negocios

Reta carga al Tren Maya

Agencia Reforma | 30/04/2024 | 09:50

Uno de los retos del Tren Maya es concretar la posibilidad de que lleve a cabo actividades de carga, además de las turísticas, para lo cual se necesita vencer problemas de infraestructura y conectividad con otros medios de transporte.

Así como la demanda potencial de movimiento de mercancías y que el siguiente Gobierno le dé continuidad al proyecto, de acuerdo con especialistas.

Carlos Barreda, especialista del sector ferroviario, destacó que si bien el traslado de carga podría generarle mayores ingresos al Tren Maya para su autofinanciamiento, aún no se tienen avances en la construcción de terminales de carga en ninguno de sus siete tramos, incluyendo el 1, 2 y 3, que ya operan para el traslado de pasajeros.

Agregó que el éxito de esta ruta ferroviaria dependerá de su conectividad con puertos cercanos, como el de Progreso, y con terminales interiores e intermodales que faciliten la integración de los servicios de carga y descarga de mercancías contenerizadas.

En ese sentido, señaló que la siguiente Administración deberá destinar cuantiosos recursos para su construcción y desarrollo, pero falta definir si hay interés del nuevo Gobierno para concluir el Tren Maya como originalmente se planeó. 

"Si gana Xóchitl Gálvez, candidata del PAN, PRI y PRD será difícil que se continúe con el proyecto, y si gana Claudia Sheinbaum, candidata presidencial por la Coalición Sigamos Haciendo Historia, seguramente sí (habrá continuidad)", destacó Barreda. 

Explicó que la primera ruta de carga podría ser Villahermosa-Mérida, aunque también se espera una expansión a lo largo del Corredor Interoceánico con los Polos de Desarrollo, cuya construcción ya ha sido adjudicada a diversas empresas privadas.

Diego Anchustegui, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte Intermodal (AMTI), señaló que mantienen pláticas con el Gobierno para conectar el sur-sureste a través de ramas intermodales con el Tren Maya.

Las terminales intermodales podrían ubicarse en Villahermosa y Mérida. 

Alejandro Álvarez Reyes Retana, ex titular de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario de México (ARTF), comentó que el servicio de pasajeros no genera utilidades, por lo que de haberlas, tendrían que venir de los servicios de carga que ofrezca el Tren Maya.

No obstante, comentó que el tema de la carga en dicha obra es complejo porque el sur del País no está industrializado.

Consideró que la propuesta de AMTI es interesante, si se toma en cuenta que Cancún podría ser origen o destino de carga, pero para ofrecer rutas intermodales se requería hacerla a través de modalidad de doble estiba.

"Es decir, en una plataforma se colocan dos contenedores uno encima de otro y eso es incompatible con vías electrificadas del Tren Maya. 

"En ese sentido, la catenaria es un obstáculo físico que no permite operar trenes de doble estiba", explicó. 

Por lo tanto, se van a poder transportar contenedores, pero en estiba sencilla, lo que significaría tener una capacidad "recortada" por las propias condiciones de la infraestructura de los tramos que están electrificados. 

"Si bien es una iniciativa interesante, enfrenta muchos retos y es importante resolverlos para que el Tren sea sustentable financieramente. 

"Si no existen ingresos del transporte de carga, el proyecto está condenado a depender de subsidios disponibles", apuntó. 

Jaime Paredes Camacho, Catedrático de la UNAM, consultor y perito ferroviario, comentó que para que el Tren Maya mueva carga es necesario encontrar puntos de encuentro para hacer trasvases e invertir en esa infraestructura. 

Destacó que se podría mover carga por dicha obra a través de contenedores porque se pueden mover en plataformas ferroviarias y hacer trasvases, lo que daría cabida a la operabilidad del sistema ferroviario ubicado en el Sur. 

Coincidió en señalar que el Gobierno tendría que valorar si deja o quita la catenaria para que puedan operar trenes con doble estiba, y valorar los puntos origen destino de la carga.

"Una vez que se tenga la demanda definida se podría establecer si se necesita en un tramo más carga o pasaje, o bien una mezcla de los dos en un mismo punto", refirió.

Agregó que lo más importante es tener un estudio que permita definir cuál es la demanda que se quiere atender de carga y pasaje o de ambas y si eso implicaría infraestructura nueva. 

Paredes indicó que independientemente de quién sea la o el próximo presidente de México, se esperaría que se le dé continuidad al Tren Maya dado que ya se ha invertido en la obra. 

"La persona que se quede tendrá que ver definir cuál es su prioridad, pero se esperaría que se valore el esfuerzo que ya se hizo para contar con dicha obra", puntualizó.