Domingo 19 de Mayo de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
internacionales

Denuncia Hamás abusos y expulsión de gazatíes en el norte

EFE | 16/04/2024 | 13:20

El movimiento islamista palestino Hamás denunció este martes la expulsión de palestinos desplazados de la urbe de Beit Hanoun y el este de Jabalia, en el norte de Gaza, donde cientos de ellos fueron forzados a abandonar también un colegio en el que se refugiaban como parte de una operación militar israelí con "excavadoras y tanques".
 
"El ejército de ocupación estableció un centro de interrogatorios detrás de la escuela (Mahdiya Al Shawa) que alberga a cientos de personas desplazadas y exigió a todos que salieran a punta de pistola", denunció hoy Hamás en un comunicado.
 
"Las mujeres fueron obligadas a quitarse el hiyab (velo islámico) y los hombres desnudados. Todas las familias de Beit Hanoun fueron obligadas a marcharse y varios jóvenes fueron arrestados", añadió el texto.
 
Por su parte, el Ejército israelí no respondió a una petición de EFE sobre este desplazamiento de población.
 
La agencia de noticias palestina Wafa confirmó hoy también, por segundo día consecutivo, la expulsión de familias de Beit Hanoun, así como la detención de "decenas de jóvenes", que fueron maltratados, y de niños y mujeres de dos escuelas, sin detallar sus nombres.
 
Este asedio se produce mientras continúan los ataques de artillería y bombardeos israelíes en el área, así como en los barrios norteños de ciudad de Gaza como Al Mughraqa y Al Zahraa, en un conflicto que se ha cobrado más de 33.800 muertos en poco más de seis meses de guerra.
 
Según Wafa, al menos ocho civiles fallecieron hoy en un bombardeo israelí en el centro de la ciudad de Gaza, que también causó heridos, y tres más murieron en un ataque contra el campamento de refugiados de Nuseirat (centro), que tropas terrestres invadieron hace cinco días.
 
Además, al menos once personas murieron, la mayoría niños, en un ataque con dron israelí al campamento de refugiados de Al Maghazi, en el centro de la Franja de Gaza, dijo a EFE una fuente del hospital Mártires de Al Aqsa, en Deir al Balah.