Viernes 21 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
tecnologia

Rili lleva la clonación digital a redes sociales

Reforma | 04/03/2024 | 19:44

Un hombre mira a cámara. Gesticula, mueve los labios, alza las cejas, mientras presenta a HeyGen, una plataforma de Inteligencia Artificial Generativa que transforma texto a video. La persona se parece a Xavier Mitjana, un youtuber español, pero no es él, sino una copia suya creada digitalmente, que hace la introducción en su video.
 
Después de estos 20 segundos, Mitjana sale a cuadro, usando la misma ropa que su gemelo virtual. En ese video, el español explica cómo usar herramientas como HeyGen para crear un avatar de ti mismo con ayuda de la IA Generativa. Rili, plataforma española, lleva este concepto a las redes sociales.
 
 Antonio Camacho, cofundador de la empresa junto con Jorge Cuervo, explicó, en entrevista para Grupo REFORMA, que Rili es una red social en la que cualquier persona puede tener su copia digital para hablar con quien ellos quieran a la hora que sea.
 
 "Lo que hacemos mediante la IA es un clon digital de un creador de contenido, que puede ser cualquiera, para comunicarnos con él 24/7 en más de 100 idiomas", aseguró Camacho.
 
 "Bien porque te sientas solo, quieras entretenerte o requieras de un especialista en tu idioma local, en Rili podrás tener esa comunicación bidireccional", agregó.
 
 Desde la popularización de ChatGPT en 2023, los usos de la IA Generativa se multiplicaron. Otra iniciativa de clones digitales surgió en Reino Unido el año pasado. Jodie Cook, emprendedora británica, fundó Coachvox AI, una herramienta que permite entrenar un modelo grande de lenguaje (LLM) para crear asesores digitales sobre múltiples temas.
 
 Un ejemplo es Rob Dix, inversor inmobiliario, quien creó Ask Rob & Rob AI en Coachvox AI, una IA entrenada con libros de Rob, como Inversión Inmobiliaria para Principiantes, y los guiones de su podcast The Property Podcast, capaz de responder preguntas específicas de la audiencia sobre los tópicos que Dix aborda, siempre y cuando pagues por el servicio.
 
 Rili tiene un espíritu similar. Camacho señaló que esta red social se enfoca en la Generación Z y creadores de contenido, quienes pueden entrenar su clon digital mediante dos formas: si tienes contenido digital, como videos en YouTube, Twitter o Twitch, lo registras en Rili, se procesa mediante diferentes LLM y copia tu forma de hablar y escribir.
 
 En el segundo caso, si no hay contenido que inyectar, los usuarios pueden hablar con la IA Generativa de Rili y ella aprenderá en cada conversación.
 
 Camacho manifestó que la idea es dar una herramienta a los creadores de generar un gemelo digital capaz de atender a sus seguidores y responder inquietudes sobre su manera de pensar en diferentes tópicos.
 
 "La gente podría preguntarte acerca de tu opinión sobre la guerra de Ucrania o sobre el Mundial del 2026", indicó Camacho. Esto será así siempre y cuando la IA de Rili cuente con esta información.
 
 Para interactuar, las personas tendrán que visitar el perfil de una persona. Allí encontrarás dos opciones de comunicación: chat o una especie de videollamada. En esta última, el creador podrá usar su propia cara, si lo desea, para diseñar el avatar que atenderá las llamadas. Este rostro moverá los labios, los ojos y hablará con la voz de la persona.
 
En Rili podrás, por ejemplo, chatear con Chinguamiga, Domelipa o la celebridad de Internet que más te agrade, si esta decide abrir una cuenta en la plataforma.
 
Regresando al avatar; si el usuario no desea colocar su foto en él, podrá elegir una imagen. Sobre la suspicacia que genera compartir datos sensibles como la voz o el rostro a una red social, Camacho aclaró que la empresa no obtiene ingresos con la venta de datos.
 
Enfatizó que se trata de una aplicación de entretenimiento y comunicación del tipo freemium, modelo de negocio como el de Fortnite, que lanzará diversos tipos de monetización en aproximadamente ocho meses. De igual manera, compartió que Rili implementa medidas de sistemas bancarios y utiliza servicios de ciberseguridad de empresas como Google y Amazon.
 
 Además, realizan ataques de hackeo ético cada dos días de manera manual para detectar vulnerabilidades del sistema y consideró que dentro de poco estas revisiones de ciberseguridad serán cada 15 minutos. Añadió que la aplicación no permite el ingreso de menores de edad y verifican los datos de las personas para evitar el robo de identidad.
 
Disponibilidad
 
 Rili está disponible para su descarga en iOS y Android, sin embargo, aún se encuentra en fase de pruebas. Las personas interesadas deberán entrar a su sitio oficial y unirse a la lista de espera.
 
 La aplicación se puede descargar en todo el mundo, según Camacho, pero en países como México, Estados Unidos, Brasil, India, Indonesia y Filipinas se trabaja una campaña de marketing con creadores de contenido para atraer usuarios. 
 
En el País, Rili colabora con más de 80 personas de la industria de creadores, pero la empresa no especificó de quienes se trata. La idea es atraer usuarios y con el tiempo a empresas para mantener el negocio a flote.