Domingo 21 de Abril de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
internacionales

Busca Trump nocaut en Carolina del Sur

Agencia Reforma | 24/02/2024 | 09:23

Donald Trump llega a las primarias de Carolina del Sur buscando asestar un nocaut en la competencia por la nominación del Partido Republicano a la Casa Blanca, a pesar de que su contrincante restante ha prometido permanecer en la carrera no importando el resultado.

Trump, quien hasta ahora ha ganado 63 delegados de los mil 215 necesarios para obtener la nominación republicana, se encamina a la victoria en Carolina del Sur donde enfrenta a Nikki Haley, la ex Gobernadora republicana de ese mismo estado, y que ha planeado arruinar una coronación de Trump.

Nacida en el pueblo de Bamberg, de padres inmigrantes de la India, Haley hizo ayer un último recorrido en autobús enarbolando un mensaje de que a sus 52 años ella representa un relevo generacional necesario en la política estadounidense frente a su rival Trump, de 77 años, y el Presidente Joe Biden de 81 años.

"(En esta elección) nosotros podemos ir por más de lo mismo: más de lo mismo no sólo con Joe Biden sino más de lo mismo es Donald Trump. O podemos elegir un nuevo líder generacional que nos guíe hacia adelante con soluciones para el futuro", dijo la candidata en el pueblo de Mount Pleasant en la Costa Atlántica.

Apuntando a los sectores más moderados incómodos con el estilo populista de Trump que ha transformado al Partido Republicano, Haley no tiene esperanzas de dar una sorpresa hoy en Carolina del Sur, un estado cuyo vencedor en las elecciones primarias se ha convertido en el nominado la mayor parte de las veces.

De acuerdo con el promedio de encuestas del sitio Five Thirty Eight, Trump domina ampliamente las preferencias entre los republicanos con 63 por ciento del total, mientras que Haley sólo logra atraer 32 por ciento de las preferencias.

Financiada por una buena base de donantes, la también ex Embajadora de EU ante Naciones Unidas tendría diversos incentivos para permanecer en la contienda, aun sin ganar en su estado natal, incluyendo incrementar su popularidad para otros cargos. Expertos señalan que su cálculo está basado en los problemas legales del ex Presidente.

"Al permanecer en la competencia, (Haley) se está posicionando como la alternativa a Trump. Esto es algo que puede resultarle útil dependiendo lo que suceda en las batallas legales de Trump", dijo Caitlin Jewitt, profesora asociada de ciencia política en el Instituto Tecnológico de Virginia en la ciudad de Blacksburg.

Ayer mismo, el ex Mandatario dijo no estar preocupado por el resultado en Carolina del Sur, pero reconoció que los extraordinarios problemas legales que enfrenta -al menos cuatro procesos criminales- son el principal obstáculo a vencer, dado el tiempo que le quitan para hacer campaña.

"Tengo muchos abogados, y los abogados son mis mejores amigos. ¿Y saben qué es lo que estoy haciendo? Haré campaña cuando pueda durante el día. Y cuando no puedo en el día, hago campaña de noche", dijo Trump refiriéndose a todos los citatorios que lo persiguen en cortes desde Nueva York hasta Florida.

Tradicionalmente, el Partido Republicano lograba definir a su nominado a la Presidencia alrededor de inicios de mayo, pero ante el dominio de Trump entre la base republicana, el magnate de los bienes raíces podría lograr un récord alcanzando los mil 215 delegados necesarios tan pronto como mediados de marzo.

Con la inmigración y la economía al frente de las preocupaciones de los votantes republicanos en Estados Unidos, Trump se mostró molesto en enero en New Hampshire, un estado en el noreste tradicionalmente más moderado, luego de que Haley no renunciara a sus aspiraciones. El ex Presidente incluso incurrió en burlas racistas.

En una muestra de que no piensa tirar la toalla tras su derrota mañana, la campaña de Haley aseguró ayer que buscarán invertir cifras millonarias en anuncios de televisión e internet el próximo 5 de marzo, el llamado Super Martes, cuando 15 estados celebran el mismo día sus elecciones primarias.