Domingo 21 de Abril de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Expolicía abate a criminal en Colombia

Crónica Policial | 22/02/2024 | 19:17

En un hecho que ha generado controversia, el expolicía que frustró un robo en Bogotá, Colombia el 20 de febrero, abatiendo a dos delincuentes, ha quedado en libertad, aunque permanecerá vinculado al proceso mientras las autoridades investigan si su actuación fue en legítima defensa.
 
Las imágenes captadas por cámaras de seguridad muestran el momento en que uno de los asaltantes intenta robar al expolicía en un restaurante, desencadenando un enfrentamiento que se traslada desde el interior hasta las afueras del local. Sin embargo, la controversia surge al cuestionar si la respuesta del exuniformado fue proporcional a la amenaza.
 
En otros videos ciudadanos, se observa al mismo asaltante perpetrando robos en el barrio Santander de Bogotá, donde finalmente perdió la vida. En todos los casos, el delincuente portaba un arma de fuego, intimidando a sus víctimas e incluso disparando en una ocasión.
 
Según las autoridades, los delincuentes abatidos tenían antecedentes de lesiones personales, hurto calificado, fuga de presos y un homicidio ocurrido en 2016. Además, enfrentaban procesos relacionados con la fabricación y porte de armas.
 
¿Legítima Defensa o Exceso?
A pesar de las primeras consideraciones de legítima defensa, las grabaciones de las cámaras de seguridad han desencadenado un debate sobre si el exoficial se excedió en su respuesta. Expertos legales expresan opiniones divididas, algunos aseguran que la respuesta del expolicía fue proporcionada dada la amenaza inminente.
 
Sin embargo, otros señalan que, al seguir disparando contra los delincuentes que intentaban huir, el expolicía podría haber incurrido en un exceso de legítima defensa. Esto podría acarrearle una pena de prisión de entre 15 y 25 años, según algunos abogados consultados. El debate gira en torno a si la vida del expolicía seguía en peligro inminente durante el enfrentamiento.
 
En este contexto, el abogado penalista Francisco Bernate argumenta que la conducta del expolicía no se ajusta a la legítima defensa y podría enfrentar una pena privativa de la libertad más severa por haber reaccionado contra personas que estaban huyendo, aplicando, según él, una suerte de pena de muerte por el delito de hurto, lo cual no está permitido en Colombia.