Jueves 20 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Sheinbaum y Gallardo suman fuerzas

Armando Limón | 05/02/2024 | 08:07

En la reciente visita a la capital potosina de la aspirante presidencial, Claudia Sheinbaum Pardo, se refrendó la vigencia de la coalición “Sigamos haciendo historia en San Luis Potosí”, sostuvo reuniones con la base militante de Morena y también lo hizo con el  Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el gobernador Ricardo Gallardo Cardona.

La definición de las fórmulas al Senado por separado de los partidos integrantes de la coalición, PVEM, Morena y Partido del Trabajo, causó sorpresas pero el objetivo es claro: hacerse de los tres escaños en disputa y dejar fuera a la oposición; también se hizo evidente que Sheinbaum y Gallardo lograron fortalecer la unidad entre las fuerzas partidistas, factor indispensable para ganar las elecciones de junio próximo.

Por lo pronto se dio a conocer la fórmula integrada por Rita Ozalia Rodríguez, dirigente de Morena con licencia, e Ignacio Segura Morquecho, actual secretario de Desarrollo Social, falta definir la del PVEM, se da como un hecho que se conformará con la presidenta del DIF, Ruth González Silva, pero aún falta definir quién completará esta fórmula.

El gobernador Gallardo vio fortalecido su liderazgo político tras el acuerdo logrado con la aspirante presidencial, con la premisa de que la coalición tripartita tiene cimientos sólidos y no se verá afectada en los próximos meses; y se difundieron videos e imágenes del encuentro de ambos: Sheinbaum se puso un chaleco verde para que no quedara duda de que el PVEM es un aliado que contribuirá a su triunfo electoral.

Fue provechosa la negociación entre Sheinbaum y Gallardo, hubo un mutuo reconocimiento de las fuerzas partidistas que representan y sus posibilidades reales de ganar y dar el impulso efectivo al llamado “segundo piso” de la transformación del país, el acuerdo se dio con base a datos duros, encuestas y perfiles idóneos, la suma de capacidad, entrega y vocación fue lo que se impuso.

No hubo fisuras ni malentendidos, si acaso fue inocultable la molestia de algunos personajes de Morena que cometieron el error de anticipar hechos que no se consumaron como lo habían predicho a su favor, les faltó mesura y hasta modestia, porque con meses de anticipación cantaban a los cuatro vientos que serían candidatos sin respetar los plazos ni los derechos de la militancia.

Los que avizoran que ya la tienen muy complicada para ganar, son los de la coalición “Fuerza y Corazón por San Luis”, su candidata al Senado es la dirigente estatal Verónica Rodríguez Hernández, con una carrera política incipiente y bajo la sombra del poder que ejerce el diputado federal Xavier Azuara, lo que disminuye las expectativas e incluso el escaño de primera minoría parece esfumarse.

La debilidad de la oposición es notoria, en el PAN se agravaron los conflictos internos al excluir al aspirante a la alcaldía capitalina, Rubén Guajardo, a quien también el PRI le cerró las puertas para impedir que compitiera en una elección interna contra el alcalde Enrique Galindo; otros aspirantes a diputaciones federales fueron bloqueados, y qué decir del descontento de empresarios que esperaban ser tomados en cuenta para las candidaturas y se quedaron fuera.