Jueves 20 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Suus Putris

Leopoldo Pacheco | 31/01/2024 | 23:57

La palabra proviene del Latín para determinar la putrefacción, que se vuelve evidente y de la que abordaremos ante la información que ha surgido durante los últimos días.

La cloaca que decididamente se ha abierto amigo lector y que refiere al cochinero que existe en la dirección de pensiones del gobierno del Estado es lo que ha marcado su nemesis adelantado, y que vale la pena recordar, se viene anticipando desde hace ya varios años.

Si recapitulamos un poco veríamos que la crisis en la dirección de pensiones, fue un pronóstico que por la mecánica de un organismo que estaba siendo rebasado por la cantidad de beneficiarios, ya tendría echada su suerte que como ingrediente nefasto, fue utilizado para satisfacer apetitos financieros, caja chicas y cualquier otro enjuage para obtener un beneficio económico para algunos que en su momento detentaban el poder.

Hoy el gobernador del Estado Ricardo Gallardo no repara en calificativos contra quienes causaron el fraude del siglo en pensiones y de lo que se ha venido hablando al punto de que el cinismo o la estupidez, son los ingredientes que arroja el enriquecimiento del que se dio cuenta tras la investigación que este lunes sacudió a la opinión pública con los primeros detenidos por el robo, el fraude, el peculado.

Pero aquí lo que vale la pena considerar amigo lector, que la historia que marca la debacle, no se suscribe a un par de años, sino a gobiernos que le “agarraron el modo” y se menciona que una investigación podría llegara a muchos años atrás.

Hoy se dio la base de responsabilidad por 200 millones de pesos a 7 personas entre funcionarios de pensiones y personal de instituciones bancarias. Tenía en sus haberes verdaderos lujos entre los que destacan los autos y la joyería sobre todo.

Esto es tan solo la punta del iceberg de lo que se antoja sea  una verdadera alcantarilla voy pestilencia podría alcanzar a ex funcionarios de nivel de secretaría y hasta ex gobernadores.

De ahí que la reflexión en torno a esta situación no resulta para nada menor una vez que se ha exteriorizado la hecatombe de pensiones y que hoy ha sacado a las calles a muchos pensionados que no reciben su dinero. ¿Porque? Porque no existe físicamente, solamente existía en papel y de ahí está tremenda estafa.

El desfalco a la Dirección de Pensiones del Estado, resultó ser una trama de ilícitos obvia y torpe, en la que el ex tesorero detenido, por realizar operaciones irregulares, también fungía como directivo de una de las empresas involucradas, desde la que se hacían las compras de vehículos, objetos y propiedades millonarias, registradas a su nombre.

El mandatario estatal Gallardo Cardona, calificó dichos movimientos de los involucrados en el “mega fraude”, como unas personas que son muy pendejos, cínicos o sinvergüenzas que tendrán que responder por este desfalco en perjuicio del erario de la Dirección de Pensiones del Estado.

Y fíjese usted que la serie de desfalcos cometidos con los recursos de las pensiones de trabajadores, despiertan sospechas dado que las oficinas de la empresa involucrada, (Trapeza Market Argentarii), y otras, estuvieran a una relativa cercanía, en menos de un radio de un kilómetro.

No hay nombres por cuestiones de la investigación que lleva la Fiscalía General del Estado (FGE) sin embargo se habla de que existen otras dos empresas que podrían estar involucradas, “Aunque lo importante para el gobierno sería recobrar los recursos económicos que fueron sustraídos y que ahora afectan a los trabajadores, así como a los pensionados y jubilados, estará usted de acuerdo.

Ojalá y esto tenga conclusión en términos de justicia, que no se disuelva en laberintos legaloides que al final no se castigue a los culpables verdaderos.

HASTA LA PRÓXIMA.