Miércoles 19 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
moda y belleza

Blancpain Fifty Fathoms: El primero en explorar los mares

GQ | 19/12/2023 | 16:07

Esta historia se cuenta del municipio de Villeret, Suiza, a las profundidades de los océanos, teniendo como protagonistas a Blancpain y el Blancpain Fifty Fathoms. Causa y consecuencia en tradición e innovación, ambos son acompañados de una serie de grandes hazañas explorando los mares de diversas partes del mundo, con tales proezas, seguramente dejarían cortas las expediciones narradas por Julio Verne en su celebrada obra Veinte mil leguas de viaje submarino.
 
Nacida en 1735, Blancpain es la marca más antigua de relojería mecánica del mundo fundada por Jehan-Jacques Blancpain. Desde su inscripción como relojero, su fundador tuvo un propósito: perpetuar su afán por innovar y siempre ir un paso más allá de los límites de la relojería. Más de dos siglos después de su creación, la llegada en el año de 1953 del primer modelo Fifty Fathoms y su reedición contemporánea en el 2003 confirmaron ese compromiso inicial, uno que seguramente nos seguirá asombrando en los próximos años.
 
El primero en explorar los mares
 
 
El Blancpain Fifty Fathoms, creado en 1953, significó la llegada del primer reloj de buceo moderno en el mundo. En ese entonces, Jean-Jacques Fiechter —director ejecutivo de Blancpain entre 1950 y 1980— se propuso “crear un reloj que, siendo lo suficientemente robusto, fiable, resistente al agua y legible, pudiera convertirse en un inseparable compañero submarino”, nos comparten desde los archivos de la Maison. El resultado fue este reloj pionero en el buceo moderno, mismo que serviría para definir las características de los relojes de buceo posteriores.
 
Al interior del recién llegado a las aguas, se encontraban integradas tres patentes registradas por Blancpain: el bisel giratorio con bloqueo, el fondo doble y el sistema de corona con doble junta tórica. Su cualidad indispensable para los buceadores en sus misiones subacuáticas, le vendrían al sumar una excepcional estanqueidad, su robusta corona con doble sellado, un movimiento de cuerda automática, una esfera oscura en contraste con los indicadores luminiscentes, un bisel giratorio con bloqueo y un blindaje gracias a su sistema de protección antimagnética.
 
 
El nombre fue tomado de la canción Ariel de la obra de teatro La tempestad escrita por William Shakespeare: “Full fathom five the father lies; of his bones are coral made, those pearls that were his eyes…”. Con un ADN integrado por las pasiones de Fiechter en el buceo, la literatura y su visión en lo que vendrá mañana, es que el Fifty Fathoms llegaría a la vida, captando la atención, por ejemplo, de la Armada francesa que lo adoptó como su reloj de buceo oficial y, posteriormente, cuerpos marines de élite de Alemania, Estados Unidos e Israel.
 
En 1955, Fiechter nuevamente se adelantaría al tiempo escribiendo un artículo en la Gazette Littéraire con el título El futuro está debajo del agua, en el que, con optimismo, narraba ese momento en el que la humanidad estaba lista para explorar el océano.
 
2003: renace la historia, la tradición técnica y un nuevo aliado del estilo
 
 
Los primeros años del nuevo milenio supusieron el renacimiento del Fifty Fathoms de Blancpain, gracias a la llegada de un nuevo líder, Marc A. Hayek, otro apasionado buceador como Fiechter, quien admirado por los Fifty Fathoms de archivo decidió abrir un nuevo capítulo para este titán de los mares que en el 2003 cumplía 50 años. Para ese aniversario, se respetó la esfera, números e índices de gran tamaño del diseño de 1953. La caja en acero inoxidable con un grueso cristal de zafiro, corona roscada y atornillada, hizo de esta versión un poderoso modelo más resistente al agua, permitiendo descender con este modelo hasta 300 metros.
 
Con estos atributos técnicos, no es de dudarse que en este 2023, con 70 años de maduración, sus atributos estéticos reflejan lo que buscamos en la actualidad en un reloj para sumergirnos en nuestra agenda cotidiana y vestirlo con los avances que también ha tenido nuestro armario.
 
En acero, titanio satinado o en oro, el Fifty Fathoms Automatique de Blancpain acompaña desde un traje de dos piezas hasta la más desenfadada propuesta sport deluxe, pero siempre en un hombre que es consciente de llevar a la mano un reloj ligero, práctico, con proporciones generosas y calendario —una novedad incluida en el año 2007— que traducidas en este modelo histórico, lo hacen el acompañante perfecto para iniciar a escribir nuestra propia bitácora de aventuras en la ciudad.