Jueves 20 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
negocios

Tienen remesas bajo peso en PIB nacional

Agencia Reforma | 18/12/2023 | 10:55

Las remesas familiares que llegan a México equivalen sólo a 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional pese a que han aumentado en los últimos años, según un estudio del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), con cifras a 2022. 

Dicho porcentaje es muy bajo en comparación con la proporción del PIB alcanzada en otras naciones de América Latina, en donde el ingreso por ese concepto puede alcanzar hasta 27 por ciento del tamaño de una economía.

Por ejemplo, el año pasado, las remesas representaron 26.7 por ciento del PIB en Honduras, 24.1 por ciento en El Salvador, 20.2 por ciento en Jamaica y 19 por ciento en Guatemala, señalaron Jesús A. Cervantes, director de Estadísticas Económicas y coordinador del Foro de Remesas de América Latina y el Caribe del Cemla, y Denisse Jiménez, economista del organismo.

El año pasado, las remesas familiares en el País sumaron 58 mil 510 millones de dólares, un monto sin precedente, y para este 2023 se prevé que serán más abundantes.

Si bien las remesas familiares representan un porcentaje moderado con relación al tamaño de la economía mexicana, en algunos estados, particularmente aquellos con menores niveles de producto per cápita, alcanzan porcentajes muy elevados con respecto al PIB de la entidad.

En 2022, en cinco estados las remesas fueron equivalentes a más de 10 puntos de su correspondiente PIB. 

Estos fueron Guerrero, con 15.6 puntos porcentuales de su PIB; mientras que Chiapas llegó a 14 puntos, en Michoacán a 13.1 puntos, en Zacatecas a 12.2 puntos y en Oaxaca a 11.6 puntos porcentuales de su PIB, según los especialistas del Cemla.

Adicionalmente, hay una relación negativa entre el ingreso por remesas como porcentaje del PIB estatal y el producto per cápita de los estados, es decir, las entidades con menor producto per cápita reciben mayores remesas con relación al tamaño de su economía local.

Según los expertos, esto significa, por un lado, que las remesas contribuyen a moderar los diferenciales entre los productos per cápita de las entidades del País y, por otro, que los estados con los menores productos per cápita han sido los principales expulsores de migrantes al exterior.

El ingreso de México por remesas, el año pasado, fue equivalente a 5.6 puntos porcentuales del consumo privado, pero los recursos solo lo recibió 13.6 por ciento de los hogares.

Eso implica que las remesas fueron la fuente de financiamiento de 41.2 por ciento del gasto de consumo de los hogares mexicanos receptores.