Domingo 19 de Mayo de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
moda y belleza

Zara retira la campaña de su colección 'Atelier' y se disculpa

FashionU | 12/12/2023 | 19:56

Saliendo al paso de las encendidas, y crecientes, polémicas y comentarios enfrentados que venían a lo largo de todas estas últimas jornadas sucediéndose de manera airada a través, principalmente, de las redes sociales, desde Zara, buque insignia y principal cadena del Grupo español Inditex, se han decidido por finalmente dar una firme respuesta, acometiendo la retirada completa de la campaña publicitaria realizada con motivo del lanzamiento y la presentación de su última, y cuarta, colección “Atelier”. Una serie de fotografías realizadas por el célebre fotógrafo británico Tim Walker, cuya ambientación inspirada en el taller de un pretendido artista se ha buscado asimilar con la del imposible clima que se debe de respirar actualmente en la Franja de Gaza, en lo que había terminado por convencer a un amplio número de personas del mundo árabe a salir a proclamar un firme boicot en contra de la cadena.
 
Tras las informaciones que ha este respecto ya nos encargábamos de recoger, y de publicar de manera detallada, desde FashionUnited hace a penas de 24 horas, en un movimiento ciertamente inaudito y sin precedentes dentro de lo que han venido siendo estos últimos 48 años de vida de la firma, pasados desde que abriera sus puertas la primera tienda de Zara en La Coruña allá por el año 1975, desde la dirección de la cadena han acordado la retirada de todas las fotografías realizadas para la campaña de promoción de su última colección “Atelier”, para esta misma temporada Otoño/Invierno de 2023/2024. Una retirada que se han encargado de anunciar oficialmente desde la misma firma de moda, a través de un igualmente insólito comunicado emitido a través de sus propias redes sociales, y desde el que igualmente han salido a pedir disculpas a todos aquellos que se hayan podido sentir ofendidos por las fotografías. Una ofensa para la que precisan que no resultaría más que el fruto de un lamentable malentendido, ocasionado por unas instantáneas sobre las que han querido puntualizar el discurso estético que se buscó sostener para su completo desarrollo, como base de una campaña que se ideó en julio, y fue fotografiada el pasado mes de septiembre. Unos tiempos con cuya exactitud desde la firma de moda quieren terminar de dejar meridianamente claro, y hacer del todo evidente, el que todas las fotografías de la campaña fueron tanto ideadas como tomadas mucho ates de que estallase cualquier clase de conflicto, como el que se inició el pasado 7 de octubre entre el ejército de Israel y el grupo paramilitar palestino Hamás, y que ya está dejando tras de sí miles de heridos y de fallecidos.
 
Fotografía de campaña, ya retirada, de la colección cápsula “Collection 04” de la línea Zara Atelier de Zara.
Fotografía de campaña, ya retirada, de la colección cápsula “Collection 04” de la línea Zara Atelier de Zara. Créditos: Tim Walker, para Zara.
“Después de escuchar comentarios sobre la última campaña de Zara Atelier”, estructurada bajo el título de “La Chaqueta”, arrancan desde Zara en su comunicado, “nos gustaría compartir lo siguiente con nuestros clientes”, y es que “la campaña, que fue concebida en julio y fotografiada en septiembre, presenta una serie de imágenes de esculturas sin terminar en el estudio de un escultor”, y “fue creada con el único propósito de mostrar prendas hechas a mano en un contexto artístico”, argumentan desde la firma de moda. “Desafortunadamente”, prosiguen en su exposición, “algunos clientes se sintieron ofendidos por estas imágenes, que ahora han sido eliminadas, y vieron en ellas algo alejado de lo que se pretendía cuando fueron creadas”. En consecuencia de todo ello, apostillan, “Zara lamenta este malentendido y reafirmamos nuestro profundo respeto hacia todo el mundo”.
 
Zara, en el centro de la polémica
Como resultado de esta decisión, todas las fotografías de la campaña de esta última colección cápsula de la exclusiva línea “Atelier” de Zara ya han sido eliminadas tanto de la página online de la firma de moda, como de sus distintas cuentas oficiales en las diferentes redes sociales. Un movimiento que no obstante no va a interferir en la comercialización de las prendas de la colección, que podrán seguir adquiriéndose a través de los canales habituales, al entenderse, como así debería de ser, que la polémica siempre ha venido suscitada a raíz de las fotografías, y en ningún caso relacionada el valor mismo de las prendas.
 
En este mismo sentido, tal y como ya nos encargábamos de poner en su justo contexto desde nuestra anterior publicación sobre esta polémica cuestión, era tras el lanzamiento de la colección el pasado 7 de diciembre, cuando desde entonces y a lo largo de todo el fin de semana, no hacían más que “caldearse” los ánimos en las redes sociales por parte de una amplia serie de consumidores, en su mayor parte procedentes del mundo árabe, que entendían como una ofensa el material de campaña publicado por la firma de moda española para promocionar su última colección “Atelier”. Un material gráfico cuyo contenido se ha pretendido hacer asimilar con el de algunas de las imágenes más impactantes que nos han venido dejando estos duros últimos días de guerra en Oriente Medio, en un ejercicio desde el que se ha querido incluso apuntar a que la protagonista de la campaña, la supermodelo norteamericana Kristen McMenamy, aparecía portando un cuerpo cubierto con un sudario blanco, rodeada de una escena cuasi que postapocalíptica; todo ello en una clara referencia al conflicto de Gaza, que desde Inditex habrían propiciado de manera consciente e insensible. Unas acusaciones bien alejadas de la realidad, como bien se deja patente, ya no solamente desde la explicación dada desde la dirección de la firma de moda, sino desde las mismas fotografías de la campaña, desde las que claramente se transmiten las mismas intenciones y sensaciones que sirvieron de objeto para su diseño e ideación. Unas percepciones que no obstante desde Zara se abren a considerar que no hayan terminado de resulta tan evidentes para todos, decidiéndose frente a esas posturas a acordar la retirada de la campaña y lamentando el malentendido, frenando así a las voces airadas que no cesaban de buscar proclamar un boicot en contra de la cadena.
 
Lejos de resultar puntual, e igualmente siguiendo con las informaciones que ha este respecto ya hemos venido publicando desde FashionUnited, esta no termina de ser la primera ocasión en la que Zara se ve arrastrada y situada en el centro del enfrentamiento entre israelíes y palestinos, contando como anterior antecedente la polémica suscitada hace justamente ahora cerca de un año, con motivo del apoyo personal dado por el empresario Joey Schwebel, socio franquiciado para el mercado israelí de Inditex, y propietario a través de la compañía Trimera Brands de todos los derechos de explotación de su diversificado portafolio de marcas comerciales para el país, al controvertido político israelí Itamar Ben-Gvir, líder del partido de extrema derecha Otzma Yehudit (Fuerza Judía). Situación que ya condujo a que el juez de los tribunales de la Sharía de la Autoridad Palestina, Mahmoud Habbash, terminase por proclamar un boicot contra todos los productos de Zara, en todas las partes del mundo.
 
Al margen ya de la multinacional española de la moda, este último enfrentamiento abierto entre israelíes y los milicianos del grupo paramilitar palestino Hamás, también ha terminado por arrastrar a un buen número de otras compañías occidentales al centro de la polémica, en su caso mediante acusaciones, sin pruebas, sobre encontrarse brindando apoyo y financiación al Gobierno y al ejército de Israel en su ofensiva militar sobre la Franja de Gaza. Unas acusaciones que han causado que por estos motivos se proclamen boicots similares al que se ha buscado ahora proclamar contra Inditex en los distintos países del mundo Árabe, en contra de compañías como McDonald’s, KFC, Starbucks o la también multinacional de la moda, la cadena H&M. Firma esta sobre la que empezaron a difundirse los rumores de que, como consecuencia del boicot organizado en su contra en Marruecos, se disponía a cerrar todas sus tiendas y a abandonar el país, en un extremo que ya se encargaron de negar y de precisar, en declaraciones concedidas a FahsionUnited, desde la compañía kuwaití Alshaya Group, la socia franquiciada para la región de H&M.