Jueves 29 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

6 razones que llevan a las personas a hacer Ghosting, según la ciencia

GQ | 08/12/2023 | 16:29

Se han hecho unos cuantos estudios en relación al Ghosting y todos han llegado a la misma conclusión, es doloroso, dañino y destructivo, pero termina revelando más sobre la persona que lo hace que sobre su víctima.
 
El Ghosting es una práctica en las citas que lleva a una persona a desaparecer de la vida de la otra, sin aviso, advertencias o explicaciones, lo que hace que la otra se llene de dudas, inseguridades, frustración y que comience a preguntarse qué fue lo que hizo mal para llevar a la otra persona a alejarse de esa forma.
 
Pero, lo que pasa con esto es que casi nunca es culpa de la víctima, hay muchas razones por las que se da el Ghosting (y la psicología dice que hay una alternativa mucho mejor para dejar a alguien, que se llama Caspering) y casi siempre tienen que ver con situaciones internas del ghoster, son sus experiencias en las citas y con sus propias inseguridades.
 
No es que la persona ghosetada haya hecho algo mal, sino que la persona que está del otro lado puede estar cargando con todo tipo de cosas, problemas e incluso traumas que, consciente o inconscientemente, la llevan a comportarse de esa manera y hasta a sabotear sus propias relaciones. Y aunque esto no hace que el Ghosting sea menos doloroso, al menos le quita a la víctima la creencia de que tiene la culpa de lo que le pasó.
 
Ghosting y las 6 razones principales por las que alguien lo hace, según la ciencia
 
 
Miedo al compromiso
De acuerdo con Psychology Today, muchas de las personas que hacen Ghosting lo hacen porque tienen una “orientación a corto plazo”, lo que significa que no están pensando en el futuro o en construir relaciones duraderas. Algunos perciben a las personas como algo desechable, mientras que, de acuerdo con LiveScience, muchos también tienen una tendencia a evitar la cercanía emocional, que se conecta con el miedo al compromiso o a tener vínculos importantes.
 
Creer en el “destino”
De acuerdo con LiveScience, un estudio realizado en 2018 encontró otra causa importante detrás del Ghosting, y tiene que ver con creer en el destino.
 
El estudio dice que las personas que creen que están destinadas a tener ciertas relaciones y a encontrar a esa persona con la que van a pasar el resto de su vida, suelen tener mayores probabilidades de hacer Ghosting, en especial porque no toman en cuenta que las relaciones toman tiempo y trabajo para poder construirse. Así que no ven el Ghosting como algo necesariamente malo, como un medio para alejarse de esas relaciones que no son parte de su destino.
 
Sufrir Ghosting en relaciones anteriores
En otro estudio realizado por la Universidad de Georgia, citado por El País, se encontró que las personas que han sufrido de Ghosting en el pasado también tienen más posibilidades de convertirse en Ghosters, ya que tienen poca tolerancia para las cosas inciertas o que no están claras, así que prefieren huir antes de salir lastimados de nuevo, y lo hacen en lugar de atreverse a hacer preguntas sobre la relación y lo que se busca con ellas, por miedo a salir lastimados.
 
Falta de habilidades de comunicación
De acuerdo con El País, el mismo estudio también reveló que las personas que no tienen o no han desarrollado sus habilidades de comunicación no saben cómo tener una conversación honesta, abierta y clara, así que prefieren recurrir al Ghosting para evitar una confrontación y para no tener que hablar sobre lo que les pasa o lo que piensan que no está funcionando o no tienen con una persona.
 
La idea de tener una conversación complicada puede detonar ansiedad y estrés, así que lo evitan al desaparecer.
 
Considerar a la otra persona como inferior
Según explica, Psychology Today, otra razón por la que las personas hacen Ghosting es porque consideran a los demás como inferiores, suelen creer que una persona que pide claridad o compromiso es débil, demasiado intensa o necesitada de atención, o que exageran las cosas, y usan eso como pretexto para salir de esa situación sin dar explicaciones, pensando que la otra persona no las merece y no tienen que explicarle nada a nadie.
 
Ser Millennial
De acuerdo con la ciencia, la generación a la que pertenece una persona también puede hacer que tenga una posibilidad mayor de hacer Ghosting. Un estudio de Bumble, citado por El País, reveló que los Millennials tienen un porcentaje de Ghosting más alto que la Generación Z, que considera que esto es incorrecto.
 
El estudio dice que a los Millennials les parece normal y aceptable hacer Ghosting cuando no hay química o las cosas no están funcionando como creen que deben.