Sábado 2 de Marzo de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Aprender una nueva habilidad aumenta el poder de tu mente y cómo puedes hacerlo

GQ | 08/12/2023 | 12:09

Aprender una nueva habilidad tiene muchos más beneficios de los que crees. No solo vas a tener un nuevo idioma en tu repertorio, no solo vas a poder tocar un instrumento o construir algo con tus propias manos, sino que también vas a tener un cerebro mucho más poderoso y lo vas a proteger del deterioro cognitivo.
 
La ciencia dice que el cerebro es como un músculo, lo que significa que también hay que trabajarlo y desarrollarlo. Cuando activas tu mente, entonces fortaleces sus habilidades, como la memoria, el aprendizaje, el pensamiento crítico y más, y evitas que esas habilidades se puedan ir perdiendo con el paso de los años. Lo que no usas, se atrofia.
 
Y hay muchas cosas que puedes hacer para aumentar el poder de tu mente y tener un cerebro activo, alerta y eficiente, y una de las mejores cosas que puedes hacer, y de las más inteligentes, es intentar aprender algo nuevo y que le de a tu cerebro un reto al que no se había enfrentado antes.
 
Puede ser un deporte, una habilidad manual (como la carpintería o el tejido), un idioma o a tocar algún instrumento que te guste. El punto es que sea nuevo y que constantemente te ayude a activar áreas que no sueles usar en tu día a día, tomando en cuenta que la ciencia también ha determinado que tener hobbies es uno de los componentes esenciales de la felicidad.
 
Cómo aprender una nueva habilidad para tener una mente poderosa
 
La idea de aprender algo nuevo puede ser abrumador, pero no es imposible y hay algunos consejos que pueden ayudarte a lograrlo.
 
 
Asegúrate de que sea la habilidad correcta
La habilidad nueva que quieres aprender no necesita estar conectada con tu trabajo o con lo que haces todos los días, pero, de acuerdo con un artículo de Harvard Business Review, es importante que se trata de una habilidad que sea relevante para ti y para tus objetivos, ya que esto es lo que te va a ayudar a comprometerte, a esforzarte y a establecer metas.
 
La habilidad debe ser realista, tomando en cuenta tus tiempos para aprenderla y las habilidades que ya tienes y pueden ayudarte a dominarla. Por ejemplo, tal vez no es buena idea buscar aprender a tocar un instrumento si no te gusta la música, pero es buena idea aprender a escalar en piedra para conquistar tu miedo a las alturas y trabajar en tu seguridad.
 
Identifica tu manera de aprender
HBR explica que todos tenemos maneras distintas de aprender, algunos somos más visuales, otros tienen que tomar todas las notas posibles, o poner las cosas en práctica para entenderlas, y descubrir la manera en la que aprender mejor puede ayudarte a decidir el formato en el que vas a aprender tus nuevas habilidades.
 
Si aprendes mejor en grupo, no tiene sentido que busques un tutorial en Internet, mientras que, si tienes menos tiempo y tu proceso es más lento, un curso online puede ser una gran opción.
 
Sigue un proceso
La verdad es que, sin importar cuantas ganas le pongas, no vas a aprender a tocar el piano como Mozart en un día y no vas a ser un experto en la cocina el primer día en el que tocas una estufa. Es importante que entiendas que el aprendizaje es un proceso, así que debes seguirlo con calma, partiendo desde el principio y estableciendo metas pequeñas.
 
Hay que dividir la tarea en partes, para que puedas ir dominando cada elemento hasta que llegues a dominar la habilidad que quieres. Es como dicen, hay que gatear primero para poder correr después.
 
Pasa suficiente tiempo practicando
Existe una regla, llamada la regla de las 20 horas, que dice que necesitas pasar una cantidad de tiempo con una tarea o habilidad para poder dominarla y aprenderla bien. Esto no quiere decir que en 20 horas ya vas a ser un experto, sino que se conecta con el hecho de que la práctica hace al maestro.
 
Confirme más tiempo le dediques a algo, mejor te vas a volver en eso, así que debes asegurarte de darte el tiempo para practicar y estudiar la habilidad que quieres. Y no necesitas ser demasiado, pero es importante ser constante y no renunciar antes de tiempo.
 
Busca al maestro correcto
Tener al maestro correcto hace toda la diferencia. No todas las personas saben enseñar o no todas van a tener el estilo de enseñanza que funciona para ti, es por esto que no solo debes elegir bien la habilidad que quieres aprender, también tienes que encontrar a un maestro que te inspire, con el que te sientas identificado y al que puedas entender.
 
Es como cuando buscas a un terapeuta, no debes quedarte con alguien que no te hace sentir confianza y que no tiene un estilo que te guste.