Domingo 16 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
moda y belleza

5 pasos para tener el mejor outfit de Navidad, sin esfuerzos ni gastos extra

GQ | 05/12/2023 | 15:06

Las fiestas decembrinas por fin han comenzado y la necesidad de un buen outfit para Navidad ya se dibuja en el aire. Un proyecto que bien puede emocionarte como pocas cosas son capaces durante el año, haciéndote vivir con aún más jubilo estas fechas de alegría y magia… O que tal vez no haga nada más que estresarte y convertirse, poco a poco, en un problemón terrible cuyos efectos podrían despertar a los fantasmas de las navidades pasadas para esa gran noche.
 
OK. Quizá no tengas los planes más elegantes y glamorosos de la vida, ni te han invitado los Obama a su cena ni tienes una gala altruista con tus amigos filántropos —sarcasmo, cof, cof—, muy probablemente tu destino sea el sofá de tu casa o frente al televisor junto a la familia de tu pareja, pero eso no quiere decir que debas ser un amargado y no dedicarle aunque sea unos minutos a lo que usarás el 24 de diciembre.
 
Entonces, para que termines en medio de una drama propio de Dickens, haciendo sonrojar a todos, empezando por ti, hemos armado una guía fácil y breve para tener el mejor oufit para Navidad posible. ¿Lo más cool de todo esto? Que no necesariamente esto va a requerir que compres ropa nueva ni le dediques horas de reflexión, como si de ciencia espacial se tratara.
 
1. Identifica tu tipo de evento
 
 
No es lo mismo cenar en tu casa con padres, hermanos, tíos, primos y abuelos, que con tus suegros o amigos. Mucho menos si estarás en un contexto (semi)profesional con tus compañeros de trabajo y jefes.
 
Recapacitar en esto te dará la pauta de saber si necesitas adherirte a un código formal, casual o de verdad relajado. Piensa que un saco con pantalón sastre es lo más high que puedes usar, que una polo con chinos es un punto intermedio, y que la mezclilla con sudadera y un blazer es algo bastante informal pero cool. Ve mapeando tus opciones.
 
2. Piensa en colores para la ocasión
 
 
Ahora, considera que lo más convincente para Navidad son estas alternativas a continuación. Por un lado, tienes la opción de ceñirte al blanco y negro, que siempre será una combinación ganadora cuando se trata de proyectar elegancia y compromiso con el evento; y por otro, puedes inclinarte hacia los colores clásicos de la temporada: verde, rojo y un blanco que se acerque al beige.
 
O, mejor aún, un mix de ambos universos. Puedes utilizar un montón de colores, claro, pero si haces de estas tonalidades que ya te mencionamos las protagonistas de tu outfit tendrás un triunfo garantizado. Por ejemplo, unos jeans en azul oscuro con un suéter en rojo y abrigo en rojo te harán ver ultrafestivo, sin quebrarte tanto la cabeza.
 
3. Recurre a básicos
 
 
Un par de esenciales es más que suficiente. Piensa en esas prendas que todos tenemos y que son más que perfectas para solucionar tu dilema de estilo en cualquier día del año; aquí también serán tu salvación. ¿Nuestros ítems favoritos? Un blazer o saco de vestir, y jeans. No importa si este primero lo tienes en color negro, azul o gris; con un buen par de pantalones de mezclilla se verá extremadamente bien y le podrás poner ya sea un calzado casual de vestir o unos tenis, dependiendo del humor que tengas. Lo importante de este paso es que retornes a los fundamentales del guardarropa en clave sencilla y ultraversátil.
 
¿A qué nos referimos? A las camisas de color sólido, las playeras de algodón sin estampados, polos sin grandes logos, pantalones de vestir o chinos en tonalidades neutras, abrigos de lana, bufandas y tenis clásicos. Todo eso que no presuma ninguna marca y que, más bien, pueda ser entendido como atemporal.
 
Todos nosotros tenemos algo de esto en el fondo del armario. Sólo basta con que te des el tiempo para separar tus opciones y empezar a ver cuáles se ven bien mezcladas entre sí, y qué otras escapan de este plan.
 
4. Añade el elemento "invierno"
 
 
Esto es: suma una prenda o accesorio que dé la idea por completo de estar celebrando la Navidad en un paraje cubierto por la nieve —aunque sea ficticio y en tu región el único hielo esté en los refrigeradores—.
 
¿Qué queremos decir con agregar el factor invernal? A ese look de básicos que ya elegiste arriba súmale una buena bufanda tejida o de flecos, un suéter tejido y —quizá— de motivos nórdicos, un gorrito de lana, un abrigo, un cuello alto (HIPERFECTIVO para esta época) y hasta unos guantes.
 
5. Dale brillo
 
 
Es la época de magia e ilusión en nuestro calendario, así que un poco de bling bling siempre ayudará en tu outfit para Navidad. Y, por supuesto, no tienes por qué colgarte la colección completa de joyas de Travis Scott o Jay-Z. Basta con que dejes ver un poco tu cadena dorada preferida a través del cuello de tu camisa o que la pongas sobre ese acogedor suéter de punto. Que sumes algunos anillos en tus manos si es que los collares no son lo tuyo. ¿O preferirías un reloj? ¡Úsalo a la italiana! Por encima del suéter o arremangando un poco la camisa y el saco para que salga a saludar a todos. Recuerda: el color del oro es mucho más efectivo para estos días que los tonos plata o cobre.