Jueves 29 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Razones por las que necesitas una relación de rebote después de terminar una

GQ | 24/11/2023 | 19:11

Tener relaciones de rebote puede sonar complicado o algo polémico, hay quienes dicen que no se debe aplicar el principio de que “un clavo saca a otro clavo”, por la psicología dice que, de hecho, tener un “rebound” puede ser una gran idea después de terminar una relación.
 
Todos sabemos que las relaciones de pareja, de amistad y hasta de trabajo son complicadas, que hay que trabajar en ellas y que incluso las mejores pueden llegar a tener problemas, así que hay que hacer un esfuerzo para ser una buena pareja en cualquier situación, y entender que, si las relaciones no se cuidan, todo puede terminar de un momento a otro, y ni los mejores recuerdos pueden detener eso.
 
El psicólogo Mark Traverse, de la Universidad de Cornell, escribió en Psychology Today que, cuando una relación termina, buscar una relación de rebote puede ser un buen mecanismo para sanar, para avanzar y para superar el dolor, y no necesariamente tiene que ser algo malo o dañino para la persona con la que la tengas.
 
De hecho, Traverse explica que hay beneficios por los que vale la pena intentarlo.
 
3 beneficios para buscarlas después de cortar
 
Ayudan a aceptar la ruptura
A veces, lo que te impide avanzar y sanar es el hecho de que cuesta trabajo aceptar que una relación terminó y que ese capítulo de tu vida se debe cerrar, y Traverse dice que buscar una relación al poco tiempo después de cortar puede ser una gran forma de aceptar eso y cerrar el ciclo.
 
El psicólogo dice que, de acuerdo con un estudio de Journal of Social and Personal Relationships, las personas que inician una nueva relación poco tiempo después de una ruptura tienden a conseguir un mejor cierre, a recuperar su confianza y a sanar de manera más rápida, además de que pueden procesar mejor sus emociones.
 
Dejar ir a tu ex
Lo que pasa con muchas roturas es que es difícil alejarse de la otra persona, romper el hábito de querer contarle todo o de buscarla, incluso se puede caer en la búsqueda de una amistad con esa persona que solía ser una pareja, incluso se puede dar un apego extremo por miedo a estar solos o a la incertidumbre de lo que pasará, y eso también se puede romper con las relaciones de rebote.
 
Según lo que escribe Traverse, enfocarse en una nueva pareja puede ser de gran ayuda para cortar esos hilos que te conectan con la anterior, para ir eliminando el apego a la otra persona y ayuda a dejar de darle vueltas a todo lo que salió mal, lo que crees que es tu culpa y a la idea de querer volver a algo que no salió bien por muchas razones.
 
Más confianza y autoestima
La confianza en uno mismo es atractiva, además de que ayuda a que te sientas mejor contigo mismo y a que no caigas en narrativas en las que tú eres culpable de todo o llegas a creer que te cortaron porque no vales la pena o no tiene nada bueno.
 
Una ruptura puede afectar tanto la seguridad como la autoestima y puede hacer que te sientas inseguro a la hora de acercarte a personas nuevas o a navegar la posibilidad de tener citas nuevamente, pero, irónicamente, tener una nueva pareja es lo que te puede ayudar a recuperar la confianza, a sentirte más deseado y atractivo.
 
La idea es que seas honesto con tu nueva pareja sobre el hecho de que terminaste una relación hace poco tiempo, y que también estés dispuesto a ser esa relación de rebote para alguien más, estando abierto a la posibilidad de que ese rebote se convierta en algo más o no.