Jueves 29 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Desarrolla este hábito de Napoleón para lograr tus objetivos

GQ | 24/11/2023 | 18:12

Hay un hábito de Napoleón Bonaparte que es especialmente útil en el mundo moderno y en muchos tipos de contexto, que no tienen nada que ver con guerras o intentos de conquistar más territorios para crear un imperio (o al menos no en el sentido literal).
 
Napoleón llegó a convertirse en emperador de Francia, y en uno de los hombres más poderosos de Europa, porque tenía una mente estratégica, que le permitía darse cuenta de que las cosas no se ganan por la fuerza o por simple voluntad, sino que hay que tener un plan y encontrar la mejor manera de resolver los problemas y superar los obstáculos.
 
Todos sabemos que Napoleón tuvo una gran derrota en Waterloo y que eso fue parte de lo que lo llevó a pasar el resto de su vida en el exilio, pero los expertos dicen que el emperador logró ganar el 90% de sus batallas, con lo que se puede considerar como uno de los hombres más exitosos del mundo y no solo en temas de guerra.
 
En parte, el éxito de Napoleón se atribuye a un hábito en especial, que lo llevó a hacer las cosas de una manera específica y a encontrar la mejor manera de derrotar a cualquier enemigo como si fuera algo muy simple, y esto es algo que se puede aplicar en las oficinas, los negocios o tal vez también en las relaciones y los problemas de pareja.
 
El hábito de Napoleón que necesitas para ser más éxito y lograr tus objetivos
Napoleón era eficiente y productivo, sabía cómo aprovechar sus recursos al máximo y darle la vuelta a las situaciones más complicadas, y tenía una gran habilidad para lograr lo que quería, y todo esto se conecta con un hábito simple, el del Monotasking.
 
En la actualidad, es fácil pensar que tenemos que estar haciendo varias cosas al mismo tiempo para ser productivos y para ir tachando pendientes de la lista, pero el enfoque de Napoleón era muy distinto, y por eso era tan exitoso.
 
El militar se regía bajo el hábito del monotasking, que significa concentrar todos sus esfuerzos y atención a una sola cosa al mismo tiempo.
 
Esto lo llevaba a,por ejemplo, concentrar a sus hombres, sus recursos y atención en un solo objetivo, estudiando cada detalle de sus oponentes, entendiendo sus fortalezas y buscando la mejor manera para atacar, y para ganar. Napoleón sabía que dividir sus esfuerzos podría hacer que sus ataques fueran más débiles y menos exitosos, y entendía que dar un golpe contundente era una mejor opción.
 
Esto incluso lo llevaba a poder observar a sus propios hombres para descubrir qué podrían hacer mejor, qué cosas eran una pérdida de tiempo y qué necesitaban para hacer un mejor trabajo. De acuerdo con Linkedin, esto llevó a Napoleón a darse cuenta de que sus hombres perdían mucho tiempo afilando sus espadas, así que les pidió que dejaran de hacerlo y que usaran ese tiempo para entrenar y estudiar las estrategias, y con eso se volvieron mucho más eficientes en sus ataques y en sus maneras de comportarse en las batallas.
 
En el mundo actual, esto nos dice que es mucho mejor enfocarse en una sola tarea a la vez, con lo que puedes estar más atento, tienes menos riesgo de cometer errores, de olvidar cosas o de no ver cosas importantes por tener la atención dispersa.
 
El monotasking evita las distracciones, permite reducir el tiempo que le dedicas a las tareas (terminas más rápido al estar enfocado), además de que es una buena manera de mantener el estrés bajo control y de evitar la fatiga mental, y por eso es una de las mejores estrategias que Napoleón aplicó una y otra vez a lo largo de su carrera.