Sábado 2 de Marzo de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Fobaproa, el cinismo del frente amplio por México

Oscar Esquivel | 10/11/2023 | 00:34

¡Vaya! ¡vaya! Una expresión que ocupamos cuando estamos esperando una noticia y lo exclamamos, ¡vaya hasta que pagaron el recibo!, casi siempre en tono de sarcasmo, burla o satisfacción de obtener algo. Cuando los arrepentidos andan buscando como resarcir el daño, se hacen los bondadosos, los carismáticos, los serviciales, o también, buscan encontrar algún pretexto de acciones ajenas, para aprovechar quedar bien con el mayor número de personas posibles.

Como un mal empleado que le roba al patrón, este lo perdona y acepta sus disculpas, además le permite continuar con su trabajo aun cuando no regresó lo robado. Con el tiempo la empresa crece, más empleados, mayor cuidado y al trabajador de tiempo lo nombran el guardián de los bienes del patrón, establece reglas, supervisa almacenes, revisa mochilas, que nada se pierda, de pronto el negocio viene a pique, está quebrando, y el trabajador supervisor se hace de la vista gorda y en lugar de cuidar hasta el último momento los bienes del dueño, permite el saqueo de los demás trabajadores, pensando que tal vez nunca la empresa pueda pagar las liquidaciones laborales. Este trabajador nunca se arrepintió, solo espero para saquear aun más a la empresa, sin importar su condición.

Así de esta forma, sin arrepentimiento de lo que hicieron en el pasado y traicionando su propios “principios”, con un comportamiento pueril ante la tragedia, los Diputados del próximo partido político, después del 2024, de tendencias ultraderechistas Frente Amplio por México, FAM, a los dos días del paso de Otis, su vocera y próxima candidata Xóchitl Gálvez, exigía que los recursos del Fonden que hacienden a mas de 25mil millones de pesos, se incrementaran en 50 mil millones; la senadora Gálvez con su afán protagónico en tribuna, casi al punto del llanto, suplicaba al Presidente por los damnificados, se duplicara la cifra. Pues bien, ahora que revisan el presupuesto de la federación, el gobierno federal etiquetó 61mil millones para la reconstrucción de Acapulco, prácticamente 11mil más de lo que “ordenaba la señora”, eso tampoco les gustó, ahora requerían 100mil millones, hay que reconocer, que, ante semejante tragedia, no hay dinero que alcance, con zafarrancho y todo, se aprobó el presupuesto del oficialismo.

 No todo quedo ahí, para demostrar su “empatía con los caídos”, los de abajo, los desarrapados, para combatir sus remordimientos de su negro y oscuro pasado y no sentir sus recuerdos en el corazón, de forma cínica,  el detestable  Diputado Rubén Moreira priista de corazón,  en tribuna exigía que los 50 mil millones que se destinarán al pago de intereses del Fobaproa, hoy IPAB, se enviaran a Guerrero, sin remordimiento alguno por sus pecados, se pronunció de esta manera asesorado por Miguel Ángel Gurría “ el exterminador”, porque gracias a él, los mexicanos desde 1995 pagamos año con año, una deuda privada que es  de los bancos, nuestros impuestos solventarán  a la banca hasta el año 2070 y todo porque el PRI era el partido hegemónico.  

La privatización de los bancos con Salinas de Gortari, “el innombrable”, representó el 83% de todas las ventas del estado al sector privado. El error de diciembre de 1994 hace evidente la fragilidad de la economía, y para 1995 el presidente Zedillo, Gurría y compinches panistas aprueban endeudar al país, bajo el pretexto de proteger los ahorros de los cuentahabientes, a los ricos banqueros se les regaló un billón de pesos, nada más falso que todo este sacrificio se hizo para proteger al pueblo, los ahorradores perdieron todo, los bancos continuaron creciendo, hoy los seguimos subsidiando con millonadas.  La banca de actual mexicana con sus estratosféricas utilidades, pueden ya solventar cualquier perdida, para muestra es que al cierre de del 2022 los bancos obtuvieron una utilidad brutal, 235 mil millones de pesos, para este año se espera que rebase los 270 mil millones, entonces, creo llegó la hora de retirarles el apoyo que les dio el PRI, en un claro y descarado crimen de Estado.

¿Por qué la propuesta del PRI la manifiestan hasta ahora? Por su afán protagónico ente el dolor de los acapulqueños y los habitantes de la costa guerrerense; sin pudor, las tribus perredistas realizan una marcha hacia la Ciudad de México exigiendo respuestas, politiquería barata, después propuestas de protección civil que nunca promovieron estando en el poder, ahora como las chachalacas que son, gritan exigiendo se dispongan de los recursos destinados al pago del Fobaproa para aliviar el dolor costeño.

Como la hipocresía esta de moda, la Gálvez desmiente que está detrás de la marcha de los 200 perredistas, después retira su propuesta de protección civil en la cámara alta, pero sobre los fondos del IPAB, bailan y cantan la danza de los viejitos, para ver si le regresa la juventud y tener memoria.

En el mes de junio del presente año, hace apenas unos meses antes de la tragedia de Otis, se presentó una propuesta para que el dinero que se destina a los bancos, ya no se les diera, y se destinaran a otras cosas, la propuesta vino del PT y ¿Quién creen que se opuso? Nada más y nada menos que Rubén Moreira y sus colorines frentistas, incluyendo a la gelatina de la Xóchitl, aficionada de los bailes autóctonos; con que cara hoy se quieren ver dulces y bondadosos “el Fobaproa es un gran fraude del siglo, y hoy es un crimen que permanece impune” con los altos intereses de esa deuda, a casi treinta años, la suerte principal ya se pagó tres veces.

“De lengua me como un taco”. De no pagar los 50mil millones de intereses que provoca la deuda del rescate bancario y empresarios financieros, el país de inmediato caería en una crisis de credibilidad financiera, pasaríamos a “país riesgo” para la inversión, las inversiones se irían, tendríamos una fuga de capitales inminente y rápida, por lo tanto, la inflación se dispararía, el desempleo seria imparable.

Cabe mencionar que Miguel Ángel Gurría, hoy el arquitecto de Proyecto de Nación de Xóchitl Gálvez, fue el artífice del Fobaproa, es quien endeudó al país por 50 años.
Con todos sus títulos y su paso por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) Gurría, sacó la cara para mal asesorar a los estultos, torpes, cretinos diputados y senadores del Frente Amplio Por México,

Razonemos para entender realmente, quienes son un serio peligro para el país.
Nos saludamos pronto.
OSCAR ESQUIVEL