Sábado 2 de Marzo de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Visita el hogar del conde Drácula en Transilvania

AD | 12/10/2023 | 16:24

En el Corazón de Europa del Este, en Rumania, se encuentra Transilvania, una región envuelta en misterio y leyendas. En ésta que combina la historia, el misterio y la belleza natural de manera única. Ya sea que estés interesado en la leyenda de Drácula, la arquitectura medieval o simplemente desees explorar un paisaje hermoso, Transilvania tiene algo que ofrecer a todos los visitantes.
 
¿Dónde está Transilvania?
Transilvania se encuentra en la parte central de Rumania, país de Europa del este. Situado entre Ucrania al norte, Moldavia al este, Valaquia al sur y Hungría al oeste, Rumania cuenta con un paisaje montañoso espectacular, arquitectura medieval bien conservada, múltiples castillos y una de las carreteras más bonitas.
 
Para llegar, basta con aterrizar en el aeropuerto de Cluj-Napoca, que es el más cercano a la localidad. Además, es internacional, así que se pude llegar desde cualquier destino.
 
¿Por qué Transilvania es famoso?
Transilvania es famosa, ante todo, por ser asociada con vampiros, especialmente el legendario personaje de literatura, Drácula, de la famosa novela de Bram Stoker que lleva el mismo nombre. La región se ha convertido en un ícono de la cultura popular relacionada con estos personajes.
 
Además es un lugar frio y lleno de misterio, se puede comer delicioso, pero siempre con el típico sabor de Europa. Además, las mejores temporadas son el otoño y el invierno, pues se disfruta muchísimo más el lugar.
 
¿Cuál es el origen de Drácula?
El personaje del Conde Drácula, fue inmortalizado por el escritor irlandés Bram Stoker en su novela Drácula, publicada en 1897. Éste está inspirado por la figura histórica de Vlad Tepes —también conocido como Vlad “el Empalador” o Vlad Dracul— quien fue un príncipe de Valaquia, una región vecina de Transilvania entre 1456 y 1476. Desafortunadamente, fue conocido por su crueldad y tácticas brutales, ya que se dice que su reputación sanguinaria contribuyó al mito del propio Drácula. Sin embargo, Stoker nunca sugirió un vínculo real con el príncipe.
 
Aunque Bram Stoker nunca visitó Rumania y se basó en descripciones que le daban otras personas para realizar la obra. El castillo de Bran, que al ser el único en toda Transilvania que se acerca a la descripción del hogar del vampiro en la novela, ahora es conocido como el castillo de Drácula. Incluso se dice que el autor utilizó una ilustración del castillo de Bran en el libro de Charles Boner, Transylvania: Its Product and Its People de 1865.
 
Otros mitos locales también hicieron crecer el de Drácula, por ejemplo, existe la creencia en los pueblos cercanos del castillo de Bran que los steregoi (o strigoi) son reales; es decir, los espíritus malignos o fantasmas que llevan una vida normal durante el día, pero durante la noche sus almas abandonaban los cuerpos humanos para atormentar a las personas. Stoker escribió que dichos seres sufrían la maldición de la inmortalidad y se multiplicaban con las víctimas, haciendo crecer el mal en el mundo.
 
¿Qué otros lugares hay que ver en Transilvania?
Transilvania es más que solamente el castillo de Drácula y bosques fascinantes. Cuenta con varias ciudades y pueblos con estilo y personalidad únicos:
 
Cluj-Napoca: Es la ciudad más grande de Transilvania y un importante centro cultural, educativo y económico en la región. Tiene una vibrante escena artística, festivales y vida nocturna que lo han convertido en un destino para los jóvenes nacionales e internacionales. Además, cuenta con múltiples instituciones académicas que han hecho de la localidad un centro de innovación en el país. La Plaza de la Unión en el centro de la ciudad está rodeada de majestuosos edificios barrocos y de la Iglesia de San Miguel, parte del encanto de Cluj-Napoca.
Bra?ov: Situada en el corazón de Transilvania, Bra?ov es una ciudad que combina la belleza natural de los Cárpatos con un patrimonio arquitectónico estupendo. En su casco antiguo, se encuentra la Iglesia Negra, una imponente iglesia gótica, y la Plaza del Consejo que está rodeada de coloridas casas medievales. La montaña Tampa, que domina la ciudad, ofrece una vista panorámica espectacular y es una gran opción para hacer hiking y apreciar la ciudad desde lo alto. Es un destino ideal para aquellos que buscan una combinación de historia, cultura y naturaleza.
Sighi?oara: Conocida como la cuna de Vlad el Empalador, Sighi?oara es una ciudad medieval muy bien conservada. El casco antiguo es un laberinto de callejones empedrados, casas coloridas y el ícono de la ciudad, la Torre del Reloj. Sighi?oara emana un ambiente medieval y es un lugar perfecto para sumergirse en la historia y el encanto de Transilvania.
Timi?oara: A menudo llamada la "Pequeña Viena" debido a su arquitectura de influencia austrohúngara, Timi?oara es una ciudad vibrante en el oeste de Rumania. Cuenta con múltiples plazas, edificios históricos y el río Bega que atraviesa la ciudad, lo cual la convierten en un lugar con la mezcla perfecta de arquitectura y vida urbana. Timi?oara jugó un papel importante en la Revolución Rumana de 1989, un evento que marcó el camino hacia la democracia en el país y que hacen de esta ciudad un must para los amantes de la historia.
Sibiu: Sibiu es famosa por su casco antiguo medieval extremadamente bien conservado, así como su patrimonio cultural. La ciudad fue designada Capital Europea de la Cultura en 2007 y es un destino turístico importante en Transilvania. Una característica de Sibiu es las casas con ojos,(casele cu ochiuri en rumano). Este nombre se debe a las ventanas en los techos inclinados de las casas tradicionales que se asemejan a la forma de un ojo humano; éstas eran utilizadas originalmente como lucernarios para permitir la entrada de luz natural en los áticos.