Martes 27 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

10 lugares baratos para viajar en Asia en 2023

Glamour.mx | 10/10/2023 | 15:38

¿Has pensado en viajar a Asia? Reconozcámoslo: hacer un viaje internacional puede requerir mucha planificación. Desde encontrar los mejores hoteles hasta buscar descuentos en las aerolíneas y elegir entre su extensa lista de viajes, hay mucho que hacer antes de decidir el momento, el lugar, la ocasión y el destino perfectos para viajar. Pero lo único que influye en todos estos factores es el presupuesto. Por eso, para facilitar la planificación, hemos elaborado una lista de 10 países baratos de Asia que inclinan la balanza gracias a sus bajos tipos de cambio.
 
Vietnam
Vietnam depara al viajero un vertiginoso puñado de sorpresas. Hay terrazas de arroz surrealistas, templos impresionantes y unos 3.000 km de costa tropical. Los túneles de Ho Chi Min te guiarán por el pasado del país, mientras que una impresionante variedad de bares y restaurantes te permitirán saborear la comida y la cultura locales. Y luego están las majestuosas montañas kársticas con sus cuevas, sumideros y masas de agua que serpentean por el valle, una belleza que se aprecia mejor en persona.
 
 
Tràng An, Ninh Bình, Vietnam
 
Laos
Los que quieran ir más allá de las trilladas sugerencias de Tailandia y Vietnam, pueden dirigirse a Laos. Este país del sureste asiático presume de una belleza esmeralda con plantaciones de té y ríos vírgenes. En el archipiélago de las Cuatro Mil Islas, en el río Mekong, te encontrarás totalmente alejado de la vista de selvas de hormigón, con nada más que roca y agua hasta donde alcanza la vista. También hay amplios bosques por los que pasear y parques nacionales que visitar. En la capital, Luang Prabang, encontrarás wats y templos por todas las calles, innumerables hoteles boutique y arquitectura francesa.
 
 
Indonesia
Para ser un país enclavado en el borde de fuego del Pacífico, Indonesia es un lugar genial: se pueden recorrer sus cientos de volcanes activos, pero también experimentar el lujo sensual, las playas doradas y las aguas caleidoscópicas del país. Está Bali, con sus villas de ensueño, y su prima Sumba, más tranquila, con sus caballos salvajes y sus rompientes de surf. También está Yakarta, con sus restaurantes al aire libre, para los que quieran saborear la vida urbana, y los numerosos parques nacionales que salpican el país, para echar un vistazo a la vida salvaje de Indonesia.
 
 
Camboya
Camboya, alimentada por el río Mekong, está bordeada de playas impresionantes y poblada de majestuosos lugares religiosos. Alberga uno de los templos más grandes del mundo, Angkor Wat, donde el sol sale justo por detrás de la torre central durante los veranos. Aquí también se puede pasear con elefantes, montar en trenes de bambú en Battambang y asistir a un circo artístico sin animales en Phare Ponleu Selpak.
 
 
Myanmar
En Myanmar, sobrevuela Bagan en globo y observa cómo las antiguas pagodas de la ciudad empiezan a iluminarse al amanecer: es la forma ideal de tener la cabeza en las nubes, literal y figuradamente. Un viaje a Myanmar te desconectará del mundo real tal y como lo conoces. Los edificios coloniales de Yangon, los caminos de tierra del lago Inle, paisajes vírgenes, lugareños acogedores con preciosos pareos y mucho más te esperan aquí. Las rutas gastronómicas por Myanmar son otro trozo de aventura; la comida del país ha recibido influencias de la mayoría de sus países hermanos y refleja una diversidad de sabores única.
 
 
Sri Lanka
Las calles de Sri Lanka tienen una gran oferta de especias frescas, antigüedades y ropa, que pueden parecer más baratas al viajero. Pero el país es mucho más que ir de compras: desde playas interminables e impresionantes ruinas hasta comida para chuparse los dedos. Visita templos antiguos, escala las cumbres y contempla los lugares coloniales de Colombo mientras estés ahí.
 
 
Armenia
Esta nación transcontinental ofrece experiencias insólitas. La impresionante arquitectura medieval se alza sobre impresionantes escenarios naturales, como el monasterio de Geghard, en Kotayk, semiesculpido en una roca. Y el coñac no es la única bebida que abunda en Armenia: en cualquier rincón encontrarás fuentes con agua fresca de manantial para beber. Visita también la montaña bíblica de Ararat, que hoy suministra uvas frescas para una amplia gama de vinos del país. Y luego está el teleférico de las Alas de Tatev. Un viaje de cinco kilómetros en el teleférico de doble vía más largo del mundo, a unos 1.000 pies sobre el suelo, una experiencia no apta para miedosos.
 
 
Nepal
Viajes sin visado, un tipo de cambio más bajo y un mar de joyas ocultas: ¿qué puede no gustar de Nepal? Además del Everest, en Nepal se pueden escalar siete de los picos más altos del mundo. Si eso te parece demasiado ambicioso, recorre los templos y monumentos de la llanura de Katmandú, observa la fauna salvaje en los parques nacionales de Chitwan y Bardia y sumérjete en la cultura budista tibetana en Mustang.
 
 
Bután
Bután es para el viajero inmersivo que busca perderse en la cultura de un país. No te pierdas la danza budista de máscaras, una celebración cultural de la comunidad Drametse que sólo tiene lugar dos veces al año. Recorre la recién inaugurada Trans Bhutan Trail, una ruta de 403 km que le permitirá caminar, correr o ir en bicicleta desde Haa, en el oeste de Bután, hasta Trashigang, en el este. El reino del Himalaya ofrece una interminable belleza natural, vida salvaje, cultura y espiritualidad.
 
La ruta, que atraviesa 27 aldeas locales, docenas de templos y 12 puertos de montaña, permite experimentar una buena parte de todo ello. En Thimphu, visita tiendas y restaurantes locales que sirven comida tradicional butanesa, desde fideos salteados hasta momos. Y aunque las tarifas hoteleras puedan parecer más elevadas de media que en otros países de la región, no es imposible encontrar una estancia decente en el país por menos dinero.