Viernes 23 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Secretaría de cultura era el “patito feo” del gobierno

Miguel Ángel Guerrero | 05/10/2023 | 04:04

Desde hace muchos años la secretaría de cultura ha sido el “patito feo” de las administraciones estatales cuya titularidad ha servido a los gobernantes para colocar a los cuates, funcionarias consentidas y hasta parientes perfil del que parece escapar el flamante nuevo encargado de esta secretaría el exalcalde y exrector de la UASLP Mario García Valdez quien le cayó como anillo al dedo al gobernador Ricardo Gallardo Cardona para cubrir el hueco abierto en su equipo por la salida de la que fungía como titular Elizabeth Torres cuya experiencia en el ramo consistía en haber trabajado en el área de administración de una empresa televisiva local.

Por los cargos que ha desempeñado puede decirse que García Valdez no llega sin herramientas para hacer frente a su nueva responsabilidad pues tanto en la Universidad como en el ayuntamiento capitalino que encabezó en su tiempo había dependencias dedicadas a atender la divulgación cultural y que se recuerde, no tuvo quejas o reclamos por desatender la tarea cultural lo que lo hace no ser un improvisado absoluto en su llegada a la secretaría.       

Esta secretaría pasó por etapas en las que no existió como tal sino como una labor que alguien tenía que atender como fue el caso del gobierno del profesor Carlos Jonguitud Barrios en el que la responsabilidad de encargarse de los eventos culturales importantes como lo fue el festival primavera potosina se la asignó a su entonces directora de turismo Virginia Robledo.
Varios años después y ya señalada la dependencia como instituto estatal de cultura tuvo como titular a Eudoro Fonseca Yerena este sí con amplia trayectoria en el ámbito de la cultura local y de la capital del país lo mismo que Armando Herrera Silva presunto sobrino del exgobernador Fernando Silva designado por Juan Manuel Carreras a los que tocó lidiar con el desbarajuste que dejó en la secretaría Fernando Carrillo cuestionado intensamente por los creadores potosinos por la marginación que sufrían en el reparto de becas y supuestos manejos financieros no muy claros.

De esta manera Mario García llega a hacerse cargo de una dependencia que ha sido siempre menospreciada por los gobernantes cuyo manejo se lo dejaban a personas que generalmente la veían como negocio particular o fuente de trabajo para parientes y amigos, en una tarea de la que puede salir adelante con la experiencia que ha logrado acumular a lo largo de su trayectoria cargo con el que puede jactarse de ser uno de los pocos exrectores de la UASLP en ser llamado a un puesto de primer nivel en el gobierno luego de su paso por nuestra máxima institución por lo que seguramente dejará para después pensar en el juego electoral del 2024, como algunos directivos del partido le han planteado.