Viernes 23 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Cómo tener más energía mental y hábitos para aumentarla

GQ | 02/10/2023 | 17:07

No tener energía mental es como si tu cerebro no tuviera combustible, lo que dificulta el proceso e toma de decisiones, afecta la concentración, mata la productividad e incluso te deja con un estado de ánimo terrible, lo que hace que no te puedas relacionar bien con los demás y que ni siquiera puedas disfrutar de las cosas que te gustan.
 
Es normal que tu mente se sienta cansada o fatiga después de un día o una semana de muchos trabajo o situaciones estresantes, eso no te hace peor que nadie y no significa que no eres bueno en tu trabajo o en la vida, pero es importante que no te quedes ahí y que encuentres la manera de darle la vuelta a la situación.
 
Lo bueno de la energía es que no es algo fijo y, así como puede bajar, hay muchas cosas que puedes hacer para aumentarla, para que tu mente se mantenga poderosa y enfocada, y puedas superar cualquier reto u obstáculo en el camino.
 
Hay que tener en cuenta que la mente es muy poderosa, incluso más que el resto de los músculos del cuerpo, pero debes ayudarla a que trabaja a un buen ritmo y a que cosas como el burnout o la fatiga no la afecten demasiado, y para eso hay que poner algunas cosas en práctica, porque la energía mental es lo que te permite aprender, tomar buenas decisiones, recordar cosas e incluso mantener tus emociones controladas, según explica Healthline.
 
La energía mental y los buenos hábitos para aumentarla
 
Cuida lo que comes
De acuerdo con Healthline, hay muchos alimentos que son buenos para el cerebro y permiten que mantenga un buen nivel de energía, como es el caso del pescado graso, como el salón, las nueces, los vegetales de hojas verdes, las frutas cítricas, el huevo y las proteínas magras como el pollo o el pavo.
 
Y es que, así como los músculos, lo que comes también alimenta a tu cerebro y le permite realizar todos sus procesos de mejor manera. Y dentro de la dieta también debes considerar la hidratación, ya que un cerebro deshidratado no funciona tan bien como uno que si está hidratado.
 
Ponte a leer
Leer tiene todo tipo de beneficios, te ayuda a aprender, puede ser una fiesta de inspiración, mejora tu vocabulario y mantiene a tu mente activa. LinkedIn explica que leer algo nuevo mejora las conexiones neuronales de tu cerebro, estimula la creatividad y la imaginación, y ayuda a que tu mente se mantenga enfocada y con más energía al estar trabajando.
 
Trabaja las relaciones correctas
Tener buenos amigos y relaciones es un factor importante tanto para la felicidad como para la longevidad, y Choosing Therapy dice que también es esencial para la energía mental, ya que esto permite que te mantengas más positivo, que despejes tu mente e incluso que mantengas tus niveles de estrés bajo control, y con esto puedes tener una especie de recarga de las baterías mentales.
 
Cambia tu lugar de trabajo
Tener una rutina de trabajo es positivo y permite que seas organizado, pero, de acuerdo con LinkedIn, cuando esa rutina te lleva a trabajar siempre en el mismo lugar, tus sentidos se pueden adormecer y tu capacidad de reacción se vuelve lenta, es por esto que se recomienda hacer cosas como cambiar de lugar de vez en cuando para tener estímulos distintos y que estos permitan que la mente se mantenga activa y energizada.
 
Evita el multitasking
Muchos de nosotros pensamos que hay que hacer todo al mismo tiempo para poder acabar los pendientes y cumplir las responsabilidades, pero el multitasking en realidad es uno de los peores enemigos de la energía mental, ya que te obliga a dividir tu atención en muchas cosas, lo que, de acuerdo con Choosing Therapy, termina aumentando el estrés, la ansiedad y la falta de enfoque.
 
Toma pequeños descansos
Los expertos recomiendan que te pares de tu lugar, camines un poco, salgas a tomar el sol o te pongas a hacer algo que te guste y te relaje varias veces al día. La concentración y la energía no son eternas, por eso hay que tomar pequeños descansos a lo largo del día para que puedas recuperarte y mantenerte productivo. Y no tiene que ser mucho, 5 minutos lejos de tu computadora pueden hacer una gran diferencia.