Viernes 23 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Los nombres de los que pueden ser

Filiberto Juárez Córdoba | 02/10/2023 | 00:18

YA SE EMPEZARON a manejar nombres y muchos a emocionarse por las posibilidades, pero no deben olvidar que en política –bueno, en la grilla- a veces se sueltan nombres para tantear el terreno y para mantener a buen resguardo a quién de verdad va a ser. Claro que hay excepciones, por ejemplo, el de Claudia Sheinbaum, que desde siempre dijeron que ella iba a ser y es, pero esos son otros datos. En las elecciones locales, ya el mismito gobernador ha dicho que para la presidencia municipal de San Luis Potosí, por el Verde, sería un buen candidato, el secretario de Desarrollo Económico, Juan Carlos Valladares. Después incluyó en los posibles a los diputados, Sonia Mendoza Díaz y Gilberto Hernández Villafuerte. Para Soledad de Graciano de Graciano Sánchez, señaló la posibilidad de la reelección de Leonor Noyola, o la candidatura del diputado Juan Manuel Navarro. Tiene cartas entonces el Verde para los municipios más poblados del estado. El PAN, en voz de su dirigente nacional, Marko Cortés, al asistir al informe del alcalde sanluiseño, manifestó que, Enrique Galindo, puede buscar la reelección o ser un buen candidato al senado. Si, Galindo, se decide por buscar la senaduría, David Azuara, sería la opción para la alcaldía, según Marko Cortés. Es raro, dijo alguien, que en el PAN se hable de un Azuara como carta fuerte. De Soledad, el líder panista, no dijo nada, hay que esperar a que las cosas avancen para ver si hay un valiente que le entre o avienten a ese territorio.

ANTE LO SEÑALADO por su líder nacional, hay voces panistas locales que opinan lo contrario. La opción para el panismo, a la alcaldía de San Luis Potosí, debe ser un candidato de trayectoria, capaz de conciliar las diversas corrientes. Hay que reencontrarse con los que han sido desplazados o se han alejado, y hacer a un lado la idea de que solo un grupo es el que tiene el monopolio de las candidaturas. Uno de los problemas de Verónica Rodríguez, como dirigente estatal, son los señalamientos de que ella está al frente, pero obedeciendo indicaciones de otro panista. Claridosa como es, ha dicho que la que toma las decisiones en el PAN es ella y lo ha demostrado, nos dijeron, pero el pronunciamiento de Marko Cortés, en favor de David Azuara, poco le ayuda. Tal vez por eso, creen, otros que pueden ser buena opción, como Octavio Pedroza, son buscados insistentemente por dirigentes de otras fuerzas políticas.   

POR EL LADO DEL PRI, el dirigente nacional, no dijo nada en ese sentido, porque está concentrado en que no le ganen una posición: la dirigencia estatal del PRI. Él, envió a Sara Rocha y a Frinné Azuara –en el PRI también hay Azuaras- para que se hicieran cargo de la presidencia y de la secretaría general. Hasta ahí todo bien, pero resulta que tenían que hacer un proceso, conforme a los estatutos, de hecho una elección, para validar esas designaciones. Así las cosas se convocó a la elección para la renovación de la dirigencia, el caso se complicó porque teniendo todo ganado no quisieron correr ningún riesgo y maniobraron para que quienes quisieran participar no reunieran los requisitos. Una fórmula, la de Edmundo Torrescano y Erika Velázquez, hizo lo que pudo, pero solo consiguió un dictamen que declaraba improcedente su registro. Quedando únicamente reconocida la fórmula de Sara Rocha y Frinné, lógico es que obtuvieran un rotundo triunfo. Al considerar violados sus derechos político partidistas, los rechazados, recurrieron al Tribunal Estatal Electoral. Independientemente de que en su desempeño como presidenta, Sara Rocha, ha enfrentado conflictos con la militancia y liderazgos destacados, por algunas decisiones, como la integración del Consejo Político, y hasta desacuerdos con Frinné Azuara, ahora se le complicaron más las cosas, pues el TEE, declaró invalido el dictamen que niega el registro a Edmundo Torrescano y Erika Velázquez, y ordenó la reposición del proceso. En esas condiciones, Sara Rocha y Frinné Azuara, dejan de ser dirigentes formales. En su visita a San Luis Potosí, Alejandro Moreno Cárdenas, en lugar de promover los perfiles con los que el PRI, puede dar la batalla, hizo un pronunciamiento fuerte, diga lo que diga el Tribunal Electoral y lo que pretendan algunos militantes, Sara Rocha, es la presidente y se acabó. El PRI atenderá en lo jurídico el asunto, pero no habrá ninguna variación ni, al parecer, intento de conciliación con los inconformes. Como muestra de unidad, circuló una foto del dirigente nacional con el comité que encabeza Sara Rocha. Edmundo Torrescano, por su parte, señaló: “La unidad se construye, no se impone, esa es la línea en que nos hemos mantenido y mantendremos esa postura”. Dijo respetar lo que manifestó, Alito, pero agregó: “creo que hay un proceso el cual seguiremos atendiendo como corresponde, estamos atentos a que nos notifiquen la resolución y acataremos lo que dice la sentencia”. Espera poder participar en la elección y, si le ganan, seguirá militando en el PRI, sin ningún problema, asegura. En el caso de que se le siga negando su derecho a participar, se imponga el dedazo sobre el derecho, indicó que hay otras instancias legales a las que acudir, insistiendo en que la unidas no se impone. NOSOTROS DECIMOS:

En el PRI nada se impone,
La unión se da, con claridad,
Cuando el líder la dispone
¡Pues su dedo es una unidad!
adiestraysiniestra_3@hotmail.com
adiestraysiniestra@yahoo.com.mx
Twitter: @FiliJuarezC