Jueves 18 de Abril de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

El pintor y yo, los informes

Oscar Esquivel | 29/09/2023 | 01:51

¿De qué sirve si tu reloj marcha bien, si el reloj de la ciudad marcha mal? Porque en vano apelarás al sol, si llegas demasiado pronto o demasiado tarde. Hebbel 
Tal vez nunca encontraremos el equilibrio mesurado de los hombres del poder, pareciera que les cuesta trabajo ordenar las ideas que le aportan ciudadanos, su tiempo corre diferente, por eso, tanto tropiezo y holgazanería mental, donde las ocurrencias las vemos día con día.

Las tragedias comunales ocurren por dejarse llevar de la palabrería  en las campañas políticas, de los jilguerillos expertos en la oratoria, vanos en sus acciones ya como gobernantes, apuestan, como diría el psicólogo francés Henri Beyle quien dentro su agudo sentido de la observación del comportamiento de políticos y empresarios del siglo XIX, bajo el seudónimo de Stendhal afirmaba que estas personas embellecían sus sentidos con las ínfimas acciones que realizaban, muy atinadamente decía :  “ solo los méritos pequeños son partidarios de la mentira, que los favorece” Nada más acorde a nuestros tiempos.

Los potosinos hemos caído en trampas políticas bien diseñadas que hasta el más apto cae en ellas. Tenemos ante nosotros administradores que gobiernan para buscar el aplauso, va de gustos a formas, no siempre esos choques de palmas acreditan las buenas acciones, son más bien, la necesidad de sentir el júbilo en ocasiones les pagó, también existen aquellas personas que por necesidad o ignorancia acuden al padre, padrino, super combo, super Corp, para recibir alguna gracia.

Si durante todo el año Enrique Galindo Ceballos alcalde de la ciudad de San Luis Potosí, nos inundo de propaganda en camellones, en espectaculares redes sociales, ahora en sus anuncios por su 2º. Informe, se presenta en los miles de anuncios por la radio como “soy Enrique Galindo… Alcalde de la ciudad...”  sin hacer mención de sus actos, o los espectaculares que violan la ley de comunicación del estado, donde solo se escribe Galindo y una fotografía sobresale de él, como en campaña pues. Millones de pesos por un informe municipal tirados a la basura, solo para sentir la gloria personal.

 A su mensaje, dicen, que vendrán en su apoyo, los gargantones del Frente Amplio por México o sea el ratero, el huevón y le pendejo, no los ciudadanos para él de segunda, no están invitados.

118 millones de pesos en 1000 semáforos inteligentes, solo parece cambiaron las lámparas, o desconocen la ciudad un caos aquí y otro allá. 118 mil pesos por semáforo, cuando una lampara de semáforo cuestan alrededor de 15 mil pesos, los postes muchos ya existían ¿Qué los hace tan caros? Será el software a lo mejor, pero preferiríamos transparencia.

Con la ayuda de la federación, después de comenzar a atacar el problema de la falta de agua, muy tarde, por cierto, el edil visitó la presa del Realito solo cuando el gobernador fue al sitio, comenzó una campaña de concientización, prácticamente culpando al ciudadano por su negligencia, de sus propias palabras el alcalde comunicó “quince años de pozos inactivos” ahora se les dio mantenimiento, se perforaron tres más, entonces la sequía llegó, Interapas, ¿Dónde estaba? En 2022 compraron pipas, y no rehabilitaron nada para combatir los escases de agua. Una recomendación, en los pozos ya perforados construya tanques de almacenamiento.

Que el recibo puntual valga la pena pagarlo.

La pintura es su arma y su alma, la ocurrencia es su virtud, sus aciertos, mantiene la ciudad limpia, pero con baches, la cultura sus atinos, la pavimentación sin drenaje su “coco” ¡ojalá y no llueva! la policía un cuerpo de extorsión, por otro lado quiere construir un paso desnivel en avenida Himalaya, los vecinos dicen ¡sí! cuando hay avenidas enteras despedazadas, el domingo de pilas cuando se retiran los cientos de funcionarios y casi ningún vecino, limpiaron la zona, pero las bolsas de basura permanecen perenes, el alumbrado táctico es para que la “poli sí a” vea mejor y de alcance  a cuanto muchacho vea y los extorsione solo por su aspecto. Un alcalde al cien por ciento para la ciudad es loque requerimos, no una persona que el ego manifestado en su propaganda, sea mayor a sus acciones.

“Po-yo” el Pollo, soy totalmente apoyo, becas, asistencia, mochilas, uniformes, con tal de que los ahijados y ahijadas, estén felices, porque la felicidad la hago, la doy y la quito.

Ricardo Gallardo el escudero que nunca duerme, lo mismo da el insomnio que el sueño, solo pensando gastar lo que no hay; 4 mil millones de pesos la deuda a pensiones, un riesgo social que no ha medido, bajo el pretexto de realizar obras y más obra y muchas obras, la trasparencia no vale, sin oposición en el congreso, el ahora Instituto de Fiscalización Superior no tiene titular, y si nos descuidamos pasara el sexenio y continuaremos sin auditorías a la administración estatal.

En la mayoría de las obras realizadas, el sobre costo es el pan de cada día por mínima que sea, las licitaciones para concursar obra estatal, son por invitación restringida, gracias a los recovecos de la ley de obra pública. Los puentes en construcción en la capital y Soledad, son el ejemplo de desdén por el orden admirativo y de ejecución, las prisas le ganan para los informes obras se inauguran sin haber concluido.

La Feria Nacional Potosina, en un derroche “nada más gastamos 86 millones” para que la gratitud de los ahijados sea para siempre, dispendio en la fiesta, que la salud poco importa, el Covid 19 dejó varios infectados y muertos, se anunciaron la construcción de hospitales de tercer nivel en las diversas regiones del estado y aun no se ve para cuando el presupuesto les alcance.
A todos nos dijeron que la protección llegaría, que el miedo desaparecería ¿qué paso? el estado está en el top de los delitos, ineficiencia, corrupción o ganas de llevarla en paz (la misma política federal).
¡Sino quieren! ¡dejen de estar “chingando”! así se conduce el gobernador a quienes se oponen o simplemente no están de acuerdo, en alguna obra o acción, como el Barrio de San Miguelito, evidentemente la mayoría de los vecinos quieren la obra, pero no como se presentó el proyecto gubernamental, deshicieron las calles, desaparecieron el adoquín, lo peor de todo que la obra esta tirada, abandonada y si al gobernador le da tantita empatía ciudadana, tal vez reanuden las obras para el año que entra.

Estar ante la avaricia del poder, incontrolable, egocéntrica, majadera, controvertida, alejada, desorientada, vulgar, intocables, no habrá conciliación con los ciudadanos que alcance para resolver los graves problemas del estado. Pobres potosinos aquellos que aún creen en los políticos tradicionales, emanados de partidos corruptos y corruptores, bien por aquellos que creemos que la voluntad ciudadana solo será respetada por otro cuidando.

Nos saludamos pronto

Oscar Esquivel