Sábado 2 de Marzo de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

López Gatell desesperado, busca inmunidad

Victor Sánchez Baños | 25/09/2023 | 00:08

* Dice ir por la CDMX, pero quiere una senaduría

* Frenó vacunas a niños y medicinas contra el cáncer
* Dio uso ideológico a la salud; no fue para todos
*   Chiapas en eterna crisis; Gobernador se esconde
*   La otra venganza: bajan presupuesto a la justicia
 
En la venganza el más débil es siempre más feroz.
Honoré de Balzac (1799-1850) Escritor francés.
  
Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, es un personaje digno de varios estudios: psiquiátricos, jurídicos, judiciales e ideológicos.
Pero, lo más importante, es llevarlo ante la justicia de México o tribunales internacionales, por la destrucción de el sistema de Salud en el país. También, debe responder por la negligencia  e incompetencia, en el diseño de la estrategia gubernamental contra la pandemia de COVID-19 que, en el país, segó la vida de 700 mil personas.
Pero aún hay mas. Por sus acciones deliberadas, por incompetencia o con fondo criminal, que provocó un caos en la distribución de medicinas del sector público. A 5 años del sexenio de López Obrador, sigue el desabasto.

Aunado a lo anterior, por motivos ideológicos, más que técnicos, de salud o financieros, tomó el control de los órganos de la Secretaría de Salud, más allá de las líneas marcadas por su jefe el secretario Jorge Alcocer. Al saber que es un gran negocio la Cofepris, removió a sus directivos para otorgar directamente las autorizaciones para que medicamentos, vacunas incluso algunos alimentos pueden consumir en el país.

También es el autor de la contratación de médicos cubanos, quienes son explotados por el gobierno de Cuba, de Miguel Díaz-Canel. México les paga más de 100 millones de pesos, y a ellos sólo les entrega, a cada uno, diez dólares. El resto del dinero se lo queda la cúpula burocrática cubana qué vive en la opulencia mientras el pueblo se muere de hambre.

Por si fuera poco, la distribución de medicamentos en el país, reflejo ideológico de López Gatell, cilindreó a su jefe máximo al decirle que las medicinas son un gran negocio y que se lo estaban llevando unas cuantas empresas, entre ellas la enemiga comercial de los negocios que tiene el morenista Carlos Lomelí, en Jalisco, afín al lopezobradorismo.

Esta guerra provocó un agudo desabasto en el país de todo tipo de medicamentos, durante varios meses.  Las consecuencias de su actuar, lo seguimos viendo: carencia de medicinas, sobre todas las especializadas y, en especial, las caras; aquellas contra el cáncer de niños y adolescentes; contra enfermedades crónico degenerativas y para el tratamiento de problemas psiquiátricos .

Por si fuera poco, este doctor que dice a ver obtenido un título en la universidad Jon Hopkins, en Estados Unidos, con especialidad en inmunología, es el impulsor del llamado INSABI, el organismo, que será considerado el mayor fracaso en materia de salud del gobierno de López Obrador. Ante su fracaso, fue necesario la sustitución de todas sus actividades al IMSS bienestar, de Zoe Robledo
Qué decir de la estructura hospitalaria del país. Está en ruinas. Los equipos de alta tecnología, no reciben mantenimiento, por lo que los enfermos tardan meses en poder recibir un estudio o análisis. Muchos tienen cita, después de su muerte. Además, hay riesgo al usar los elevadores de clínicas y centros hospitalarios, por falta de mantenimiento.

En un país civilizado en donde se respeten las leyes, López Gatell habría sido detenido, juzgado y sentenciado por cualquiera de estos hecho, que son punibles en nuestras leyes. El sector salud será recodara como la dudable incompetencia de funcionarios de salarios bajos ya corrupción alta.

PODEROSOS CABALLEROS… RUTILIO: Una pregunta cándida: ¿alguien ha visto al gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón? Por aquello de los últimos acontecimientos que han ocurrido en aquella entidad, en los que debe dar una respuesta a todos los mexicanos. *** VENGANZA CONTRA LA SCJN: El gobierno de la 4T, sabe por dónde apretar a los enemigos  o, mejor escrito, a aquellos que no son simpatizantes del gobierno federal. El caso concreto es el de la Suprema Corte, a la cual van a disminuir su presupuesto en 15,000 millones de pesos. Además, despojan a jueces, magistrados, ministros y el personal del poder judicial, de un fondo de ahorro que no es del gobierno, ni de la corte, sino de los empleados de los juzgados mexicanos. El gobierno, en su también desesperación por tener recursos para el próximo año, que es electoral, busca tomar dinero de cualquier parte. Incluso robar los recursos de los trabajadores. Es la venganza por que no se somete el poder judicial a los caprichos presidenciales ni de la burocracia de la 4T.
vsb@poderydinero.mx
@vsanchezbanos