Sábado 24 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

No uses las chanclas de pata de gallo

Reforma | 20/09/2023 | 01:06

Si eres de las personas que al terminar tu rutina de ejercicio o de carrera y de inmediato te quitas los tenis y te calzas sandalias o chanclas de la llamadas "de gallo" estás cometiendo un error que podría derivar en una lesión.
 
 Si bien después de la actividad física, la cual propicia inflamación en los pies, se busca darles libertad y descanso, el uso de ese tipo de calzado está contra indicado porque no reúne las especificaciones propias para descansar o permitan una descarga de impactos en todas las extremidades inferiores, advierte el especialista en medicina del deporte, Edson Gómez.
 
 "Definitivamente no son recomendables las sandalias de uso común, que no estén hechas de un material específico para este tipo de descanso porque entonces no habrá tal. Muchas de estas sandalias, de pata de gallo, son muy planas y hay personas que tienen su pisada hacia adentro o hacia afuera, o el pie plano y eso les perjudicaría al grado de provocarles una fascitis plantar.
 
 "Un calzado normal que se vende en cualquier lado definitivamente no tendría que usarse, no ayudaría en específico para descargar las articulaciones", asevera Gómez.
 
 Incluso, el calzado de descanso para deportistas que se vende actualmente, según sus creadores, está confeccionado con la última tecnología para proporcionar descanso y relajación de los pies, piernas e incluso cadera, pero no son eficientes del todo porque deben combinarse con varios factores.
 
 "Hay una tendencia de empresas que crean un calzado de descanso para deportistas y se hace de un material específico, el cual absorbería los impactos de las articulaciones y distribuiría mejor el peso de una persona y esto beneficiaria en cierta forma a descargar las articulaciones y sí pudiera ayudar en el proceso de recuperación después de una carrera, por ejemplo.
 
 "Sin embargo no es el alivio de todos los males porque si antes no se llevaron un adecuado entrenamiento, alimentación y descanso e incluso el uso de un calzado deportivo, al final del día, aunque utilice cualquier tipo de calzado de descanso, no le va a terminar de ayudar del todo", apunta el especialista.
LO BÁSICO
 - Identifica tu tipo de pisada para que sepas qué calzado de entrenamiento y de descanso es el ideal para ti.
 - Al concluir tu rutina de ejercicio debes cambiar tus tenis, sobre todo si están húmedos por la transpiración.
 - Puedes usar algún calzado que no necesariamente sea de agujetas para que el pie no siga experimentado presión.
 - Evita las sandalias de uso común, por más cómodas que te sean ya que podrías generar una fascitis plantar.
 - Tras tu ejercicio o carrera no camines con los pies desnudos sobre ninguna superficie y menos si ésta es irregular.
 
 @ABasilioCANCHA