Miércoles 27 de Septiembre de 2023 | San Luis Potosí, S.L.P.
espectáculos

Ofrece la banda sueca Ghost 'liturgia' metalera en la CDMX

Agencia Reforma | 19/09/2023 | 12:39

Como una catedral del rock, de los cimientos a la cúpula, vibró el Palacio de los Deportes para recibir la visita del Papa Emeritus IV, alabado por unos 18 mil fieles confesos en el nombre de Ghost, según reveló la promotora del ritual.
 
 Lleno casi a rebosar se veía el otrora recinto olímpico para elevar las almas al son de la nueva liturgia, Impera, quinta producción de la banda sueca de metal sinfónico, que, durante su pontificado sonoro ha alcanzado el Top 3 unánime en los charts de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania y el país natal de la congregación.
 
 Las solemnes notas de la instrumental "Imperium" presagiaban el festín a las 21:04. Cayó el enorme lienzo blanco que cubría el escenario y apareció el enmascarado líder espiritual, autoproclamado Papa por la gracia de Tobias Forge, nombre real del cantante y agitador de conciencias, quien desató el frenesí inmediato con la psicodélica "Kaisarion", profecía de un imperio renovador.
 
 Con gabardina plateada, el artista se movía por todo el frente mientras al fondo un vitral estampado hacía las veces de altar.
 
 Sin disminuir ni un ápice la intensidad estalló "Rats", que los Nameless Ghouls, la banda que acompaña a Forge en estricto anonimato, ejecutaron cual oración perturbadora. Tanto, que el sonido se saturaba de modo infernal, mientras el público hacía cimbrarse el piso en fecha propicia para un sismo.
 
 "Hola, México, ¿tienen muchas ganas de rockear?", soltó Forge, de 42 años, convencido de que una palabra suya bastaría para desatar la locura.
 
 "Call Me Little Sunshine" fue más que celebrada por la parroquia capitalina. Uno tras otro, cada sermón, interpretado con glam shock rock, puso de manifiesto que el latín es una lengua muy viva, tal cual se recitó durante la apología luciferina "Con Clavi Con Dio".
 
 Forge, arropado por el clamor popular y por cualquier cantidad de mitras y hábitos de la tradición vaticana, invocó hasta la saciedad el nombre de México, aplaudido por fans entre los que abundaban monjas y sacerdotes siniestros.
 
 Pero si hubo una canción que llegó a retumbar en los corazones, en gradas y pista, esa fue "Year Zero", explosiva, coral hasta los cielos.
 
Papa Emeritus IV contempló luego con orgullo miles de luces encendidas para enmarcar el salmo "He Is", respondido al unísono.
 
 "Es lunes por la noche y ustedes deben volver temprano a casa", sugirió Forge, para provocar un rotundo no. "México es un lugar muy especial para nosotros", reconoció.
 
 Esta presentación se dio tres años y medio después del último concierto de Ghost en la Ciudad, en marzo de 2020, con la circunstancia de que quien, a la postre, sería la primera víctima mortal por Covid-19 en México, había asistido al Palacio a verlo.