Domingo 10 de Diciembre de 2023 | San Luis Potosí, S.L.P.
nacionales

Suma México 185 ambientalistas asesinados

Reforma | 13/09/2023 | 22:39

México sumó 185 defensores de la tierra y el medio ambiente asesinados entre 2012 y 2022, advierte el reporte anual en la materia de Global Witness, difundido este martes.
 
 Se trata, apunta, de la cuarta cifra más alta a nivel mundial, después de las de Colombia (382), Brasil (376) y Filipinas (281).
 
El informe indica que en México se registraron 54 muertes en 2021, y en 2022 se registraron otros 33.
 
 "No obstante, la situación general en México no dejó de ser alarmante para las personas defensoras de la tierra y el medio ambiente, y las agresiones sin consecuencias mortales, entre ellas la intimidación, las amenazas, el desplazamiento forzoso, el acoso y la criminalización, siguieron dificultando en gran medida su trabajo", alerta.
 
 Al menos 16 de los defensores asesinados el año pasado en México, detalla, eran indígenas.
 
La lista de las muertes incluye a 7 integrantes del Concejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata (CIPOG-EZ) asesinados entre mayo y noviembre en el municipio de Chilapa y a 3 integrantes del Movimiento Unidad por Coyomeapan, en Puebla, ejecutados en mayo.
 
 Global Witness destaca además el caso de la familia Baldenegro en Chihuahua.
 
"México también fue testigo del implacable ataque a personas defensoras de una misma familia: el padre del líder indígena rarámuri José Trinidad Baldenegro fue asesinado cuando él tenía solo 11 años. Años después, en 2017, también fue asesinado el hermano de José, Isidro Baldenegro, galardonado con el premio Goldman de Medio Ambiente en 2005. José fue una de las personas defensoras asesinadas en 2022", detalla el informe.
 
 Los asesinatos de defensores de la tierra y el medio ambiente, advierte la organización internacional, no son más que la punta del iceberg.
 
 "Por debajo se esconden innumerables agresiones (en su mayor parte sin denunciar) que, si bien no acaban con la vida de una persona defensora, sí que la transforman radicalmente. La criminalización es una de ellas", señala.
 
 "Las personas defensoras se están viendo obligadas a enfrentarse al propio sistema jurídico que debería protegerlas".
 
 Al presentar el informe, Laura Furones subrayó que no se trata solamente son estadísticas.
 
 "Detrás de cada cifra hay personas que están trabajando para proteger el planeta", indicó.
 
 La activista llamó la atención sobre el número desproporcionado de agresiones contra indígenas, defensores de la tierra y el medio ambiente.
 
"Los pueblos indígenas juegan un papel absolutamente esencial a la hora de proteger los bosques, la tierra y el planeta y por ello tal vez no sorprenda que estén siendo particularmente víctimas de ataques", señaló.