Lunes 15 de Julio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Claves para darte cuenta que eres feliz en tu trabajo

CQ | 14/07/2023 | 15:40

En algún momento de nuestras vidas, todos nos hemos hecho la fatídica pregunta: ¿soy feliz en el trabajo? Harvard tiene la respuesta. Encontrar un espacio de trabajo saludable es cada vez más difícil, y probablemente esa sea la razón por la cual la pregunta se plantea con mayor frecuencia. Si estás leyendo este artículo, es porque probablemente tú tampoco tengas la respuesta. Para iluminarte, la Harvard Business Review ha identificado los 5 factores que favorecen la felicidad en el trabajo.
 
En el mundo laboral, a menudo se piensa que la prioridad es la satisfacción y la felicidad del cliente. Sí, obviamente es importante e incluso vital para cualquier negocio. Sin embargo, lo que muchos CEO y otros jefes olvidan es que el sentimiento de sus empleados es crucial para el crecimiento a largo plazo. El estudio científico explica que una “empresa podría aumentar sus ingresos hasta en un 50% al mejorar la experiencia de sus empleados”. Porque sí, empleados felices = clientes felices.
 
La gente te escucha
Esto puede parecer obvio para cualquier persona con un mínimo de lógica, sin embargo, muchos directores lo olvidan. Lo fundamental para tener una buena experiencia laboral es escuchar a tu equipo cuando se expresa. En primer lugar, porque a menudo conocen mejor la situación del mercado y de los clientes que las personas en la cúpula jerárquica. Porque sí, ellos son quienes hablan e interactúan con los clientes.
 
En segundo lugar, porque un equipo que no se siente escuchado acabará estando menos comprometido e incluso podría volverse en contra de la empresa. Y, de hecho, a menudo se observa una gran diferencia entre el discurso de una empresa y sus acciones. Al realizar sus investigaciones, los expertos de Harvard se dieron cuenta de que el 49% de los directivos entrevistados alababan las condiciones de trabajo de sus empleados. Sin embargo, solo el 31% de estos últimos compartían esa opinión.
 
Confían en ti y tú confías en ellos
Ya sea que lo hayas experimentado directamente o que un amigo te lo haya contado, todos conocen la famosa y muy tóxica atmósfera laboral en la que te vigilan de cerca. Cada acción, cada movimiento, cada tarea, etcétera. Con el tiempo, este tipo de situación puede agotar mentalmente a un empleado. En un entorno de trabajo saludable, existen dos tipos de confianza.
 
La primera, y a menudo la única en el que pensamos, es la confianza de una empresa en su equipo. Pero hay una segunda confianza crucial, ¡la que viene de ti! Se trata de la confianza de un empleado hacia sus superiores o compañeros de trabajo. Cuando se combinan ambos tipos de confianza, se alcanza una confianza mutua que facilita enormemente las relaciones y el logro de objetivos juntos. Según Harvard, esta es la clave de la creatividad y la colaboración. “La confianza mutua mejora la retención, reduce la aversión al riesgo y contribuye al resultado neto”, señala el estudio.
 
Compartes los mismos valores que la empresa
A menudo, los valores de una empresa ocupan un lugar importante en nuestra elección de empleo. Sin embargo, puede suceder que esos valores cambien a lo largo de nuestro tiempo en la empresa. Por lo tanto, es fundamental asegurarse, de forma regular, pero no excesiva, de que tus intereses sigan siendo los mismos que los de la empresa. Pero para eso, primero es necesario que la empresa los comunique claramente y los respete.
 
Desafortunadamente, el resultado a menudo puede ser bastante decepcionante. Según el estudio de Harvard, solo “el 36% de los empleados encuestados se siente valorado y en el centro de la visión de la empresa”.
 
Reconocen tus logros
Una vez más, podría parecer obvio, pero no siempre es así. Harvard insiste en la importancia de este factor. “El reconocimiento puede ser una forma rentable de estimular el compromiso de los empleados, lo que tiene repercusiones positivas en la lealtad, la retención y la productividad”, precisa la revista.
 
El reconocimiento es, por lo tanto, fundamental y puede manifestarse de diversas formas. Como jefe, puedes obviamente felicitar a las personas que se implican más, pero también puedes cultivar este potencial ofreciendo nuevas oportunidades o siendo más flexibles en ocasiones con la persona en cuestión.