Viernes 23 de Febrero de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Xochitl, la flor del desierto

Oscar Esquivel | 07/07/2023 | 14:26

Cuanta alharaca como cotorras en primavera. Hemos visto cada cosa en la política mexicana que la ficción se queda corta, los reyes mueven sus piezas y los lacayos obedecen, parece regresamos a la edad media donde los miedos de la población eran por el desconocimiento básico de sus derechos, se les hacía creer que la vida tornaba en la religión y en el soberano, fuera de ahí, la brujería era la última frontera, las practicas oscuras, la adoración a las tinieblas, eran destrezas de los pensadores, de los osados en cuestionar todo aquello que no se comprendía, el populacho solo se presentaba como una masa enorme, deforme e ignorante.
 
De las 365mil personas pertenecientes a la población indígena del Estado de Hidalgo, a que grupo étnico pertenece Xóchitl Gálvez, otomíes, nahuas o tepehuas, su mestizaje, blanco ya lo sabemos, también conocemos que como dijo alguna vez, soy blanca con raíces indígenas, ¡vaya afirmación! todos los mexicanos venimos de ahí. Con gran esfuerzo salió a delante, muchos miles también, emprendedora tecnológica, hoy millonaria, dedica un porcentaje de sus ganancias al apoyar a personas marginadas para combate a la desnutrición loable labor. Catapultada en su imagen por ganar un amparo para que se le diera derecho de réplica en la mañanera del presidente López Obrador, no cabe duda, cuenta con un equipo de apoyo propagandístico eficiente, en unos meses la pusieron a trasladarse en bicicleta al senado, dicen que solo recorre dos o tres kilómetros al salir de su casa exclusivamente para ir al trabajo, no creo que vaya al mandado en bicicleta o al cine, por ejemplo, o tal vez un poco de ejercicio para recuperar la salud.
 
Durante cinco años los políticos de oposición se han empeñado en atacar directamente al presidente, que el señor López para aquí, el Peje por allá, insultos, descalificaciones, en fin, solo se ataca a su persona, pero atrás de eso ninguna propuesta de gobierno valida dejan ver los políticos oposicionistas, es más, ninguna se les ha escuchado hasta ahora, al ver todo esto, su jefe, guía político y espiritual el empresario dueño de Klimberly Clark Claudio X González, creo se dio cuenta que entre mayor sea el escarnio contra el presidente, la popularidad de este crecía y la población “medieval” que sigue al conservadurismo oligárquico, comenzó a sentir efectivamente que su lideres de colores, no presentaban un opción real y comenzaron a bajarse del barco, de pronto casualmente a uno días del proceso interno de la Alianza Va por México, aparece la “flor en el desierto” un estandarte en la aridez de las ideas, Xóchilt te haz de llamar y Claudio invocando a los dioses con su bastón de mando, ungió a la princesa otomí, para que en su carácter de heredera del pueblo mestizo, se convierta en la “responsable nacional de construir una frente amplio por México” y todo este premio es por aceptar los programas sociales del presidente, esos que aborrece Fox, Calderón.
 
El gran tlatoani Claudio X González, se dio cuenta que las obras y acciones del oficialismo son aceptadas por un amplio mayoritario número de mexicanos del cual, no será fácil de revertir, acciones que para algunos nos gusten o no, tiene amplia aprobación ciudadana.
 
En resumen, la Ingeniera Xóchitl Gálvez se ha convertido en la candidata del líder Claudio, ante el disgusto de los “curros” panistas, esos que carecen de empatía con la piel morena, con lostrajes típicos como los huipiles, las costumbres indígenas, sus artesanías, no se les quita el aire de superioridad racial, no perdonan el existo, ni la voltereta de su proceso interno impuesto por su líder. Ya en el año 2015 en San Luis Potosí, los herederos de la espada y la cruz, de las buenas costumbres, crucificaron a su candidata de tez morena, cuyo único pecado fue no pertenecer a la crema y nata del panismo de la alta sociedad, si no habría que preguntarle al candidato perdedor de las pasadas elecciones en el estado, una “prieta” se la cobró.
 
Parece que le resulto bien la estrategia, pensaron que unirse a cierto discurso izquierdista en un cuerpo de derecha podría resultarles, por lo pronto han arrinconado al tradicionalismo rancio y mal oliente del panismo, del PRI ni mencionarlo ese ya apesta. El pueblo, ese 30% que aun creen en los discursos de salvadores de desastre de la 4T, que tienen la solución a los problemas de inseguridad, de salud, educación, no nos dicen como lo harían, ni siquiera se atreven a mencionarlo, ellos esperan la llegada de su salvador, aunque represente lo que tanto odian.
 
Si la princesa Xóchitl Gálvez fuera la candidata y virtualmente ganara la elección presidencial, si nos gustaría conocer antes con quien se acompañaría en el gobierno, Alíto Moreno, Marko Córtes, regresaría Martha Sahagún o la asesoraría Fox o Calderón en seguridad, en sus acciones haría una reforma al poder judicial clamor de los mexicanos.
 
Xóchitl no es más que un producto propagandístico, que nace de la necesidad de la oposición de tener una cara nueva que tenga empatía con el mestizaje, aun cuando esto, deje cadáveres políticos oligárquicos y al final sus resultados sean desastrosos.
 
Veremos la gran verdad, Santiago Creel el candidato de los partidos políticos y sus compinches sociedades civiles, haciendo trampa y quedándose con esqueletos de militancia de elite solo para cuidar sus intereses mezquinos oligárquicos.
 
Xóchitl tiene oportunidad ganada de una fama que seguramente se convertirá en una acalorada defensora sin querer, de la 4T derechizada no sin antes pierde su efímera popularidad cuando su pasado o el fuego amigo la debilite al grado de darle una diputación plurinominal.
 
Nos saludamos pronto
 
OSCAR ESQUIVEL.