Lunes 15 de Julio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Consejos para tener sexo en temporada de calor

CQ | 30/06/2023 | 15:13

Elige bien la postura
A menos que quieras que tanto tú como tus sábanas queden empapados en sudor, vale la pena que tengas en cuenta el tipo de sexo que vas a practicar. Una ola de calor puede no ser el momento de probar una nueva postura que requiera una fuerza hercúlea, por ejemplo, o una que sea especialmente íntima. “Cualquier postura en la que haya menos contacto corporal completo (aparte del obvio contacto de apéndices y zonas íntimas que es necesario) es la mejor”, dice Ethan-Jay. “Para mí, el perrito, el guardaespaldas y el vaquero[/vaquera] o el vaquero [/vaquera] al revés son mis preferidas en la temporada de calor”.
 
Masturbarse mutuamente
La mejor forma de excitarse en plena ola de calor es hacerlo uno mismo. Pero si quieres tener a tu pareja cerca, puedes hacerlo tú mismo, pero juntos, o hacérselo el uno al otro. No hay posibilidad de que te empape el sudor, no tienes que temer lo mal que hueles (supongo que depende de lo cerca que te sientes) y ni siquiera tienes que estar en la misma habitación que ellos, gracias a un pequeño invento llamado sexo por videollamada.
 
Si están juntos, la elección de posturas es infinita: “Hay masturbación mutua de lado a lado, en la que se sientan uno al lado del otro y utilizan las manos del otro”, dice Ethan-Jay, “un 69 sin sexo oral, en el que ambos se recuestan de lado [y se masturban], o uno de ustedes se recuesta encima del otro. Puedes poner una pierna encima de la otra y acercarte para masturbar a tu pareja. O puedes probar lo que yo llamo ‘el abrazo’, en el que uno de los dos se sienta en el regazo del otro, uno frente al otro, y ambos se frotan [para masturbarse en pareja]”.
 
A la ducha
El sexo en la regadera suele considerarse un acto míticamente sexy, pero en realidad es un poco duro e incómodo. Eso no significa que no valga la pena intentarlo en una ola de calor. ¿Lavarse el sudor sobre la marcha? A mí me parece una buena idea. Solo tienes que decidir tu posición: ¿es uno de los dos lo bastante fuerte como para sostener al otro? Si te bañas, ¿te sientas y dejas que el agua de la ducha te bañe? Me temo que todo esto es cuestión de práctica, y puede que quieras practicar primero fuera de la ducha para evitar cualquier lesión que no quieras contarle al médico.
 
“No te olvides de los tapetes de baño”, dice Ethan-Jay, “no querrás resbalarte y romperte algo”, y añade que hay una mejora específica que no deberías olvidar: el lubricante. Pero ten cuidado con el lub que eliges: “Los lubricantes con base de silicona son los mejores para las duchas”, explica. “Los de base acuosa se lavan con demasiada facilidad y pasas más tiempo reaplicándolos que pasándotela bien”.
 
Abastécete de hielo
Si quieres un agente refrescante que no implique gimnasia en la ducha, siempre tienes la posibilidad de recurrir a los cubos de hielo. Además de bajar literalmente la temperatura, pueden incorporarse como parte del acto: para provocar y aumentar el placer. Pero, ¿cuál es la mejor forma de utilizarlos sin acabar empapados? “Despacio, con calma y en los puntos de excitación de tu pareja”, sugiere Ethan-Jay. “Para mí, mover el cubito lentamente de un punto a otro sin perder el contacto con la piel es siempre una buena forma de hacerlo. Pero, como siempre, todo depende de las preferencias y de cómo jueguen las distintas parejas. A algunas personas les gusta la corta ráfaga de frío en algunos lugares, y otras disfrutan del frío prolongado en más lugares”.
 
Hacerlo al aire libre
Probablemente, la ley me obligue a decir que GQ no apoya la infracción de la ley, pero eso no significa que el sexo al aire libre esté prohibido. Aunque hay muchas fisuras en la ley, sigue siendo legal tener sexo en tu patio, sin embargo, no hace falta decir que debes asegurarte de mantenerte alejado de ojos desprevenidos. Quizá tengas la suerte de tener un rincón privado de casa, donde sepas que nadie te verá, pero si no tienes la suerte de tener un jardín, siempre hay varias opciones que solo requieren un poco de imaginación.
 
Si vas a practicar sexo en cualquier otro lugar al aire libre, ten cuidado con los demás y procura mantenerte a salvo: “Si practicas cruising —actividad sexual en lugares públicos—, asegúrate de que puedes protegerte de algún modo”, dice Ethan-Jay, “conoce tus vías de escape y procura que puedas correr con lo que llevas puesto si es necesario”. Nunca hay que ser demasiado precavido. Si tu instinto te dice que algo o alguien está un poco ‘raro’, confía en esa sensación.