Viernes 19 de Julio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

'Papá, mamá: soy gay' ¿Cómo reaccionar?

Reforma | 27/06/2023 | 13:42

Cuando Elena Alvarado escuchó a su hija decirle que era bisexual, fue como si algo se derrumbara. Aunque nunca había sentido rechazo hacia las personas de la diversidad sexual, la noticia le impactó más de lo que se habría imaginado.
 
 "Fue una confrontación muy fuerte", cuenta la madre de Priscila. "No me imaginé que me moviera tanto. Fue como si de repente perdiera a mi hija".
 
 Sentía que todas las ideas que tenía sobre cómo debía ser una mujer chocaban con lo que la joven le decía. Y cuando al poco tiempo, su hija le compartió que tenía novia, Elena dejó de hablarle por casi tres semanas.
 
 "Decía 'si hablo, la voy a ofender, voy a decir cosas que no son las más adecuadas'", recuerda. "Quería procesarlo, entenderlo, encontrar algo para salir a flote".
 
 Ahí comenzó su camino hacia la aceptación que muchos padres y madres viven, al saber que su hija o hijo forma parte de la población LGBT+.
 
 Un proceso de duelo que para tantos inicia con negación, culpa, miedo, enojo, rechazo, incertidumbre y la pregunta: ¿Y ahora qué?
 
 "Se dice que cuando un hijo o hija sale del clóset, o los papás se enteran por alguna casualidad, viene un proceso de duelo", señala Alejandra Barrera, psicóloga y fundadora de Padres y Madres del Arcoíris A.C., y cofundadora del Instituto Familia Sociedad y Sexualidad.
 
 "Esto es porque se vienen abajo expectativas que tienen los padres de familia en esta cultura y sociedad donde estamos heteronormados. Todo tiene que ser heterosexual. Entonces los papás están esperando que su bebé sea niño o niña y se vayan a enamorar del sexo contrario".
 
 También suele ocurrir que tras la salida del clóset de la hija o hijo, ahora los padres son quienes entran en el armario: niegan lo que ocurre, evitan hablar de ello y hasta piden a los hijos que se escondan ante el resto de la familia.
 
 Aunque la vivencia es diferente en cada quien, es común que los padres no sepan qué decir o cómo actuar.
 En el marco del Día Internacional del Orgullo LGBT, que se celebra mañana, estas son algunas recomendaciones.
 
1. ESCUCHAR E INFORMARSE
 
 Antes de hablar o pensar algo, hay que permitirse escuchar.
 
 "Escucha lo que tenga que decirte. "No juzgues hasta que te haya dado la noticia", dice Maribel Sáenz Elizondo, coordinadora de la extensión de Equidad y Género de la Facultad de Psicología y líder de Osadía, grupo de apoyo para familiares de personas LGBT+.
 
 Algo que puede ayudar es la empatía: recordar que la persona pasó por un proceso de descubrimiento que tampoco suele ser sencillo y que a veces se vive en soledad.
 
 Si el impacto es mucho, se puede pedir un tiempo para procesarlo y es válido compartir con ellos el miedo que puede surgir de que algo les pueda ocurrir.
 
 "Tienen que decirles: 'perdóname, no entiendo esto, dame tiempo, voy a averiguar", recomienda la psicóloga Barrera.
 
 De lo que se trata, apunta, es tener un acercamiento con amabilidad, no rechazo, para reflexionar en conjunto.
 
 Además, es importante informarse sobre el tema para comprender la diversidad sexual y combatir los mitos.
 
 Y, sobre todo, que sea de fuentes confiables, especialistas en el tema.
 
 "Tratar de dialogar con tu ser querido, que te explique, y poco a poco van a ir logrando esa aceptación", recomienda Barrera.
 
2. HABLARLO Y BUSCAR APOYO
 
 Fue hace casi 20 años cuando Laura Estrada y Lauro González se enteraron que su hija, Priscila, es lesbiana. No estaban preparados para algo que saliera de lo tradicional.
 
 "Lo considerábamos como malo", recuerda Lauro.
 
 Para llegar a la aceptación, fue necesario compartir su sentir con otros padres y madres que pasaban situaciones similares.
 Ahora, el matrimonio brinda charlas a otros papás y mamás para apoyarles en su proceso.
 
 "Cuéntale a alguien en quien puedas confiar e intercambiar ideas, respecto a esta noticia que te acabas de enterar", recomienda Sáenz a los padres de familia.
 
 Sin duda, es mejor buscar profesionales que puedan acompañar en el proceso. Puede ser en lugares de apoyo como Padres y Madres del Arcoíris, Osadía, en terapia psicológica o la Iglesia Casa de Luz, espacio inclusivo a la diversidad sexual.
 
 "Siento que el miedo a que lastimen a nuestros hijos es el principal motivo por el que más sufrimos los papás", considera Laura.
 
 Ese temor también lo sintieron Mariana y Alejandro cuando su hijo adolescente les confió que era gay. Pensaron en el que dirán y hasta se culparon: "¿en qué fallamos como papás? ¿Lo consentimos mucho? ¿Afectó nuestra decisión de tener un solo hijo?".
 
 A ellos como a los papás de Priscila, les ayudó hablarlo en familia y acudir a terapia.
 
 "Hay que dejar de pensar egoístamente que el hijo viene a cumplir nuestras expectativas y sueños", apunta Elena, la mamá de la chica bisexual. "Hay que trabajar mucho en nosotros mismos".
 
3. MOSTRAR AFECTO
 
 En el hogar de Maricela González, ver una película, La Chica Danesa, que cuenta la historia de una mujer transgénero, ayudó a que hubiera una revelación: "mamá, soy un chico trans"
 
 "No sentí ningún conflicto ni rechazo ni me pregunté por qué", cuenta la madre del joven de hoy 23 años.
 
 "Cuando yo estaba embarazada de ti", le dijo, "antes de saber quién eras, yo te amaba. Y es lo mismo ahora, yo te voy a amar igual".
 
 Aunque puede ser complicado para algunos, las psicólogas recomiendan mostrar afecto y apoyo a los hijos.
 
 Las acciones pueden ir desde ver juntos películas con temáticas LGBT+, pedirles conocer a sus amistades de la población sexual diversa o a la pareja, en caso de tener.
 
 En el caso de buscar un cambio de nombre, acompañarles a pedir información sobre los trámites.
 
 "Poner a tu hija o hijo en contacto con adultos LGBT que puedan ser modelos de las opciones para su futuro", recomienda la psicóloga Barrera.
 
 En el caso de menores de edad, las especialistas recomiendan estar atentos a que sus hijos no sean agredidos en las escuelas.
 
 Lo que no se debe hacer, coinciden, es violentarlos, excluirlos de las actividades familiares, culparlos, exigirles que cambien ni obligarlos a mantenerse en secreto.
 
 "Esta salida de clóset no es un tema de equivocación, de haberla regado en algo", apunta la psicóloga Sáenz. "Es una forma de amar diferente a lo que se esperaría".
 
 PIDE APOYO
 Grupos de apoyo para padres
 
 Padres y Madres del Arcoíris
 - Redes sociales: @PadresyMadresdelArcoiris
 - Tel. 811-7904-578
 - Correo: padresymadresdelarcoiris@gmail.com
 
 Osadía
 - Tel. 818-0108-956
 
 Iglesia Casa de Luz
 - Facebook: Iglesia Casa de Luz ICM Monterrey
 - Tel. 813-622-0182
 - Diego de Montemayor 227 sur, Centro